Ya se exhiben los objetos rescatados del barco naufragado en el siglo XVIII

La muestra incluye cañones, vasijas, antiguas monedas españolas y una gran variedad de pipas de la época, sólo algunos de los 15 mil elementos hallados en el cargamento del navío. Cómo era la vida en la Buenos Aires del siglo XVIII? ¿Qué se comercializaba con España? ¿Cuáles eran los consumos y costumbres de la colonia? Algunas respuestas pueden encontrarse desde ayer en la muestra Los misterios de un naufragio en el Río de la Plata, donde se exhiben cañones, vasijas, monedas y hasta pipas de aquella época, que formaban parte de la carga del barco mercante español de 1747 que fue hallado en Puerto Madero en 2008. La exhibición, organizada por la Dirección General de Patrimonio e Instituto Histórico del Ministerio de Cultura porteño, fue montada en el Espacio Virrey Liniers (Venezuela 469), en San Telmo.

«Tenemos la hipótesis de que el barco tuvo una rotura de quilla en algún lugar con suelo duro, probablemente del lado uruguayo, y sometido tal vez a una situación climática difícil, llegó a esta costa. No se hundió en su totalidad; de hecho el sitio está vandalizado por los propios habitantes porteños del siglo XVIII», comentó el arqueólogo Javier García Cano, que dirigió el proceso de recuperación del pecio. Y agregó: «También hay que pensar en aquella Buenos Aires como una ciudad con 40 mil habitantes perdida en el mundo, sin materiales, sin madera, sin piedra, sin metal, y un barco de roble era como el paraíso.» La muestra deja ver algunos de los 15 mil elementos hallados en el navío, la mayoría con un sorprendente estado de conservación, como las botijas modeladas en torno. Esas cerámicas, ovaladas, alargadas o redondas del tamaño de una arroba, transportaban hasta 16 litros de vino o 12,5 de aceite. García Cano destacó como «piezas únicas» a la tabla tallada con dibujos y a las alcarrazas, cerámicas delgadas y blancas producidas en la Sevilla islámica, que «se usaban domésticamente para mantener fresca el agua y que no se encuentran en ningún otro sitio arqueológico, excepto uno, en Cuba». Carozos de aceitunas y tapones también perduran intactos. Una de las atracciones principales es el cañón de hierro fundido de ánima lisa y avancarga de 900 kilos, el arma naval por excelencia en aquella época. Lo que se ve es uno de los cuatro que encontraron en posición de estiba en la bodega. Según las autoridades, «se traían al puerto para ser comerciados», aunque participantes del proceso recordaron que «en esa época aún se obligaba a los barcos que llegaban de España a venir armados con cañones». El recorrido continúa con sogas, cuchillos, vasijas y pipas, en gran cantidad y con decoraciones de pescados, de gran uso en la población rioplatense, sobre todo cerca del puerto. Y un par de monedas que reflejan la desordenada economía española: son de ocho maravedíes, reselladas y deformadas a puro golpe de martillo, de la época de Felipe IV. Circularon en España hasta principios del siglo pasado. Mariano Darigo, arqueólogo, y Matías Warr, estudiante, ambos de la Universidad Nacional de Rosario y participantes de la excavación, desmintieron que se trate de un galeón, y contaron que debieron retirar a mano más de 20 toneladas de piedras que los navegantes usaban como lastre. Entre los objetos hallados, la mayoría de uso cotidiano, resaltaron una pelela de porcelana «de algún personal jerárquico», y destacaron «la preservación de muchos objetos. Después de Cayastá, es el mayor hallazgo de cerámica que hubo».  Largo como tres colectivos El barco, de 28 metros («del tamaño de tres colectivos», contaron), fue hallado de casualidad por un obrero que trabajaba con su excavadora en una obra privada en Puerto Madero. Estaba a diez metros de profundidad. La estructura completa fue trasladada a Barranca Peña, en La Boca, donde se encuentra reenterrada en las condiciones originales, y monitoreada, ya que en la superficie la madera se pudriría en poco tiempo. Ayer, durante la inauguración de la muestra, el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, se mostró «orgulloso» del proceso en el que trabajaron unas 35 personas de distintos ámbitos. El próximo paso será la elaboración de un documental y otro libro digital. por Gustavo Sarmiento Fuente: 

Leer también >>  Las contradicciones ideológicas y políticas de la lucha armada

 Diario Tiempo Argentino 28/9/2012

Ya se exhiben los objetos rescatados del barco naufragado en el siglo XVIII
4.4 (88.1%) 348 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú