Venden la casa en la que vivió Trotsky en exilio en Turquìa

Piden 4,5 millones de dólares por la vivienda donde uno de los ideólogos de la Revolución bolchevique pasó sus primeros cuatros años tras ser desterrado de Rusia en 1929. 

Dieciocho habitaciones, cinco baños y un inmenso terreno: la antigua casa del líder revolucionario ruso León Trotsky en la isla de Buyukada, frente a la costa de Estambul, está a la venta. Según un anuncio publicado el sábado en el diario Hrriyet, esta gran residencia de 950 metros cuadrados en medio del mar de Mármara busca dueño por 4,5 millones de dólares. Construida hace 150 años, la vivienda, de tres pisos, está edificada en un terreno de 3.600 metros cuadrados, según el anuncio. El revolucionario vivió cuatro años en esta casa cuando su primera residencia, situada en la misma isla, se incendió, explicó el exalcalde de Buyukada, Mustafa Farsakoglu, a AFP. Pero el nuevo dueño necesitará hacer reformas antes de entrar, ya que la casa no tiene calefacción y está en ruinas, según Farsakoglu. En 1929, el fundador del Ejército Rojo se instaló en la mayor de las islas Príncipe, el sitio elegido por la burguesía local para sus momentos de ocio. A partir de lo que puede observarse de las fotografías, tanto las actuales como las que tomó el fotógrafo James Hughes de los interiores en 2009, se confirmaría una sospecha que se tiene desde hace mucho años: nadie ha entrado a la casa desde que el ideólogo soviético la abandonó para irse a París. Las paredes desvencijadas, las vigas de madera caída y los vidrios rotos sostienen esta teoría, pero la mayor evidencia se desprende del estado interior de la vivienda. En 2010 Hughes publicó el libro Los espectros de Trotsky: los interiores de un exilio, donde volcó todo el material que produjo tras su recorrido por la vivienda. Las fotos de Hughes reflejan un escenario de abandono y ruina, una condición acentuada por los restos de su biblioteca, una cuestión particularmente relevante si se tiene que cuenta que los años más productivos de Trotsky fueron los que transcurrieron en Estambul. El líder ruso vivió en la mansión turca junto con su mujer Natalia, su hijo Lev y cuatro guardaespaldas, una medida necesaria considerando que era buscado tanto por los sicarios de Stalin como así también por los oficiales del Ejército Blanco, que habían sido derrotados por Trotsky unos años antes, y también se habían exiliado en Estambul. Se sostenía económicamente con artículos periodísticos que escribía para la prensa europea, y también era usual verlo bajar a la playa, a la cual llegaba tras atravesar un jardín que estaba al final de la casa. Si bien el deseo de la familia de que la casa fuera adquirida por el Ministerio de Cultura y Turismo de Turquía para convertirla en un museo no se podrá cumplir, el dueño ha asegurado que quien la compre deberá mantener el título de La Casa de Trotsky. Tras estadías en diversos países, Trotsky se estableció en México, donde fue asesinado por un agente de Stalin en 1940.  Fuente: 

Leer también >>  Cómo veían a la Argentina en 1919

clarin.com 3/8/2015

4.5
575
Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú