Van Gogh no se suicidó, murió de un disparo accidental

Vincent van Gogh no se suicidó; su muerte se debió a un disparo accidental de dos jóvenes que tenían una pistola en mal funcionamiento. Esa es la conclusión a la que han llegado los investigadores Steven Naifeh y Gregory White Smith después de 10 años de trabajo, con una veintena de traductores e investigadores, y de la revisión de numerosas cartas.

La idea de la muerte del pintor por una bala perdida es el eje de ‘Van Gogh, la vida’. El libro, a la venta desde hoy en Gran Bretaña, relata parte de la vida del artista, fallecido trágicamente a los 37 años.

Hasta ahora, se creía el 27 de julio de 1890 Van Gogh se pegó un tiro en el pechomientras paseaba por la campiña, en la localidad francesa de Auberge Ravoux, a las afueras de París, y que falleció dos días después a causa de la herida.

Sin embargo, los autores del libro afirman haber descubierto evidencias que apuntan a que dos chicos de la localidady una pistola en mal funcionamiento pudieron haber sido la causa de su fallecimiento, que el propio pintor ocultó.

Los autores del libro han llegado a esa conclusión tras preguntarse cómo es posible que Van Gogh se hiriera a sí mismo y caminara más de un kilómetro, hasta la pensión donde murió dos días después.

También se cuestionan si el pintor, que llegó a estar interno en un psiquiátrico, pudo tener un arma de fuego.

Dispuestos a reescribir la historia, ponen incluso en duda la creencia de que su última pintura fue ‘Campo de trigo con cuervos’.

 

Fuente: 

Leer también >>  Elenco de 'El Padrino' se reúne para el aniversario 45 del filme

Diario El Mundo 17/10/2011

Informacion Adicional: 

Quién fue Vincent Van Gogh:

(Groot-Zundert, Países Bajos, 1853 – Auvers-sur-Oise, Francia, 1890) Pintor holandés. Vincent Van Gogh era el mayor de los seis hijos de un pastor protestante, y mantuvo con su hermano Theo, cuatro años menor que él, una relación que sería determinante en su existencia y su trayectoria artística. La correspondencia que ambos intercambiaron a lo largo de toda la vida es el testimonio de la intensidad de esta relación.

Tras recibir una esmerada educación en un internado privado, con dieciséis años entró como aprendiz en la filial de La Haya de la galería de arte parisina Goupil & Cie., fundada por su tío Vincent; allí conoció las obras de la escuela de Barbizon.

El traslado de Van Gogh a Londres en 1873 señaló el inicio de una primera etapa creativa. Tras un rechazo amoroso, se volvió cada vez más solitario, hasta que en 1878 se vio impelido por la necesidad de entregarse a sus semejantes, y tras intentar estudiar teología, decidió satisfacer su vocación uniéndose a los mineros de la Borinage. En este período realizó una serie de dibujos de los mineros.

Hacia 1880, tras ser expulsado por su excesiva implicación, descubrió en la pintura su auténtica vocación, considerándola una vía para consolar a la humanidad. En los primeros años de la década de 1880 estudió con diversos pintores, entre los que cabe destacar a Anton Mauve. Su rápida evolución y el conocimiento de los impresionistas lo llevaron a abandonar la enseñanza académica y a reunirse con Theo en París en 1876.

Su hermano le presentó a Pissarro, Seurat y Gauguin, y esta situación coincidiría con la definición de su pintura. Su paleta se tornó definitivamente colorista y su visión, menos tradicional, dando forma a su personal visión del postimpresionismo. Su interés por el color y por la captación de la naturaleza lo indujo a trasladarse a Arles, donde su obra fue progresivamente expresando con mayor claridad sus sentimientos sobre lo representado y su propio estado mental.

Leer también >>  El ADN sitúa el origen del éxodo gitano en India hace 1.500 años

Con la pretensión de crear el grupo de los «impresionistas del sur», Van Gogh alquiló una casa donde invitó a los artistas con quienes compartía intereses y en la que Gauguin pasaría dos meses. La primera crisis mental, en la que se cortó parte de la oreja izquierda, tuvo lugar en la Navidad del mismo año 1888.

En abril del año siguiente, ante el temor a perder su capacidad para trabajar, pidió ser ingresado en el hospital psiquiátrico de Saint-Rémy-de-Provence donde permaneció doce meses. Tras sufrir diversos ataques y ante la imposibilidad de salir al exterior a pintar, realizó obras relacionadas con el hospital, retratos de médicos y reinterpretaciones de obras de Rembrandt, Delacroix y Millet.

La pérdida de contacto con la realidad y una progresiva sensación de tristeza son las claves de este período en el que Van Gogh desarrolló un estilo basado en formas dinámicas y en el uso vigoroso de la línea, de lo cual resultó una pintura más intrépida y visionaria que la de Arles.

Sin conseguir superar el estado de melancolía y soledad en que se encontraba, en mayo de 1890 se trasladó a París para visitar a su hermano Theo. Por consejo de éste, viajó a Auvers-sur-Oise, donde fue sometido a un tratamiento homeopático por el doctor, y pintor aficionado, Paul-Ferdinand Gachet.

En este pequeño pueblo retrató el paisaje y sus habitantes, intentando captar su espíritu. Su estilo evolucionó formalmente hacia una pintura más expresiva y lírica, de formas imprecisas y colores más brillantes. Pese a que unos meses más tarde el doctor Gachet consideró que se encontraba plenamente curado, su estado de ánimo no mejoró debido a los sentimientos de culpa provocados por la dependencia de su hermano Theo y por su fracaso profesional. Sumido en esta situación de angustia, el 27 de julio Van Gogh se descerrajó un disparo en el pecho; murió dos días más tarde.

Leer también >>  Secretos del edificio más colonial de Buenos Aires y su vínculo con el papa Francisco

Fuente: www.biografiasyvidas.com

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú