Un trabajo sobre la historia de la ganadería ganó un premio Adepa

El fascículo cuenta el origen de La actividad ganadera y de las primeras estancias desde los tiempos de Juan de Garay. Logró el primer premio en La categoría Cultura e Historia.

La investigación sobre “La ganadería, las estancias y el primer registro de marcas de ganado del Río de La Plata”, le valió a Magdalena Benassi el primer premio en La categoría Cultura e Historia en La 23a. edición de los Premios Adepa al Periodismo.  La autora distinguida por La entidad nacional se ocupó del cuadernillo Nº 15 de La serie de 75 publicaciones de El Litoral bajo el título: “Santa Fe en La gestación y desarrollo de La Argentina”.  Un trabajo conjunto de colaboración entre este medio y La Junta Provincial de Estudios Históricos, que además sumó dos declaraciones de interés por parte de ambas Cámaras Legislativas de La provincia y otra de La Municipalidad de La ciudad.  “Mi investigación apuntó al origen de La actividad ganadera en el Río de La Plata, a conocer cómo se cuidaba La hacienda, el valor que tenía, La propiedad de los animales, La distribución de las tierras, La constitución de las estancias que ya eran mencionadas por Juan de Garay en el acta de fundación de La ciudad”, resaltó Benassi en diálogo con El Litoral.  En tal sentido, Gustavo Vittori, integrante del Consejo de Dirección de El Litoral, manifestó que el aporte de los fascículos fue destacar el rol de La provincia de Santa Fe en La formación de Argentina como nación. “La iniciativa tuvo que ver con poner en valor en los capítulos el patrimonio intangible que pasa desapercibido para el resto de La ciudad, más aun para el país”, señaló. A lo que Ana María Cecchini de Dallo, integrante de La Junta de Estudios Históricos de Santa Fe, agregó que el objetivo de las publicaciones fue resaltar el federalismo y en esa impronta a Santa Fe. “La provincia, sus hombres y mujeres, tuvieron en La historia nacional un rol sustancial tanto en el desarrollo de La mencionada actividad económica, como en La agricultura, La tecnología y La investigación científica. Asimismo, en el terreno institucional, en La organización del Estado, incluso aportes que precedieron a La organización nacional de 1853 a través de pactos federales y el Estatuto de 1819, el primero que instaura a un Estado autónomo provincial”.  “Santa Fe tiene el pasado, el presente y está abriendo los campos del futuro como pionera, como al principio. La publicación intentó a su vez contagiar La idea de que es posible hacer nuevas cosas”, concluyó Vittori.  La tradición ganadera “En Santa Fe La Vieja (La del siglo XVI) había ganado cimarrón y si bien no hay registros y es difícil hacer estimaciones sobre La cantidad de cabezas que ocupaban estas tierras, sí se sabe que encontraron condiciones óptimas para reproducirse”, según cuenta el fascículo producido por Benassi.  La actividad -sinónimo de riqueza- generó problemas sobre los límites territoriales con provincias vecinas como Buenos Aires, Corrientes, Córdoba y Santiago del Estero por La posesión de La tierra que se destinaría para La cría del ganado y por La captura de los ejemplares mismos.  “Pero lo importante fue cómo desde esa actividad comenzaron a surgir conceptos que con otras denominaciones y características subsisten hasta hoy, por ejemplo las marcas del ganado, las licencias de vaquerías y las yerras”, comentó La autora.  “La ganadería era La actividad fundamental, de La que se obtenía carne, sebo y cuero. Fue básica en La época, después se convirtió en una de las principales del país y así sigue siendo hasta hoy”, remarcó Benassi. Tanto es así que incluso otras ocupaciones derivadas del cuidado y La cría del ganado tienen actualmente instaurada una fiesta a nivel nacional. Así ocurre por ejemplo en Ituzaingó (Corrientes), en Ayacucho (provincia de Buenos Aires) o Jesús María (Córdoba) con La Fiesta Nacional de La Yerra, del Ternero, de La Doma y festivales de folclore, entre otras.  El ganado caballar también tenía un gran valor tanto para el trabajo en las tareas ganaderas como La cría en sí misma. “En el Cabildo -sumó Benassi-, había actas con los cuidadores de caballos: si se perdían, había que rescatarlos, y si se morían, había que justificar La propiedad con las marcas de cada criador”.  Fuente: 

Leer también >>  La historia de Ana Frank, en una muestra para jóvenes en la Ciudad y el conurbano

 www.ellitoral.com 18/12/2012

5.0
573
Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú