Un mexicano dice que es el hijo de Enrique Discépolo

Hizo cuatro presentaciones judiciales; no tuvo éxito; ahora pide el reconocimiento oficial en Argentina.

Desde hace más de cuatro décadas, un mexicano está empeñado en una complicada batalla jurídica para lograr ser reconocido en el país como hijo del compositor, letrista, dramaturgo y cineasta Enrique Santos Discépolo, fallecido en 1951. Ya no reclama ninguna herencia. «Lo único que me interesa ahora es que se me reconozca oficialmente en la Argentina como hijo de Discépolo», afirmó a Télam.

 Se trata de Enrique Luis Discépolo Díaz de León, 64 años, divorciado, padre de dos hijas, quien en 1967 viajó por primera vez a Buenos Aires en compañía de su madre para reclamar, sin éxito, la herencia del creador de tangos como «Yira Yira», «Uno» y «Cafetín de Buenos Aires». Nacido en abril de 1947, tuvo dos padrinos de bautismo argentinos: el actor Luis Sandrini y la actriz y cantante Tita Merello. «Me llamo Enrique por mi padre y Luis por Sandrini», relata Discépolo Díaz de León, quien viajó varias veces a Buenos Aires, residió por largas temporadas e inició dos procesos judiciales por filiación en 1967 y 1968, sin resultados positivos. En 1944, Discépolo conoció en México a Raquel Díaz de León, una actriz de 18 años que comenzaba a incursionar en el cine y en ese momento era amante del famoso intérprete de boleros Agustín Lara. Se enamoraron e iniciaron una relación, a pesar de que el compositor estaba en pareja con Tania. BATALLA JUDICIAL Discépolo regresó a la Argentina y el romance con Raquel continuó a través de apasionadas cartas clandestinas. En febrero de 1946, él retornó a México. Pero cuando Tania se enteró de la relación, viajó a México y logró volver a la Argentina con el autor de «Cambalache» en enero de 1947. Tres meses después nacía Enrique Luis. En 1967 Raquel Díaz de León y su hijo llegaron a Buenos Aires para reclamar la herencia de Discépolo. Enrique Luis cuenta que perdió los dos juicios que inició a fines de la década del 60. Aún no existían las pruebas de ADN. En 1999 tampoco tuvo éxito. En 2004 la Corte Suprema de Justicia rechazó su planteo, con las firmas del presidente Enrique Petracchi y los ministros Carlos Fayt, Augusto Belluscio, Antonio Boggiano, Juan Carlos Maqueda, Raúl Zaffaroni y Elena Higthon, mientras que Adolfo Vázquez votó en disidencia. Los derechos por los tangos de Discépolo ascienden a unos US$ 20.000 mensuales.       Fuente: 

Leer también >>  Amante, espía, intrigante

 Diario La Nación 12/1/2012

Informacion Adicional: 

Quién es Enrique Santos Discepolo:

(27 de marzo de 1901 – 23 de diciembre de 1951) Poeta, compositor, actor y autor teatral. A pesar de haberse iniciado en el teatro, sus éxitos y por ende su fama los logró en la canción; éxitos que se mantendrán por siempre en el favor del pueblo.Hijo de Santos Discépolo, músico del 900 nacido en Nápoles y autor de algunos tangos («No me Empujes, Caramba!» el más popular), y hermano de Armando Discépolo, uno de los grandes del teatro argentino, elevó la jerarquía del apellido con tangos inmortales.Debutó como actor en la obra «El Chueco Pintos» de Armando Discépolo y Rafael José de Rosa, estrenada por Roberto Casaux en el teatro «Apolo» el día 22 de octubre de 1917. Al año siguiente estrenó su primera obra teatral, «El Duende» escrita con Mario Folco, en el teatro «Nacional» el 3l de julio de ese año 18 con la compañía Vittone-Pomar. En períodos intercalados dio luego «Wunder Bar», «Caramelos Surtidos», «¡Blum!», «El Hombre Solo», «El señor Cura», «Día Feriado», «El Organito» (éste con su hermano), y otras. Colaborando, actuando o dirigiendo para el cine estuvo en «El Alma del Bandoneón», «El Pobre Pérez», «Mateo», «Cuatro Corazones», «Melodías Porteñas», «Confesión», «Caprichosa y Millonaria», «El Hincha», «Yo no Elegí mi Vida», «Fantasmas en Buenos Aires», «Un Señor, Mucamo», «Cándida la Mujer del Año», «En la Luz de una Estrella». Dirigió la orquesta que amenizó los primeros bailes de carnaval del teatro «Colón» (1932) y por radiotelefonía popularizó el personaje de «Mordisquito».En 1925 escribe su primer tango, «Bizcochito», que estrena Carlos Marambio Catán en el teatro «Nacional» en la obra de José A. Saldías «La Porota»; tango que no tuvo éxito alguno, por eso se dice que el titulado «¿Qué Vachaché?» es el primero que hizo. Pero su formidable pegada de 1928 con «Esta Noche me Emborracho», lo sacó del anonimato y «encarrilado» en el grotesco obtuvo éxitos que ni el más avesado autor hubiera imaginado crear.Carlos Gardel, su amigo de tantas horas, llevóle al surco del disco «¿Qué Vachaché?», «Esta Noche me Emborracho», «¡Yira, Yira!», «¡Chorra!», «¡Victoria!», «Secreto», «Confesión», «Malevaje», con música de Filiberto, «Sueño de Juventud» (vals) y cantó «El Carrillón de la Merced» (con Le Pera) y «¡Justo el 31!» (con Ray Rada). También hizo «Tres Esperanzas», «Soy un Arlequín», «¿Qué Sapa Señor?», «Alguna Vez», el formidable «Cambalache», «Desencanto», «Martirio», «Tormenta» «Infamia», «¡Uno!», «Canción Desesperada», «Cafetín de Buenos Aires», «Noche de Abril» (zamba), la mayoría suyas totalmente; «Sin Palabras», «El Alma del Bandoneón», «Condena» y otras hechas en colaboración con Luis César Amadori, F. García Jiménez, Marianito Mores, Francisco Pracánico. Su primera incursión cinematográfica la realizó junto a Carlos Gardel en 1930, en los cortos donde el gran Carlitos incluye su mejor tango, «¡Yira, Yira!», y mantiene con él un diálogo interesante cuyo texto es más o menos así: «Decíme Enrique. ¿Qué has querido hacer con el tango «¡Yira, Yira!»?, pregunta Gardel. El contesta: «¿Con «¡Yira, Yira!»? Una canción de soledad y esperanza». Gardel: «Hombre… Así lo he comprendido yo». Discépolo: «Por eso es que lo cantás de una manera admirable». Gardel: «Pero el personaje es un hombre bueno. ¿Verdad?» Discépolo: «Sí; es un hombre que ha vivido la bella esperanza de la fraternidad durante 40 años y de pronto un día ¡a los 40!, se desayuna con que los hombres son unas fieras». Gardel: «Pero dice cosas amargas». Discépolo: «Carlos, no pretenderás que diga cosas divertidas, un hombre que ha esperado 40 años para desayunarse».Discépolo nació en Buenos Aires el 27 de marzo de 1901 y allí falleció el 23 de diciembre de 1951. Fuente: www.todo-tango.com.ar  

Leer también >>  El único pabellón del Centenario, olvidado y en mal estado
Un mexicano dice que es el hijo de Enrique Discépolo
4.5 (89.33%) 838 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú