Un año atrás la ciudad perdía otro café porteño: La Richmond

La legendaria confitería, que integra la lista de los 54 bares notables porteños, cerró sus puertas el 15 de agosto de 2011 en medio de tironeos y despidos; su destino aún es incierto. Hace exactamente un año la tradicional confitería Richmond cerraba sus puertas y con ello Buenos Aires perdía otro de los 54 bares notables que integran su legado histórico y cultural.

Fundada en 1917, la Richmond, emplazada en Florida al 400, debió afrontar en los últimos años serios problemas organizacionales, que incluyeron varios despidos y quejas de los empleados por los descuidos que registraba un lugar que supo ser legendario. En sus mesas compartieron cafés Jorge Luis Borges, Leopoldo Marechal, Baldomero Fernández Moreno, Horacio Quiroga, y hasta Graham Greene. Hoy, son concientes de esa pérdida varios porteños, entre ellos quienes integran #54bares, un grupo que en las redes sociales promueve la visita a las confiterías que forman parte del patrimonio de la ciudad, según la ley 35 sancionada por la Legislatura porteña en 1998, y todas las novedades relacionadas a ellas. «El local sigue cerrado al público y no se pueden desarrollar otros negocios por orden judicial. Si bien la medida es positiva para proteger el espacio que perteneció a la Richmond, no alcanza para dar una solución, con lo cual desde nuestro lugar de ciudadano instamos a los nuevos dueños de la empresa a que reciban distintos planes para conciliar los nuevos destinos comerciales del lugar con la permanencia de la Confitería Richmond aunque fuera en parte del inmueble», consignaron en un comunicado tras confirmar que hasta ahora no hubo indicios sobre su posible reapertura. Los miembros del grupo, además, pidieron mayor colaboración al gobierno porteño en lo que respecta a los bares notables. «Son parte responsable del destino de los demás bares [los que no fueron cerrados aún]. Sería muy positivo encontrarlos con una más activa participación en la preservación del Patrimonio Socio Cultural de los porteños», manifestaron. En virtud de estos sucesos, advirtieron, cobra particular importancia realizar un censo para conocer la situación de cada bar notable, para a partir de esa información evaluar las medidas que pueden tomarse para colaborar con ellos. Fuente: 

Leer también >>  Resucitar a Cervantes a través de su firma

 www.lanacion.com.ar 15/8/2012

Un año atrás la ciudad perdía otro café porteño: La Richmond
4.5 (89.16%) 297 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú