«Time», historia de la revista que marca el paso con la elección de la persona del año

Curiosidades y particularidades de la revista ilustrada que publicó su primer número en marzo de 1923. Los fundadores de «Time» entendían que el devenir de los acontecimientos estaría protagonizado por las personas más influyentes: solo los «elegidos» podrían hacer historia. Una filosofía que se tradujo en un estilo de portada dominado por ciertos personajes, ya fueran políticos, pensadores, artistas o científicos.

La elección del «manifestante» como persona del año en 2011 supone un choque frontal contra la doctrina que dio origen a la revista. No es la primera vez que «Time» opta por destacar a un colectivo. La última ocasión ocurrió en 2006, cuando su elección fue el lector. Una novedad introducida en 1950, cuando «Time» designó a «El soldado norteamericano», durante la guerra de Corea, hombre del año.

Y es que la historia de la revista ilustrada de más presencia en el mundo se dibuja entre atrevimientos y transformaciones. Y sonadas polémicas. La más recordada es el nombramiento de Adolf Hitler como hombre del año en 1938. A modo de disculpa, «Time» publicó por primera vez en ese número especial una ilustración en lugar de una fotografía. La decisión le terminó costando el puesto a su director, Ingersoll.

«Time» afirmó que Hitler se convirtió, «sin duda», hombre del año tras «robar Austria delante de los ojos de un horrorizado y aparentemente impotente mundo» y «reducir a Checoslovaquia a un estado-marioneta de Alemania sin derramamiento de sangre».

Cuenta el biógrafo de Ingersoll que, ante las dudas de este a la hora de publicar una fotografía de un Hitler exultante, llegó a consultarlo con su psicólogo, quien le recomendó que echara un ojo a la obra de Rudolph Charles von Ripper, un artista perseguido por los nazis.

Leer también >>  El principismo de Yrigoyen

Una ilustración de Von Ripper, «El himno del odio», fue la elegida. La leyenda «Del organista impío, un himno de odio» acompañaba a un dibujo que mostraba a una figura tocando un órgano al tiempo que de una rueda giratoria colgaban los cuerpos desnudos de sus víctimas.

Marco rojo
Los políticos han sido tema dominante en las designaciones anuales de la revista. Sobre todo, en el caso de los presidentes de Estados Unidos. Desde 1927, año en que comenzó la categoría «hombre del año», todos los presidentes estadounidenses lo han sido a excepción de Calvin Coolidge, Herbert Hoover y Gerald Ford. El primero en alcanzar la nominación fue Franklin Delano Roosevelt, en 1923. Fue seleccionado dos veces más (1934 y 1941) y sigue siendo el que más veces ha obtenido la mención. Nixon fue la primera persona en ser elegida dos años seguidos.

Personajes, todos, que han aparecido entre el popular marco rojo. Esa fue, sin embargo, una novedad introducida el 3 de enero de 1987. Desde entonces, el marco ha sido una seña de identidad innegociable, con la excepción del número publicado tras el atentado de las Torres Gemelas, que añadía un marco de color negro. Muy lejos quedan aquellas siete ediciones que incluían una franja vertical en la parte izquierda de color naranja oscuro y otras cinco en color verde.

Ilustraciones y fotografías
A nadie se le escapa que la identidad de la revista la han formado, primero, sus ilustradores y, después, los fotógrafos. En los años 20 se impuso el estilo «cabeza-hombros» del retratista Samuel J. Woolf, inalterable hasta el 4 de enero de 1929. Walter P. Chrysler, hombre del año 1928, apareció en cuatro colores. La primera vez en la historia de «Time».

Leer también >>  "La mayor parte de Chile no sintió la dictadura de Pinochet"

Robert Vickrey llegó a ilustrar 77 portadas de la revista y Louis Glanzman, conuna ilustración de Robert Kennedy, fue el primero en romper la tradición de dedicar la portada a personas fallecidas. Andy Warholl fue el autor de la portada tras el asesinato de John Lennon, uno de los números más vendidos. Fotógrafos como Heisler, Coupon, Mahurin y, más recientemente Platon, han aportado su personalidad en «Time».

Precisamente de Platon era la fotografía que aparecía en la edición de la persona del año 2007: Vladímir Putin, «El zar de la nueva Rusia». Una elección tan controvertida que la revista se protegió publicando por primera vez el nombre de los otros candidatos en portada. Putin cogía así el testigo de Gorbachov, primer hombre de la década, en el número del 1 de enero de 1990. Y de Stalin, hombre del año en 1939 y 1942. Dos portadas y dos gestos bien distintos: en la primera, hermanado con Hitler, la suya era la cara de un villano; en la segunda, aliado con Estados Unidos, su rostro era mucho más suave.

Así es «Time», una revista tan singular como innovadora.

por Jaime G. Morajaime
 

Fuente: 

Diario ABC 15/12/2011

«Time», historia de la revista que marca el paso con la elección de la persona del año
5 (100%) 353 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú