Terminaron una etapa de restauración en el Partenón y ya se sacaron los andamios

Después de 9 años en obras, los turistas pueden sacarse fotos sin hierros y grúas.

 

Tras nueve años de obras para la conservación del Partenón de la Acrópolis de Atenas, los turistas podrán por fin sacarse fotos frente al templo, libre de andamios. La restauración de los monumentos de la Acrópolis, que comenzó en 2001, ya costó 42,6 millones de euros, en sus tres cuartas partes financiados por la Unión Europea.

El célebre monumento, construido hace 2.500 años por orden de Pericles para honrar a la diosa Atenea, ha sufrido múltiples daños y deterioros durante las diferentes ocupaciones de la ciudad, y en los sucesivos usos como iglesia cristiana y mezquita musulmana.

Pero el golpe más demoledor lo recibió en 1687, durante el sitio de la flota veneciana bajo el mando de Francesco Morosino, cuando los turcos habían instalado su polvorín precisamente dentro del Partenón. Una bomba provocó una gran explosión seguida de un incendio, que destruyó gran parte del templo.

Recién a principios del siglo XX se emprendió la primera restauración de la parte frontal septentrional. Y ahora se logró duplicar la superficie restaurada. Ya fueron retirados los andamios, y también las grapas de hierro oxidado que se habían colocado hace un siglo.

Ocho columnas dañadas en el siglo XVII lucen ahora reconstruidas, con la inclusión de piezas de mármol extraído de la misma cantera original, en el monte Pendéli, en las afueras de la ciudad. De la parte superior se les retiró el hierro y el cemento que se les había inyectado para apuntalarlas en obras anteriores de preservación.

Leer también >>  A 50 años de la primera misión, los hallazgos que revelaron los secretos de Marte

Muchos fragmentos han sido recolocados en la posición correcta. Además, seis metopas -esculturas individuales en altorrelieve, talladas directamente sobre las paredes bajo las órdenes del célebre Fidias-, fueron reemplazadas por copias fieles, también en mármol. Las originales serán exhibidas en el contiguo Nuevo Museo de la Acrópolis.

El programa de reparación incluye además obras en el templo de Nikea Atenea, los Propileos en el muro de la Acrópolis, la conservación de las estatuas, y el recuento y la investigación de los restos arqueológicos esparcidos alrededor de la Acrópolis. En el caso de los Propileos, que forman la monumental entrada al templo, fueron reconstruidas todas las columnas y el tejado de la galería oriental y de la sala, que venían estropeándose desde el siglo XVII.

Con estas obras, en la Acrópolis de Atenas se habrán restaurado 1.094 piezas, con un peso total de 2.675 toneladas, y se habrán reconstruido 686 piedras de la base.

Anteayer, el presidente de la República Griega, Carolos Papulias, visitó la zona ya libre de andamios, acompañado por el ministro de Cultura, Pavlos Yerulanos. Los esperaba una manifestación de empleados de Cultura a quienes no se les renovó los contratos. Se espera ahora conseguir financiación de la Unión Europea para iniciar la reconstrucción de la fachada occidental del Partenón. Papulias aseguró que, pese a la profunda crisis que atraviesa el país, las obras no se detendrán.

 

Fuente: 

Diario Clarín 27/5/2010

Informacion Adicional: 

El Partenón:

Dedicado a la diosa Atenea, el impresionante y majestuoso templo del Partenón corona la Acrópolis.
 
Este magnífico edificio que se halla en la zona más alta de la roca sagrada de la Acrópolis, representa la obra maestra del arte griego y se erigió en el año 438 a.C., por expreso deseo de Pericles, que quiso con él, simbolizar el esplendor de Atenas en esa etapa.

Leer también >>  Después de 30 años, el Coliseo muestra todos sus secretos

Las obras estuvieron bajo la dirección de los arquitectos Ictinos y Calícrates, y duraron sorprendentemente sólo nueve años.

Se construyó sobre un antiguo templo y en la cella de su interior se alzaba la grandiosa estatua de Atenea Parthenos.

Desde su concepción inicial se buscó la perfección y el mayor refinamiento en todos sus elementos. Fue construido plenamente con mármol pentélico, en sus frentes exteriores se disponen 8 columnas dóricas estriadas, y el peristilo o galería de columnas que rodea el recinto, cuenta con 46 columnas en total, 17 en cada uno de los laterales.

Las columnas sustentaban el arquitrabe, el friso y los frontones. El friso que recorre el exterior, estaba decorado con casi un centenar de metopas que trataban diferentes temas, como los mitos atenienses, etc.

El poder estar junto a este histórico edificio es impresionante, tanto por su gran belleza, como por lo que significó en la etapa de máximo esplendor de la cultura ateniense en el siglo de Pericles.

Fuente: www.guiarte.com
 

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú