Sobre Benoit y Luis XVII

La lectora Melisa Pesoa ha escrito a «Días de Historia», a partir del documental «Luis XVII: una muerte en Buenos Aires», en el que se cuenta que el francés Pierre Benoit, llegado a Buenos Aires en la década de 1820, en realidad se trataría del Delfín de Francia, Luis XVII.

Quiero transmitirles una reflexión personal. Me pareció muy interesante el video sobre el supuesto Luis XVII/Pierre Benoit. Por demás literario y sugestivo, que hace que uno se quede lleno de preguntas.

Pero me parece raro que no se publique la más reciente investigación (al menos de la cual yo tenga conocimiento) que es que 2 especialistas en genética, uno de ellos de la Universidad de Leuven, verifican que el corazón enterrado en Saint Denis es el del Delfín. Frente a esta situación entonces, me interesaría personalmente, conocer la opinión de la familia, (¿quizá en un cuarto video?). Entiendo que los familiares tengan una ilusión formada a lo largo del tiempo pero ¿qué opinan frente a lo que dice la ciencia? Inclusive en este video el descendiente de Benoit, habla de que ha contactado con uno de los especialistas que al final hacen la verificación…. Qué sucedió entonces?

Creo que la historia de Benoit es lo suficientemente interesante sin agregarle el componente de una realeza misteriosa.

Otro dato que se menciona en el video es la supuesta formación de Pierre con L’Enfant, que me encantaría que fuera así, pero sólo se basa en un supuesto parecido entre Washington DC y La Plata, cuando la capital de la provincia de Buenos Aires presenta un modelo de ciudad mucho más avanzado y propio de los avances del siglo XIX, que no los tiene la ciudad barroca proyectada por L’Enfant. Para ahondar más en el tema, dígase también que Benoit nunca se adjudicó como propio el proyecto de La Plata, sino que fue una labor conjunta de varios miembros del Departamento de Ingenieros de la Provincia que han quedado en el olvido, como Carlos Glade, tal como lo señalan investigaciones recientes.

Leer también >>  El Espía Juan Domingo Perón, 2ª parte

Con todo esto, mi reflexión sería ¿es necesario agregarle datos de color inverosímiles a historias que ya de por sí son grandiosas por el esfuerzo que representan en la construcción de un país, como los trabajos de Pierre y Pedro Benoit?
 

Estas son reflexiones que quería transmitirles, porque valoro mucho el esfuerzo que se ha puesto en la realización de este documental.
 

Saludos
 

Melisa Pesoa

Fuente: 

Melisa Pesoa 15/10/2011

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú