Rojitas, con cintura y estilo

Boca se había consagrado como campeón después de ocho años, en 1962. Aquel título apoyado en la atajada de Antonio Roma al brasileño Delem, de River, en la penúltima fecha. Aquel penal del “adelantamiento” del arquero que quedó esculpido en la memoria futbolera por muchos. Aquel del “penal bien pateado, es gol” del impertérrito árbitro Carlos Nai Foino, ante el reclamo de los riverplatenses. Venía 1963 y el presidente Alberto J. Armando quería cumplir un doble sueño: contratar a José Francisco Sanfilippo, goleador e ídolo de San Lorenzo, su compadre, de 28 años, y buscar el título en la Copa Libertadores, una competencia Internacional de pocos años y que habían despreciado los anteriores campeones.

Y Boca jugó todas sus fichas a aquella apuesta. Aristóbulo Deambrossi era el DT formal pero Adolfo Pedernera, el auténtico, desde afuera. Estaban también Grillo, Menéndez, Valentim, Gonzalito y Rattin en aquel equipo. Y el Tano Roma. Silvero, Marzolini, Simeone y el brasileño Orlando, campeón del mundo en 1962. Pero un rumor se extendía entre los hinchas mientras se desarrollaban las dos competencias. Había un pibe de las Inferiores que apilaba rivales a pura cintura y que subía y subía. Lo había traído el Nano Gandula, el entrenador de juveniles en 1959. Tras un paso por Arsenal de Llavallol, entonces filial de Boca, jugó unos pocos partidos en la tercera, como semifondo de la Primera. Hasta que el 12 de mayo, en la vieja cancha de San Lorenzo de avenida La Plata, en el partido preliminar llegó hamacándose hasta la puerta del área rival, de frente a la popular visitante. Con tanto amago y tanta cintura, y la demora para rematar provocó la avalancha de una tribuna entera hacia el alambrado. No había debutado en Primera y ya era ídolo. Tanto que su nombre, Angel Clemente Rojas, quedó transformado en “Rojitas” para distinguirlo del Tanque Rojas, un delantero de potencia que había llegado a Boca de Gimnasia. Esa tarde, en el choque contra su ex equipo fue expulsado Sanfilippo. En la fecha siguiente, el 19 de mayo, se produjo -entonces- el esperado debut en Primera. Hace hoy 50 años. Boca enfrentaba a Vélez. Y hubo fiesta en la Bombonera. Fue 3 a 0 para el local. Con tres goles del Loco Omar Oreste Corbatta (llegado de Racing). Dos fueron con sendos penales; el otro, de tiro libre. Las tres infracciones se las habían cometido a un imparable Rojitas. Le quedaba tan grande la camiseta número 8 que el pantalón le llegaba hasta la franja amarilla. Lo llevaron en andas sus propios compañeros. Y quedó estampado el debut más estruendoso de un “hijo de la casa” que se recuerde. Y en poco tiempo pasó a ser el ídolo más querido. Pura gambeta, puro desparpajo. Se lesionó rápido en los ligamentos. Y poco participó del título de 1964. Pero en 1965 tuvo una actuación memorable en un clásico contra River que Boca ganó 2-1 con un gol del Beto Menéndez (ex River) sobre el final y que lo proyectó a Boca al bicampeonato. En el 66, Pederrnera lo bajó a la Reserva y algunos descuidos personales le impidieron lucirse en 1967 y 1968. Pero seguía siendo el ídolo mimado. Lo recuperó Alfredo Di Stéfano en 1969 y aquel Boca de Madurga y Novello fue campeón del torneo Nacional con vuelta olímpica en cancha de River. Aquella tarde en que Rojitas le quitó la gorra al gran Amadeo Carrizo y la escondió.

Leer también >>  Pérez, solamente Pérez

 Pícaro, habilidoso, certero. Hizo el gol que consagró a Boca otra vez campeón contra Rosario Central en cancha de River. Y dio otra vuelta olímpica en el Monumental. Su inconstancia obligó a su traspaso al Deportivo Municipal de Perú en 1972. Pero su estrella se fue apagando. Volvió en el 73. Pasó por Racing, Nueva Chicago y Lanús. Y se retiró en Argentino de Quilmes en 1978. No tuvo los pergaminos de Diego Maradona. Ni la gran permanencia de Juan Román Riquelme. Pero Angelito fue otra cosa. Fue el ídolo popular de mayor respuesta sentimental del hincha de Boca. Si ni tocaba la pelota para gambetear, gambeteaba con la cintura. Se lo quiso por habilidoso, por pícaro, por atorrante. Y por campeón. Debutó hace hoy 50 años. por Horacio Pagani Fuente: 

Diario Clarín 19/5/2013

Rojitas, con cintura y estilo
5 (100%) 483 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú