Rin Tin Tin vuelve, en una biografía

El perro estrella fue hallado por un soldado en Alemania en la Primera Guerra Mundial. Sale en Estados Unidos un libro sobre el célebre perro.

¿Los perros merecen, acaso, biografías? En “Rin Tin Tin: The Life and the Legend ” (La vida y la leyenda de Rin Tin Tin), Susan Orlean responde a esta pregunta con un sí categórico.

Rescatando a una damisela en problemas con una grúa o arreando a tipos malos en la frontera, Rin Tin Tin “representaba los principios fundadores de la nación”, escribe Orlean.

Igual que la familia real británica, Rin Tin Tin era en realidad alemán, retoño de una raza desarrollada en 1899 como parte de un esfuerzo por crear un ejército uniforme de perros teutones.

En Verdun, las trincheras desbordaban de perros. El 15 de septiembre de 1918, un soldado estadounidense llamado Lee Duncan descubrió una camada de cachorros ovejeros en las ruinas de un campamento alemán. Se quedó con los dos más lindos y los llamó Rin Tin Tin y Nanette. A un guionista con mentalidad melodramática no se le habría ocurrido un socorrista más perfecto que Duncan, que llevó en su bolsillo hasta el día de su muerte los documentos de admisión en un orfanato donde pasó parte de su infancia. “Algo en sus vidas me recordó a la mía”, escribió más tarde Duncan. “Entraron en un lugar solitario de mi vida y pasaron a ser parte de mí”.

Después de la guerra, Duncan se llevó a Rin Tin Tin a California, donde hizo su entrada en Hollywood cuando uno de sus saltos espectaculares quedó registrado en película en una muestra de perros. En su primer papel, una película de perros de nieve de 1922, figuró como “Rin Tan”. Pero un año más tarde, When the North Begins , basado en un guión de Duncan, lo llevó a las primeras filas de los más de 50 ovejeros alemanes que trabajaban entonces en Hollywood.

Leer también >>  Guía gastronómica de la Buenos Aires colonial

Orlean tiene poco para decir sobre las técnicas de adiestramiento que produjeron las proezas increíbles de Rinty, si bien nos enteramos como al pasar de que el heroico ovejero alemán que llegaba a saltar hasta más de 3 metros y medio de altura y atravesar ventanas de láminas de vidrio fue enterrado con su muñeca-sonajero .

La vida emocional de Duncan parece igualmente detenida en un estadio infantil pre-sexual: su primera esposa puso a Rin Tin Tin como demandado en los documentos de divorcio, en tanto su segunda esposa (tuvieron un casamiento con temática canina ) reaccionó a la muerte de Duncan en 1960 vendiendo El Rancho Rin Tin Tin. “Nunca hubo rivalidad”, dijo la hija de Duncan, Carolyn, cuando Orlean visitó su casa, donde un retrato de Rin Tin Tin colgaba sobre una escalera. “Los perros siempre estuvieron primero”.

El propio Rin Tin Tin también está extrañamente ausente de la historia, o por lo menos extrañamente borroso. “Muchas veces me pregunto cómo era en realidad Rin Tin Tin como perro”, escribe Orlean y sus investigaciones exhaustivas nunca llegan muy cerca de una respuesta, aunque sí señala que “ no era muy amistoso ”.

Rin Tin Tin Jr., que tomó la franquicia cuando Rin Tin Tin murió en 1932 , era holgazán y estúpido –”Roban casa con perro de cine dormido”, anunció The New York Times después de un robo a una casa donde estaba alojado– y enseguida lo descartaron.

Teniendo en cuenta el apetito de Hollywood por reciclar los éxitos del pasado, cuesta creer que el amado perro de Lee Duncan no vuelva a la vida. De hecho, si los ejecutivos de los estudios buscan un papel para Rin Tin Tin XI podrían considerar “Rin Tin Tin The Ultimate Weapon”, una idea inspirada en el Hombre Araña donde “El cuerpo de Rin Tin Tin es invadido por una horda de moscas de un chimpancé de laboratorio que cree que Rin Tin Tin es un chimpancé”. Con un presupuesto suficientemente grande, podría incluso ser un musical de Broadway.

Leer también >>  Murió José Antonio Pérez Gollán

Por Jennifer Schuessler Traducción: Cristina Sardoy
 

Fuente: 

Diario Clarín 29/10/2011

Informacion Adicional: 

Rin Tin Tin vuelve, en una biografía
4.5 (90.96%) 489 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú