Restauran fachadas de casas históricas

Fueron refaccionados los frentes de diez propiedades sobre Defensa, entre HIpólito Yrigoyen y Brasil; prometen remozar 58 más.

La calle Defensa, en pleno casco histórico porteño, comienza a lucir remozada. La ciudad finalizó la restauración de diez fachadas de casas y edificios en el tramo comprendido entre Hipólito Yrigoyen y Brasil, como parte del Convenio de Recuperación y Conservación de Fachada, que contempla mejoras en 68 casas históricas, algunas de ellas hoy abandonadas, en los barrios de Monserrat y San Telmo, sobre el eje de esta tradicional vía.

 

Los Altos de Elorriaga, en Defensa y Alsina, la casa más antigua de la ciudad (1808), muestra hoy una imagen remozada – Foto Diario La Nación

La iniciativa, movilizada por los vecinos, que reclamaban el arreglo de viviendas de gran valor patrimonial que estaban muy deterioradas, demandó al gobierno porteño una inversión de 1.228.000 pesos.

Con este programa se logró, por ejemplo, la restauración de la vivienda los Altos de Elorriaga (en Defensa y Alsina, una de las pocas esquinas sin ochava de la ciudad), considerada la más antigua de Buenos Aires, construida en 1808. Como también la casa de María Josefa Ezcurra, quien fue cuñada de Juan Manuel de Rosas, en Alsina 455-459.

Cultura y turismo
«Estamos buscando revalorizar una zona mítica y tradicional, que tiene que ver con la cultura y el turismo de Buenos Aires, como es el eje de la calle Defensa. Y la respuesta que tuvimos por parte de los vecinos fue muy buena», dijo a LA NACION el jefe de Gabinete de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

El funcionario encabezará mañana, a las 14, la presentación formal de esta primera etapa de las mejoras, que consistieron en tareas de hidrolavado y preparación de las superficies; reconstrucción, revoques, restauración de carpinterías de maderas y metálicas, y pintura de las fachadas.

Leer también >>  Descubren una obra inédita de Shakespeare

 

Notoria recuperación de la fachada de la tradicional casa de María Josefa Ezcurra, cuñada de Juan Manuel de Rosas, en Alsina 455.

Las obras comenzaron en mayo pasado y finalizaron en los primeros días de enero último. Según el legislador macrista Patricio Di Stéfano, presidente de la Comisión Especial de Patrimonio Arquitectónico, «con la restauración de los Altos de Elorriaga y los Altos de Ezcurra, las dos casas más antiguas de la ciudad, estamos saldando una deuda histórica de Buenos Aires con su patrimonio. El objetivo del plan es restaurar y revalorizar un barrio que simboliza la historia y la identidad de esta capital».

Consentimiento
De las fachadas que pertenecen al dominio privado, la ciudad contó con el consentimiento de los propietarios para realizar las mejoras, por lo que se firmó un acta de acuerdo con los vecinos que integraron este programa. «Es una buena medida, que, sin dudas, deja una mejor impresión al turista que camina por aquí», dijo Mora Gutiérrez, vecina de San Telmo.

Por otra parte, se realizó la restauración del conjunto de casas históricas pertenecientes al gobierno porteño, situadas en las calles Alsina y Defensa, que comprenden una parte del casco fundacional y tienen gran valor patrimonial. Son únicos ejemplos de la arquitectura urbana representativa del proceso histórico del período virreinal.

En la lista de esas casas restauradas figuran, entre otras, la Farmacia de la Estrella, en Defensa 201, y Querubines, en el 219, ambos bajo custodia del museo de la ciudad.

El criterio de elección de las propiedades por refaccionar fue acordado entre las direcciones de Casco Histórico, Patrimonio y Museos del gobierno y se realizó teniendo en cuenta su alto valor patrimonial. Se les dio prioridad a los frentes catalogados como edificios protegidos y, en segundo lugar, a las construcciones más deterioradas y en mal estado de conservación.

Leer también >>  Se cumplen 44 años del estallido de la primera bomba de la Triple A

El gobierno precisó que el segundo tramo de las obras contempla la restauración de 25 fachadas sobre la calle Defensa, entre Brasil y Belgrano, que promete comenzar el mes próximo.

El tercero será entre Belgrano e Independencia y el cuarto, entre Independencia y San Juan. El gobierno porteño analiza la posibilidad de otorgar subsidios con el fin de que las casas particulares que quieran sumarse a la iniciativa de embellecer esta tradicional vía puedan concretarlo.

.

Fuente: 

Diario La Nación 10/3/2010

Informacion Adicional: 

Los Altos de Elorriaga:

Este edificio data de 1820 y perteneció a una familia de la alta burguesía de Buenos Aires llamada Elorriaga. Es una de las pocas casas en esquina sin ochava que aún persisten en la ciudad. Tiene la característica de las construcciones de esa época, en las postrimerías de la Revolución e Mayo, donde la vivienda se organizaba alrededor de dos patios. La familia Elorriaga agregó un mirador en la parte superior con el fin de poder controlar desde allí la llegada de los barcos al pueblo. La fachada que da a la calle Defensa aún mantiene su estilo colonial original. Es a su vez, uno de los pocos testimonios edilicios que certifican que este era el lugar elegido en esa época por la elite porteña para sus viviendas, preferencia que se extendió hacia 1885 aproximadamente, cuando comienzan a abandonarla “corridos por la fiebre amarilla” y se desplazan hacia la zona norte de Buenos Aires.

La casa de María Josefa Ezcurra:

Construida en 1836, se trata de una típica casa de patios que prácticamente no han sobrevivido a la modernidad porteña. La composición de la fachada muestra influencias del renacimiento italiano. Su puerta, en dos hojas, mantiene la estructura de tableros utilizada en la época de la colonia. En la planta baja funcionaban comercios, y en la alta, habitaba la familia Escurra, protagonista fundamental de la historia del país. Allí transcurrió gran parte de la vida política de la época, porque era un importante centro de reuniones convocadas por su propietaria, María Josefa Ezcurra, quien era la cuñada de Don Juan Manuel de Rosas. Este casa es además parte de la literatura argentina, ya que en ella se desarrolla la historia de la novela “Amalia” de José Mármol.

Leer también >>  Un día histórico en Trelew

María Josefa Ezcurra:
Hermana de Encarnación Ezcurra de Rosas (esposa de Juan Manuel de Rosas) y colaboradora politica federal. Nacida en Buenos Aires el 26 de noviembre de 1785, se casó con un primo llegado de España, Juan Esteban Ezcurra, que regresó a su país natal después de la revolución de Mayo, abandonando a su esposa. Allí murio años mas tarde, dejando como única heredera a Josefa. En 1813 tiene un hijo ilegitimo llamado Pedro, cuyo padre era nada menos que Manuel Belgrano, el creador de nuestra bandera. Belgrano no lo reconocio, como tampoco su madre, al niño lo adopto y crió Juan Manuel de Rosas.

                                                                                                                                               

Pedro Rosas y Belgrano,
hijo de Ezcurra y el prócer

Fue acompañante de Manuelita Rosas (hija de Rosas) en muchos actos y fiestas y al mismo tiempo se ocupó de atender a la gente del pueblo adicta al gobierno, manejando los hilos de intrigas políticas como lo había hecho antes su hermana Encarnación. Falleció el 6 de septiembre de 1856.

Restauran fachadas de casas históricas
4.8 (95.57%) 564 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú