Redujeron la inclinación de la célebre Torre de Pisa

Tras ocho años de trabajos, y con menos inclinación que nunca, reabrirá totalmente hoy sus puertas uno de los monumentos más famosos de Italia: la Torre de Pisa.

La torre fue sometida a un proceso de restauración para reducir el ángulo de inclinación -que pasó ahora de 5,5 a 3,9 grados- y de consolidación.

La última fase de los trabajos comenzó en 2002 y tuvo como objetivo mitigar los efectos que las 14.700 toneladas de peso y los 55,8 metros de altura ejercen sobre la inclinación de casi cuatro metros que sufre la torre. De esa manera, se aleja el peligro de que colapse el campanario.

En esta ocasión, el edificio permaneció abierto a los cientos de miles de turistas que lo visitan cada año y que con el precio de la entrada contribuyeron a financiar en parte los trabajos. Por tal razón, la mayor parte de los trabajos se realizó durante la noche, según explicó el jefe de las tareas, el suizo Anton Sutter.

En total se destinaron siete millones de euros en esta fase, a los que hay que sumar otros 30 millones invertidos en los anteriores trabajos para reducir el ángulo de inclinación, realizados entre 1990 y 2001, año en que volvieron a admitirse las visitas.

La construcción de la torre, cuya autoría se atribuye a Bonanno Pisano, se inició en 1163, y se desarrolló en tres etapas durante un período de 200 años. El monumento está formado por ocho niveles, compuestos de una base de arcos ciegos con 15 columnas, seis niveles, con un anillo externo de columnas y termina en un campanario. Además, contiene una escalera interna en espiral de 294 escalones.

Ayuda
En febrero de 1964, el gobierno italiano pidió ayuda para prevenir el derrumbe de la torre. En 1987 el monumento fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco y, tres años después, fue cerrado al público como medida de seguridad para la anterior fase de restauración.

En noviembre pasado, la torre fue escenario de una protesta de cientos de estudiantes contra el proyecto de ley de reforma universitaria del gobierno de Silvio Berlusconi. La reforma incluía, entre otras medidas, una reducción de los gastos y límites de tiempo en investigación, en línea con los ajustes puestos en marcha en gran parte de Europa.

Leer también >>  La última casa de Marilyn Monroe se vende por USD 6,9 millones

Los estudiantes ocuparon la torre y desplegaron carteles con la leyenda «No a la reforma», mientras en Roma otros irrumpían en el Coliseo tras participar en una multitudinaria manifestación.

 

Fuente: 

Diario La Nación 15/12/2010

Informacion Adicional: 

Historia de la Torre de Pisa:

La construcción del campanario para la catedral de la ciudad toscana de Pisa se encargó al arquitecto Bonanno Pisano hacia el año 1173. Este se propuso erigir un campanario en forma de columna y  separado de la iglesia. No obstante, muy pronto se observó que los cimientos de la torre eran demasiado débiles, lo cual provocó que empezara a inclinarse (en un primer momento se ladeó unos 5 cm. hacia el sudeste) tras la conclusión de los primeros tres pisos.

La causa del torcimiento de la obra era el inestable subsuelo sobre el que se estaba levantando la torre. Pisano temió que su fama de arquitecto se viera afectada y mandó parar las obras.

Casi 100 años más tarde, Giovanni di Simone se arriesgó a reanudar la edificación e intentó compensar la inclinación de la torre construyendo verticalmente los cuatro pisos que faltaban. Las consecuencias fueron catastróficas, pues el campanario seguía inclinándose.

Di Simone se dio cuenta de su error y ordenó detener de nuevo las obras por más que el lugar donde debían colocarse las campanas no estuviera construido. En 1298 se midió una desviación de la plomada de 1,43 m, y en 1360 esta cifra ya había aumentado a 1,63 m. Con todo. Tommaso Pisano se decidió a continuar la construcción del campanario y a terminar la obra. Para ello, dispuso el claro de forma vertical sobre el edificio inclinado. En 1372, la torre del campanario quedaba lista para su inauguración.

Leer también >>  Muere George Martin, el 'quinto Beatle'

En los siglos sucesivos, la inclinación de la torre se ralentizó. Se supone que el peso de la misma —unas 14.500 toneladas— terminó por compactar el suelo, lo cual permitió cierta estabilización del edificio. En el año 1835, el arquitecto Alessandro Gherardesca realizó un primer intento de rehabilitación; para ello eliminó el blando suelo lodoso y lo sustituyó por una base de mármol.

En 1350 la inclinación era de 1,40 metros, en 1817 de 3,80 metros y en 1993 de 4,47 metros. Tras las obras la inclinación de la torre retrocedió a los 4,10 metros en 2001 y de ahí a los actuales 3,99 metros.

El resultado fue desatroso, ya que en lugar de proporcionar mayor solidez a la torre, la acción de Gherardesca provocó un nuevo ladeo. En 1918, la desviación de la plomada eta ya de 5,1 tn. Hasta 1990, la inclinación de la torre fue aumentando de 1 a 1,2 mm. anuales. Ante la imposibilidad de revertir esta situación y por motivos de seguridad, el símbolo de la ciudad Pisa fue cerrado a los visitantes el 7 de enero de 1990.

El gobierno italiano ha emprendido numerosas medidas para la conservación de este singular monumento. Asi, en los años 1994 y 1995, se colocaron en la parte norte de la torre 690 toneladas de plomo en forma de barras y a modo de contrapeso; su fijación se realizó mediante la inserción de una serie de anclas enterradas en el suelo, a 40 m. de profundidad. Hasta el momento, la medida funciona, por lo que se ha podido detener la inclinación de la torre. Por el contrario, otros intentos de estabilización, corno inyecciones de hormigón en los cimientos o la congelación del suelo, han resultado un fracaso. En 1998, se aseguró la parte norte de la torre mediante dos cables de acero de 100 ni de largo y 4 toneladas de peso cada uno.

La torre tiene 55 metros de altura, pero sus cimientos sólo tienen 3 de profundidad. Inmediatamente después de que se empezara a construir, el suelo empezó a ceder. Eso ocurrió en 1173, y desde entonces el suelo ha estado cediendo lentamente

Leer también >>  Ya se exhiben los objetos rescatados del barco naufragado en el siglo XVIII

Los arquitectos e historiadores del arte se llegaron a abandonar la torre a su suerte. Entre el mes de febrero de 1999 y junio de 2001 se puso en práctica una nueva técnica. En los cimientos de la parte norte se insertaron una serie de tubos que debían permitir la extracción de 30 toneladas de tierra con la máxima seguridad y, a continuación, enderezar la columna unos 50 cm. La nueva técnica dio unos resultados magníficos, de manera que en la actualidad la torre presenta una inclinación moderada, aproximadamente la que tenía hace unos 250 años. A pesar de que es posible que nunca «adopte» la posición vertical por completo, su situación actual puede considerarse como absolutamente estable.

El «paciente» está friera de peligro y podrá sobrevivir sin problemas durante los próximos 2000300 años. El 16 de junio de 2001, se abrió de nuevo el acceso al público, ya que no existe riesgo alguno en la subida a este campanario de 55 ni de altura. Incluso las siete campanas pueden volver a repicar.

CURIOSIDAD: Si alguien creía que la Torre Pisa seguía siendo la la torre más inclinada del mundo, pues esta equivocado, ahora la torre más inclinada del mundo se encuentra en Alemania, en un pequeño pueblo llamado Suurhusen, ubicado en la Baja Sajonia. La torre de Suurhusen tiene un grado de inclinación de 5,07 grados mientras que la Torre de Pisa tan sólo tiene un grado de inclinación de 3,97 grados. La torre forma parte de una iglesia cualquiera y de hecho, era una iglesia corriente hasta que ésta empezó a separarse de la nave principal, inclinándose poco a poco.

Fuente: www.portalplanetasedna.com.ar

Redujeron la inclinación de la célebre Torre de Pisa
4.4 (88.32%) 493 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú