Reclaman proteger un refugio de la cultura afro en la Ciudad

Nació como sede de la Sociedad Filantrópica Suiza, resguardó un escenario que vio pasar a artistas como Carlos Gardel y Sandro, pero sobre todo fue, y todavía es, uno de los últimos lugares donde queda material vinculado con la historia afroargentina y negra de la Ciudad. La Casa Suiza, en Rodríguez Peña al 200, tiene una fachada Art Deco que hoy luce demacrada pero una gran historia que, si todo avanza como está previsto, va a desaparecer para dar paso a un edificio de oficinas y cocheras.

 Esta tarde, a las 18, descendientes de afroargentinos del tronco colonial –un grupo preexistente a la nación que estuvo presente desde la primera fundación de Buenos Aires–, la ONG Basta de Demoler y vecinos del barrio buscarán evitar la demolición del inmueble con una movilización frente al inmueble que incluirá tambores y ritmo de candombe argentino. “Queremos que se impida la demolición y que la propiedad vuelva a ser un lugar de difusión cultural. Salvo que la Justicia ponga el freno, la demolición es cuestión de días”, advirtió Pablo Cirio, antropólogo y miembro de la Asociación Misibamba, que hoy agrupa a descendientes de la comunidad afroargentina. Según detalló, “la idea es llamar la atención para frenar la pérdida de un edificio histórico para la cultura, como ocurrió hace pocas semanas con la casa de Alfonsina Storni”. La Casa Suiza empezó a funcionar como sede de la Sociedad Filantrópica Suiza (que nació en 1861 y fue una de las primeras instituciones de inmigrantes de la Argentina) en 1895. Mucho tiempo después, en 1937, tuvo una importante remodelación que la convirtió en lo que se ve hoy: un frente Art Deco, una entrada de mármol y una sala que fue testigo de muchas historias. Fue, por ejemplo, albergue de inmigrantes suizos y allí funcionó el Shimmy Club, una asociación de afroargentinos del tronco colonial fundada en 1882 que usó sus instalaciones desde los años 20 hasta fines de los 70 para reuniones y sus carnavales. Por su sala también pasaron Gardel, Sandro, Hermética y los Redondos. Durante la Dictadura, además, fue refugio de las Madres de Plaza de Mayo. La Casa Suiza está cerrada desde 2009, y desde entonces pasó varias amenazas de demolición. Ahora los dueños dicen que tienen el permiso para construir allí un edificio de varios pisos y tres subsuelos para cocheras. Pero los vecinos y el grupo Misibamba quieren impedirlo, amparándose en la Ley 2959, que preserva “el pórtico de ingreso, las arañas de cristal y el archivo histórico”. También se basan en la Ley 1227, que establece que no puede haber otra actividad que no sea cultural o vinculada a la preexistente. Para eso, hoy sacarán los tambores al atardecer. La idea es hacerlos sonar otra vez como hace más de 50 años.  por Romina Smith Fuente: 

Leer también >>  La reina Isabel, a gusto con la película sobre su padre tartamudo

 Diario Clarín 6/1/2012

Reclaman proteger un refugio de la cultura afro en la Ciudad
4.5 (89.05%) 902 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú