Proponen que un obispo asesinado sea el santo de las víctimas de abuso

La Iglesia católica de Holanda presentó al Vaticano documentación sobre el obispo holandés Frans Schraven, que murió asesinado como mártir en China en 1937. El obispo de Rowermond, Frans Wiertz, propuso que Schraven sea el santo patrono de las víctimas de los abusos sexuales.

Entre 10 mil y 20 mil menores holandeses fueron víctimas desde 1945 de abusos sexuales por parte de religiosos católicos pederastas y las jerarquías eclesiásticas, como en muchos otros casos en otros países, se preocuparon por “evitar el escándalo” más que por defender a las víctimas. Monseñor Schraven era obispo de Zhengdin, un condado próximo a Beijing en la época de la invasión y ocupación japonesa. El episcopal holandés misionario rechazó la imposición de los ocupantes nipones para que se les entregaran cientos de mujeres destinadas al “confort” de las tropas japonesas. Los japoneses decidieron no llevarse a las mujeres pero asesinaron al obispo holandés y a otros ocho católicos. La semana pasada, el obispo Wiertz dijo en un sermón que Schraven debe ser considerado el santo patrono de las víctimas de los abusos sexuales. Se refirió a los casos dentro de la Iglesia que tanto escándalo y desprestigio han causado en los últimos años. Dijo que, en ese sentido, monseñor Schraven era “un ejemplo para todos”. “Nos mostró que la Iglesia siempre necesita a personas que sigan el camino correcto, condenen los abusos y den, si es necesario, sus vidas”, dijo Wiertz. Si el Papa Francisco proclama al obispo holandés asesinado por los japoneses en 1937 como un mártir, monseñor Schraven puede ser beatificado sin que sea necesario previamente constatar un milagro en un proceso de canonización. Fuente: 

Leer también >>  Caballero Bonald, García Montero o Benjamín Prado recuerdan a Machado en el 75 aniversario de su muerte

Diario Clarín 9/1/2014

4.0
635
Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú