Ponen en duda el suicidio de Allende

Un forense afirmó que el presidente recibió un impacto de bala previo al de su propio fusil.

Un fuerte remezón en todo el arco político chileno causó ayer la nueva versión de que el ex presidente socialista, Salvador Allende (1970-1973), habría recibido un impacto de bala previo al proyectil que salió de su propio fusil, el 11 de septiembre de 1973, en momentos en que los militares bombardeaban el palacio presidencial de La Moneda, durante el golpe de Estado encabezado por el general Augusto Pinochet (1973-1990).

La nueva tesis, revelada por el médico legista uruguayo Hugo Rodríguez, a un programa de la televisión pública chilena, dejaría sin asidero la versión aceptada hasta ahora de que Allende se suicidó con el fusil de asalto AK-47, que le había regalado su par cubano, Fidel Castro.

Rodríguez, director del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de la República del Uruguay y creador del método de autopsia histórica, se basó en pruebas encontradas en la casa de un coronel del ejército chileno, que recibió del canal de TV: un peritaje balístico, otro dactiloscópico, testimonios de quienes encontraron el cuerpo y la autopsia practicada al cuerpo del ex presidente.

«El AK-47 no deja orificios circulares. Sí un arma de fuego de menor velocidad. Ahora, el mismo proyectil no deja las dos cosas. Si provocó antes el estallido del cráneo, no es posible que se genere un orificio de salida. Eso indicaría necesariamente que existiría otro proyectil, disparado antes del que provocó la explosión», dijo Rodríguez, que abrió así un nuevo mar de dudas, sólo una semana después de que los restos de Allende fueran exhumados del cementerio general de Santiago, por orden judicial, para de determinar las verdaderas causas de su muerte.

Leer también >>  Legislatura: recuperaron unos 5000 libros arruinados por una filtración

«Hay dos patrones de lesiones diferentes. Uno que le deja una bala con efecto explosivo de un arma de guerra, y otro que deja una bala de un proyectil de menor velocidad. Es perfectamente planteable que fue otro disparo, y si fue otro disparo, además fue antes», explicó Rodríguez, quien consideró «clave» someter a análisis el fragmento óseo con salida de bala descripto en los documentos.

El juez que sustancia la causa por la muerte de Allende, Mario Carroza, pidió ayer una copia del programa al canal estatal. Los restos de Allende ya fueron identificados como pertenecientes al ex presidente. El paso siguiente es esperar los resultados de las pruebas que fueron enviadas a un centro científico en Austria para su análisis. Esto, según fuentes ligadas a la investigación, tardaría no menos de 90 días.

Enojo en la familia
«Esto es un insulto a la inteligencia científica y eso es lo triste, que se preste el canal público para hacer esto, por un afán periodístico de presentar algo que no es», se quejó la hija del ex presidente y actual senadora socialista, Isabel Allende, quien abandonó La Moneda ese 11 de septiembre de 1973 para partir al exilio a México.

«Es inaceptable lo que se hizo, en un reportaje lleno de especulaciones, a partir de antecedentes que los mostró como inéditos a pesar de que están agregados al proceso», dijo la abogada de la familia Allende, Pamela Pereira, en conversación con LA NACION, al desestimar las supuestas nuevas pruebas.

Tal postura, sin embargo, no fue acogida por el abogado de derechos humanos, Eduardo Contreras, quien plantea discordancias entre las versiones que explican el deceso del ex mandatario. «Esas dudas técnicas tienen que ser aclaradas y oponerse a que se investigue la muerte del político más importante del siglo XX nos parece que no corresponde en absoluto. Hay que llegar hasta el final, porque Allende no le pertenece sólo a su familia, les pertenece a todos los chilenos», rebatió Contreras.

Leer también >>  Estrenaron dos obras que compuso a los 8 años

La crispación existente en Chile y la vehemencia con la cual se busca aclarar las heridas históricas de la dictadura militar no acaban ahí.

El propio Contreras, en representación del Partido Comunista, presentó ayer una querella para que se investigue la muerte del poeta y premio Nobel Pablo Neruda, quien falleció en septiembre de 1973, pocas horas antes de ser embarcado rumbo a su exilio en México.

por Carlos Vergara

Fuente: 

Diario La Nación 1/6/2011

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú