Polémica por la herencia del hijo de un Premio Nobel y descendiente de Cornelio Saavedra

Carlos Saavedra Lamas, uno de los bisnietos de Cornelio Saavedra, fue el primer latinoamericano en obtener el Premio Nobel de la Paz. Se lo otorgaron en 1936 por sus gestiones como canciller argentino para poner fin a la Guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia. Su único hijo fue Carlos Roque Saavedra Sáenz Peña, que no tuvo herederos forzosos, y al morir, en marzo de 2011, dejó el remanente de la venta de sus bienes a la Fundación Vida Silvestre. Ahora la ONG denunció que con la ayuda de un tradicional estudio de abogados, un peón de un campo de los Saavedra quiere quedarse con la propiedad.

Según relató la fundación, el juez Gustavo Daniel Caramelo, titular del Juzgado Civil Nº 1 de la Ciudad de Buenos Aires, notificó a la ONG del legado que había recibido y autorizó la venta de varios terrenos del fallecido, entre ellos, la estancia El Carmen, en Santa Fe. A 8 kilómetros de allí hay un pueblo, San Mariano, que hasta hace unos años se conocía como Mariano Saavedra, en honor al ex gobernador de Buenos Aires, hijo de Cornelio y bisabuelo de Carlos Roque. El dato, para Vida Silvestre, prueba que los Saavedra eran grandes propietarios en la zona. Sin embargo, cuando el albacea de la sucesión iba a entregar la posesión del predio a su comprador, un hombre se presentó de manera violenta y dijo ser el legítimo propietario. Esa persona fue identificada como Hugo Aníbal Gómez. Fundación Vida Silvestre asegura que fue un empleado de la estancia. Para probar la relación de dependencia, la fundación presentó una serie de pruebas a las que tuvo acceso Infobae: recibos de sueldos firmados por Gómez, certificados de la ART, de OSPRERA (la obra social de los trabajadores rurales) y del Anses, y una declaración jurada. Pese a ello, con el asesoramiento de los abogados Raúl Antonio Freyre Iturraspe y su prima María del Corazón de Jesús Iturraspe Freyre, Gómez se presentó en un juzgado local para pedir la usucapión, es decir, reclamar la propiedad de la estancia, de la que no tiene título, pero en la que dice que vivió como si fuera su dueño durante más de 20 años. Desde Vida Silvestre reaccionaron con una denuncia penal por usurpación. Entonces Gómez decidió dar marcha atrás y rediseñar su estrategia: a través de otro abogado especialista en el tema, Horacio Humberto Brusa, su cónyuge, Claudia Olmos, presentó la semana pasada un pedido de usucapión. «El objetivo de ese cambio de estrategia fue no dejarlo pegado a él, porque era muy fácil demostrar que era empleado en relación de dependencia. En cambio, ella no tenía vínculo laboral con Saavedra. Sin embargo, hay muchísima prueba documental que acredita que el dueño era Saavedra, como contratos de arrendamiento o pago a proveedores. Todos en la zona saben que el campo era de los Saavedra», explicó a Infobae el abogado Jorge Fiorito, que representa a la fundación en la sucesión. Vida Silvestre también acusó a Olmos de arrendar una fracción de la estancia y denunció a Gómez por abigeato agravado (robo de ganado), ya que cuando Saavedra falleció, la estancia tenía 1.300 vacas, pero cuando personal del SENASA se presentó para vacunar a los animales contra la aftosa faltaban más de 200. Ahora en la ONG esperan que la fiscalía local procese a Gómez, quien ya fue citado a declaración indagatoria según los abogados de la fundación. «Es inédito recibir este tipo de legado. Por lo tanto, tenemos una gran responsabilidad en honrar la voluntad del Sr. Saavedra», observó el titular de Vida Silvestre, Diego Moreno. Y agregó: «Es una contribución muy importante para que nuestra fundación pueda continuar con el trabajo que hacemos desde hace 37 años, conservando las riquezas naturales de la Argentina». por Juan Pablo Parrilla Fuente: 

Leer también >>  Rumbo a la inmortalidad

infobae.com 11/9/2014

Polémica por la herencia del hijo de un Premio Nobel y descendiente de Cornelio Saavedra
4.3 (86.09%) 545 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú