Polémica en Italia tras el derrumbe de una ruina de la antigua Pompeya

Tenía 2 mil años de antigüedad y era una casa donde entrenaban los gladiadores antes de actuar en el Coliseo. El ministro de Cultura, Sandro Bondi, advirtió que otras atracciones turísticas podrían caerse por falta de restauración.

El derrumbe de la Domus de los Gladiadores (Schola Armaturarum), una de las más emblemáticas ruinas de la antigua ciudad romana de Pompeya, provocó indignación en Italia y fuertes críticas al ministro de Cultura, Sandro Bondi, cuya renuncia fue exigida por la oposición al gobierno de Silvio Berlusconi.

La casa, de más de 2 mil años de antigüedad y usada por los gladiadores para entrenar antes de hacer sus combates en el Coliseo, se derrumbó por completo el sábado pasado.

«Lo que pasó en Pompeya debe ser sentido por todos como una vergüenza para Italia», dijo el presidente de la República, Giorgio Napolitano, tras enterarse de que el monumento y reliquia histórica, que se encuentra sobre una de las calles más visitadas de las ruinas arqueológicas de la ciudad romana, se había derrumbado completamente, por motivos aún no determinados.

Napolitano dijo que «quien tenga que dar explicaciones» sobre el daño causado al patrimonio histórico y artístico del país «no evada el deber de darlas, cuanto antes y sin hipocresías», y disparó fuertes acusaciones contra el ministro de Cultura, Sandro Bondi, quien viajó al lugar de inmediato para supervisar los daños y quien advirtió de otros posibles derrumbes por falta de “restauración”.

A su vez, sugirió que la filtración de agua por las fuertes lluvias pasadas y el peso del techo que se le agregó al restaurarla en la posguerra fueron los culpables del derrumbe.

«Si tuviera la certeza de tener responsabilidad por lo que ha pasado, renunciaría «, respondió el ministro Bondi, al hablar hoy con la prensa tras una visita de inspección a la zona arqueológica de Pompeya, en las faldas del volcán Vesubio, a poca distancia de Nápoles.

Leer también >>  Tiranos con el pueblo, seductores en las alcobas

Ante la explicación inmediata exigida por Giorgio Napolitano, Bondi reivindicó, por el contrario, el gran trabajo que se hizo en el lugar y señaló que informará al Parlamento sobre las causas del derrumbe.

«En base a los primeros controles, parece que los frescos del edificio permanecen intactos», agregó el ministro, quien admitió sin embargo que «sigue haciendo falta un gran plan de mantenimiento del patrimonio de Pompeya».

La Domus de los Gladiadores era llamada así porque en su interior se entrenaban los atletas en la antigua Pompeya, la ciudad romana que fue arrasada por una erupción del Vesubio, el 24 de agosto del 79 D.C.

La Domus, cuyo nombre oficial era Schola Armatarum Juventis Pompeiani (Escuela de armas de los jóvenes de Pompeya) servía como sede de una asociación militar y depósito de armas: la amplia sala donde se entrenaban los gladiadores estaba separada del resto del edificio con una puerta de madera.

Se cree que fue construida poco antes de que la erupción del monte Vesubio destruyera Pompeya en el 79 y la sepultara bajo seis metros de ceniza.
 

Fuente: 

Clarin.com 7/11/2010

Informacion Adicional: 

Sobre Pompeya:

Pompeya, que en una época fue una ciudad de quizá veinte mil almas, se convirtió en un yacimiento arqueológico activo de gran importancia a partir de 1748, cuando comenzaron las excava- clones. Junto con otras ciudades y granjas aisladas, desapareció bajo la lava tras una erupción del volcán Vesubio el 24 de agosto del 79 d.C. Mucho de lo que se conoce hoy sobre la vida en la antigua Roma proviene de esta cápsu-la del tiempo. con restos bien preservados de edificios y espacios publicos- y sus lugares hermanos. Incluso los graffiti dan prueba de lo que hacía y pensaba la gente común durante la primera época del Imperio Romano.

Leer también >>  Brasil quiere ayuda de EEUU para aclarar crímenes de la dictadura

Alrededor de tres quintos de las más de 40 hectáreas que conforman la ciudad se liberaron de la ceniza volcánica solidificada que la sepultó aquel día horrendo.

Para recorrer Pompeya ayuda tener presente algunos datos. La ciudad antigua tiene aproximadamente la forma de una almendra con las puertas origínales todas dispuestas a su alrededor, y las entradas modernas ubicadas en el Sudoeste y Sudeste. Si bien todos los nombres de lugares (calles, puertas, casas) son modernos, muchas casas llevan el nombre de sus propietarios reales. Muchas de estas residencias no están abiertas al público, pero las que se pueden visitar son más que suficientes.

Pese a que cada una tiene sus características propias, se puede tener una buena noción de las condiciones de vida en Pompeya, aun viendo un puñado a! arar. La entrada principal, Porta Marina, está en medio de todo: hay un área interesante al Norte y otra al Este.

Una o dos plantas

En Pompya, la fonua arquitectónica por excelencia es el doriio, residencia privada de una o dos plantas. La disposición fue evolucionando con los años, pero se destacan los patios con columnatas, con jardín en el centro y el comedor, y los dormitorios todos alrededor, y el atrio. El atrio era un amplio hall con el techo abierto en el centro para recoger el agua de lluvia en un piletón llamado impluvium, desde donde fluía el agua hacia una cisterna debajo del piso. Las paredes de las casas estaban decoradas con pinturas, las más antiguas imitaban bloques de piedra de colores; las más modernas, am-bientaciones elaboradas.

Leer también >>  Diario Crítica, un tábano contra el poder

La más célebre, la Casa de los Vet-tii, adorada por los guías por sus pinturas eróticas (no es lo más importante del lugar), está cerrada por tareas de restauración que se estima concluirán el año próximo, pero la residencia más grande de Pompeya, la Casa del Fauno, permanece abierta, con una reproducción de la famosa estatua de bronce de un fauno en el impluvium. La pieza original se encuentra en el Museo de Napóles, igual que el célebre mosaico de Alejandro el Grande, también de la misma residencia.

Algunas de las fuentes de la calle -restos de la ingeniería hidráulica  romana y de la vida social de esta  civilización- aún dan^agua potable. Eran lugares de reunión del vecindario, en especial para las mujeres. Si bien las re-sidencias están cerradas a la calle, con jardines internos, muchas alquilan el  espacio que da a la vía pública.

Las termas de la ciudad, saliendo de Porta Marina, son injustamente más famosas por sus pequeñas pinturas eróticas que por la decoración ele- I gante de los estucos y mosaicos.

Desde una punta del foro se ven las ruinas, en el podio alto ubicado en el extremo opuesto, que pertenecen al Capitolio, el templo de Júpiter, Juno y Minerva. Parecería que sólo el dramático telón de fondo -el monte Vesubio a lo lejos- se diferencia de templos similares encontrados en muchísimas ciudades romanas.

Su condición en ruinas se debe, en menor medida, a la erupción del 79 d.C. que a un terremoto que se desató 17 años antes, después del cual quedó en mal estado.

Fuente: www.enigma0.iespana.es

Polémica en Italia tras el derrumbe de una ruina de la antigua Pompeya
4 (80%) 737 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú