Palabras que no se lleva el viento

«El Carnaval no puede ser extinguido. Es una tradición de la humanidad, que se perpetúa al través de los siglos. El Carnaval es al fin de cada año un desembarazo de las sujeciones que retienen a todas las edades en su decoro.» Sí, hasta sobre la fiesta popular que precede a la cuaresma marcada por bailes populares y máscaras en las calles opinaba Domingo Faustino Sarmiento.

La Academia Nacional de Educación junto con las fundaciones del Grupo Petersen ha publicado la colección Idearios Argentinos, en los que se recopilan los pensamientos y opiniones directas que han manifestado a lo largo de sus vidas varias de las figuras políticas y culturales más destacadas de nuestro país. «Diseñé la colección como un homenaje a los bicentenarios de 2010 y 2016. El Ideario de Sarmiento cumple, a la vez, con el bicentenario del nacimiento del sanjuanino (el 15 de febrero de 1811)», explicó Pedro Luis Barcia, presidente de la Academia Nacional de Educación, a LA NACION. El Ideario de Sarmiento es muy voluminoso. Tiene tres tomos de unas 400 páginas en las que desde la A hasta la Z se puede acceder a definiciones sobre todos los temas que le importaron al estadista argentino y alberga fotos de distintos momentos de su vida y caricaturas. Un repaso por la vasta obra permite acercarse a un personaje de una curiosidad descomunal que alcanza hasta la importancia de ir a Roma «para alcanzar a comprender toda la importancia civilizadora del culto de las imágenes». «En la Basílica de San Pedro no sólo se veneran todas las piadosas glorias del cristianismo, sino también a los maestros de las bellas artes y los nombres de Bernini, de Miguel Ángel, Rafael, Tiziano, Dominiquino, Thornwaldsen, Canova se confunden en el mismo himno que el mármol y el bronce están cantando a la gloria de Dios que hizo al hombre a su imagen y semejanza creador», relata Sarmiento. El puntapié inicial de la colección fue la amplia obra de Sarmiento. «El año pasado, se sumó el Ideario de San Martín, con dos aportes señalables: el estudio de la lengua del Libertador, a través de sus escritos, hasta hoy no abordado; y la identificación de las 284 obras de su primera «librería», con sus asientos correspondientes», argumentó Barcia. El trabajo sobre el Libertador de América tiene una profusión de cartas que se ha intercambiado con muchos personajes centrales de la historia nacional. Una obra en progreso El propósito de esta colección es que sea «conviviente de voces plurales diversas y aun contrapuestas, sin cielos ni infiernos de réprobos y elegidos, respetuosa de las opiniones diferentes de nuestros prohombres y promujeres», sostuvo Barcia al aclarar que se distribuye en instituciones especializadas, centros de investigación, bibliotecas universitarias y especialistas. «No se venden en librerías. La versión PDF de los libros puede bajarse del sitio www.acadedu.edu.ar», aclaró el académico. A criterio de Barcia, «será útil para docentes que quieran ilustrar sus clases y tomar como motivaciones de discusión las reflexiones y juicios manifestados a lo largo de la vida de nuestra nación por los hacedores del país», ya que está pensada «para todo lector interesado en saber qué pensaron y cómo vieron nuestra realidad las mujeres y los hombres que modelaron nuestro país y qué de sus pensamientos perdura como simiente para el futuro». Los próximos Idearios Argentinos estarán dedicados a Martín Miguel de Güemes, Justo José de Urquiza, Jorge Luis Borges, Ezequiel Martínez Estrada, Arturo Frondizi, Juan Domingo Perón, Victoria Ocampo, Arturo Jauretche, Víctor Massuh, Saúl Alejandro Taborda, José Hernández, Juan Manuel de Rosas y Bernardo Canal Feijóo, entre otros personajes. por María Elena Polack Fuente: 

Leer también >>  El brazo de una muchacha en Ruanda

Diario La Nación 29/1/2016

Palabras que no se lleva el viento
4.4 (87.63%) 372 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú