Objetos personales de Hitler, a subasta en Alemania

Desde una lámpara de pie hasta las gafas del dictador nazi, la casa muniquesa especializada en artículos históricos «Hermann Histórica München» pone a la venta su herencia más personal.

Un lote de objetos personales del dictador nazi Adolf Hitler (1889-1945) han salido a subasta a través de la casa muniquesa especializada en artículos históricos «Hermann Histórica München».

Desde una lámpara de pie procedente de la residencia de Hitler en la capital bávara, con un precio de salida de 5.000 euros (unos 6.594 dólares), hasta las gafas de lectura del dictador, por un mínimo de 4.800 euros (unos 6.330 dólares), la oferta abarca en su mayoría objetos de uso cotidiano.

El rotativo Bild informa hoy de que la mayoría de los artículos de la subasta, que se celebrará a finales de octubre, proceden de la herencia de Rudolf Hess, el lugarteniente de Hitler que se suicidó en la berlinesa prisión militar de Spandau en 1987, donde estaba recluido a perpetuidad como último prisionero del nazismo.

Entre los artículos más destacables figura precisamente una edición de lujo del libro del dictador «Mein Kampf» («Mi lucha») dedicado a Hess con el texto: «A mi fiel compañero de prisión Rudolf Hess – Münich, 17 de octubre de 1925».

Tras el fracaso del golpe de Múnich de 1923, ambos compartieron celda, en la que Hess se convirtió en secretario personal del futuro «Führer» y ayudante a la hora de redactar el libro ideológico del líder del Partido Nacionalsocialista (NSDAP).

Una subasta polémica
La subasta ofrece la posibilidad también de adquirir algunas joyas de valor, como una insignia de las juventudes hitlerianas en oro, diamantes y rubíes valorada en 22.000 euros (unos 29.000 dólares) o un reloj de bolsillo de oro que Hitler recibió como regalo de Navidad en 1929, tasado en un mínimo de 10.000 euros (unos 13.180 dólares).

Leer también >>  Secretos de ultratumba

Asimismo, se pueden adquirir artículos de uso cotidiano personales como un juego de cinco cubiertos con el águila, la cruz gamada y las iniciales de Hitler por 1.800 euros (unos 2.372 dólares), una pinza para azucarillos igualmente personalizada por 1.200 euros (unos 1.580 dólares) o un salero de plata con las siglas A.H. por 2.000 euros (unos 2.600 dólares).

Pese a que Adolf Hitler no consumía alcohol ni fumaba, otra de las piezas que figura en la oferta es una caja de plata de ley para ofrecer cigarrillos, personalizada también con el águila, la cruz gamada y las iniciales del dictador por 10.000 euros (unos 13.000 dólares).

La casa de subastas es consciente de lo polémico de la venta por lo que exige a los interesados en participar en la misma que suscriban un documento en el que aseguren que los objetos adquiridos solo serán usados con fines de investigación histórica.

 

Fuente: 

Diario ABC 5/10/2011

Informacion Adicional: 

Hitler escapó a Argentina en 1945, según un libro

El periodista Abel Basti asegura que huyó desde Austria y España. La operación habría contado con la aprobación de Estados Unidos

Tras huir entre las cenizas de un Berlín envuelto en llamas y antes de partir hacia la Patagonia argentina con Eva Braun, Adolf Hitler permaneció oculto en España varios días de 1945, asegura el periodista bonaerense Abel Basti en su libro ‘El exilio de Hitler’.

La mayor revelación de este libro de reciente publicación en Argentina y que en junio saldrá a la venta en el mercado español, es un documento secreto alemán conseguido por el autor en su país y en el que el Führer aparece como uno de los pasajeros evacuados en un avión de Austria a Barcelona el 26 de abril de 1945.

Leer también >>  Picasso negoció con Franco para exponer en España

Según la historia oficial, el líder del Tercer Reich renunció a escaparse de Berlín y el 30 de abril de 1945 se suicidó junto a su amante, Eva Braun, en el búnker construido bajo el edificio de la Cancillería, aunque sus cuerpos, incinerados, nunca fueron hallados.

Basti, que hace años intenta reconstruir el derrotero de los nazis en Argentina, considera esta versión una «farsa» que se «fabricó» para dar un salvoconducto a Hitler, quien era visto como una «pieza clave» en la lucha contra el comunismo en la posguerra.

«No tengo dudas de que cuando concluía la Segunda Guerra Mundial Hitler se escapó de Alemania bajo un escudo protector de sectores de poder anglo-norteamericanos, los mismos que lo habían financiado para que, de humilde pintor, llegara a ser canciller de Alemania», asegura el periodista. Incluso habla de la existencia de un supuesto pacto Washington-Berlín que contemplaba un plan de evacuación nazi para personas, tecnología, documentos y divisas.

Para Basti, el «gran secreto» de la huida de Hitler fue la llegada de uno de sus dobles al búnker, que «tuvo ribetes dignos de una película de Hollywood» y ocurrió «al atardecer del 22 de abril de 1945».

«Ese día el verdadero Hitler voló hacia el aeropuerto austríaco de Hörsching, cercano a la ciudad de Linz, con ocho personas, entre ellas Eva Braun», precisa, y subraya la coincidencia de esta versión con el testimonio de Heinrich Müller, jefe de la Gestapo, durante un interrogatorio de la CIA.

El periodista argentino sostiene que Hitler y su comitiva estuvieron cuatro días en Austria y se refiere a un hecho que considera una suerte de «pago por inmunidad»: el abandono en Linz de un tren repleto de oro robado a Hungría por los nazis. «Más que una llamativa coincidencia, da la sensación de que se trató de una entrega pactada», subraya.

Leer también >>  Hoy cumple cien años el primer auto argentino fabricado en serie

Al igual que Müller, que reveló a la CIA que el Führer se había escapado a España, Abel Basti sostiene que Hitler partió hacia Barcelona el 26 de abril.

Vuelo a Barcelona
En ese sentido, publica en su libro una comunicación oficial secreta según la cual Hitler encabeza la lista de pasajeros de un avión que viajó de Hörsching a Barcelona pilotado por Werner Baumbach, fallecido en Argentina en 1953.

«La presencia de Hitler en España me la confirmó un hoy anciano sacerdote jesuita, cuya familia era amiga del jefe nazi. Y también tengo testimonios que aluden a reuniones que mantenía con su séquito en una hostería llamada ‘Las Quebrantas’, en Cantabria», afirma.

El libro incluye además un documento de los servicios secretos británicos que revela que «un convoy de submarinos nazis partió días más tarde de España y, tras una escala técnica en las islas Canarias, continuó su periplo hacia el sur argentino», con la anuencia de Estados Unidos.

«En uno de esos submarinos viajaban Hitler y Eva Braun», enfatiza Basti, convencido de que la pareja desembarcó en la Patagonia entre julio y agosto de 1945, al amparo del presidente de facto Edelmiro Farrell y de Juan Domingo Perón, entonces su ministro de Guerra.

«El escape de Hitler fue exitoso. De esa manera se pudieron poner a resguardo de los comunistas el capital y los hombres. Después de ejecutada la fuga, y mientras se hacían todo tipo de conjeturas respecto a su suerte, el Führer ya podía dormir tranquilo en un alejado país suramericano llamado Argentina», concluye.

Fuente: Diario El Mundo 18/5/2010

Objetos personales de Hitler, a subasta en Alemania
4.4 (88.65%) 252 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú