Objetos de Carlos Gardel, en una muestra homenaje

Carlos Gardel pasó sus últimos días estudiando inglés. Así lo atestigua un libro hallado entre los restos del avión en el que se accidentó y murió el cantante, la tarde del 24 de junio de 1935 en Medellín, y que es parte de la exposición- homenaje que se inauguró ayer en el Hotel Panamericano.

Bajo el título Mi Buenos Aires querido , la muestra cuenta con objetos personales del Zorzal criollo, entre los que se destacan relojes o botellas de perfume con tapas de plata . “Gardel tenía un afán por aprender inglés y aprovechar su buen momento profesional, y sabía que aprendiéndolo tendría mejores contratos para hacer musicales o filmar películas en Nueva York, algo que venía realizando”, dice Micaela Bataño, curadora de la exposición, y cuenta que la mayoría de los libros de idiomas los guardaba una familia cercana al cantante en Córdoba. Además, se exhibe el bastón con mango de plata que usó en la película “Tango en Broadway”, que protagonizó con Trini Ramos y Blanca Vischer.

La curadora añade que otro de los objetos importantes era el anillo de oro y zafiro que el artista usaba en el dedo meñique. “Hay decenas de fotos de Gardel con ese anillo, que siempre fue un sello personal”, destaca Bataño.

Al recorrer la exposición también se aprecia un sello de madera con la leyenda Recuerdos de Carlos Gardel , que el zorzal usaba para firmar cartas y documentos. Se destacan, además, algunos objetos personales de su madre, Berta Gardés , como monederos de plata y oro, juego de peinado, pastilleros de esmaltes y prendedores adquiridos en la famosa tienda de joyas francesa Van Cleef & Arpels.

Leer también >>  Ponen en duda el suicidio de Allende

“Sus giras por el mundo y su humildad hicieron de Gardel un ser especial que inundó de regalos a su madre y eso se nota en la cantidad de objetos que tenía”, dice la especialista, y recuerda la especial relación de Gardel con Berta, que lo crió sola.

Hay también un reloj esmaltado de cuerda, un facsímil de certificado de buena conducta de su colegio, anteojos para teatro esmaltado con imágenes de cisne, varias agujas de corbata de oro, perla y brillantes, y una veintena de fotos en blanco y negro tomadas durante diferentes momentos de su vida .

El álbum de imágenes no termina ahí: hay una decena de retratos en los que se ve al Zorzal con una figura más esbelta y delgada, que años anteriores y eso, según estudios, se debía a que el cantante cada vez buscaba una mejor imagen para sus giras mundiales. “Detrás de una foto hay una historia, de cada documento una realidad y de cada objeto una razón”, escribió Enrique Espina Rawson, presidente del Centro de Estudios Gardelianos, en un texto que también se exhibe. La exposición, con entrada gratuita, estará seguirá hasta el 1° de julio en el lobby de la torre Norte del hotel (Carlos Pellegrini 551). Además, habrá conferencias; todo para recordar a Gardel a 76 años de su muerte.
 

Fuente: 

Diario Clarín 3/6/2011

4.6
251
Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú