Murió el fotógrafo del primer bonzo

El día anterior, los periodistas extranjeros recibieron un llamado de la pagoda de Xa-Loi, en Saigón: tenían que ir a un lugar determinado al otro día, porque algo “muy importante sucedería”.

  A la mañana siguiente, el 11 de junio de 1963, un monje llamado Thich Quang Duc, vestido con una túnica y sandalias, se sentó en posición de loto sobre un almohadón, fue rociado con nafta, prendió un fósforo y se lo acercó a sí mismo. Ardió, ardió, ardió sin que se le moviera un pelo, sin que se le escapara un grito, sin deshacer nunca la posición de loto. De todos los convocados, había ido un solo fotógrafo, Malcolm Browne: las imágenes que tomó dieron la vuelta al mundo e hicieron que John F. Kennedy reconsiderara, durante la guerra de su país con Vietnam del Norte, su política de protección al presidente Ngo Dinh Diem de Vietnam del Sur, que prohibía el budismo. El tirano fue derrocado poco después. Browne, el hombre que hizo conocer al planeta entero el sacrificio del monje, fue premiado con el mayor galardón para periodistas de su país, el Pulitzer. Desarrolló luego la mayor parte de su carrera en el New York Times. Fue herido, fue expulsado de países, fue un hombre comprometido con su trabajo. El lunes pasado, a los 81 años, este gran fotoperiodista murió. Fuente: 

 Diario Clarín 31/8/2012

Murió el fotógrafo del primer bonzo
4 (80%) 239 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.
Leer también >>  Argentina fue donde más víctimas se cobró la Operación Cóndor

Deja un comentario

Cerrar menú