Marilyn: hoy cumpliría 85 años

La estrella eterna. Marilyn Monroe llevó una vida de excesos. Casada con Arthur Miller, dueña de una belleza sin igual, fue un auténtico sex symbol cuya muerte temprana conmovió al mundo.

Ahora ya podría retirarme de la política después de que me cantaron el feliz cumpleaños de una manera tan dulce”, dijo John F. Kennedy apenas escuchó cómo ella hacía historia con un cantito popular. Y hoy todo Hollywood le canta eso mismo a 85 años del nacimiento de Marilyn Monroe. La voz jadeante de Marilyn sigue haciendo suspirar a la industria del cine y su figura sigue facturando millones a ya casi cuarenta años de su muerte.
El paso de Marilyn por Hollywood fue vertiginoso. Menos de una década pasó desde que se hizo notar con un protagónico en Niágara y con la primera tapa de Playboy, allá por 1953, y su trágica y aún discutida muerte por una sobredosis de barbitúricos, en 1962. Su turbulenta carrera incluyó adicciones de todo tipo, internaciones, matrimonios truncos, embarazos perdidos, peleas con estrellas y cineastas y todo tipo de rumores. “Me restablezco cuando estoy sola. Una carrera nace en público. El talento, en privado” decía ella, que con el tiempo y la fama fue perdiendo ese espacio privado.

Marilyn cerró su carrera con polémicas en Los inadaptados. Se dijo que su comportamiento de excesos durante el rodaje de esa película estuvo relacionado con el problema coronario que terminó con la vida de su coprotagonista, Clark Gable.

Lo cierto es que nadie lucía en cámara como la rubia platinada. Como si su filmografía de lujo no fuera suficiente, día a día siguen apareciendo imágenes inéditas que dan prueba de su eterna fotogenia (ver Las misteriosas…). Pero ninguna foto jamás pudo capturar esa voluptuosa belleza como la cámara de cine. Aquella Lorelei Lee, la platinada de Los caballeros las prefieren rubias, parecía desbordar la pantalla y atraía todas las miradas. Y eso que compartía cartel con Jane Russell.

Leer también >>  Se develará el misterio acerca de la muerte de Pablo Neruda

Dos años más tarde, se volvería la estrella más grande del mundo con La comezón del séptimo año. Más de cinco mil personas se juntaron en las calles de Nueva York para ver cómo se filmaba la escena donde el paso del subte hace volar su vestido. Marilyn falló sus diálogos toda la noche. La escena salió mal y tuvo que volver a filmarse en los Estudios Fox. Se dice que aquella noche Joe DiMaggio, estrella de béisbol y segundo esposo de Marilyn, estaba furioso. Años más tarde, él mismo, ya separado, se iba a encargar de llevar adelante el funeral privado de la actriz.

Su amigo Truman Capote le había recomendado tomar clases de actuación y ella, que ya vivía en Nueva York, se anotó en el Actor’s Studio y conoció a su confidente y maestro Lee Strasberg, quien fue el único heredero de la fortuna de Monroe. Strasberg la convenció de hacer teatro y le dio el prestigio como actriz que se le negaba.

En 1956 se casó con el dramaturgo Arthur Miller y, después de la pérdida de un embarazo mientras filmaba El príncipe y la corista con Laurence Oliver, comenzó el período más oscuro de su carrera.

Billy Wilder le sacó más brillo que nadie en Una Eva y dos Adanes. Nunca un personaje pudo combinar tanta inocencia y sensualidad como su Sugar Kane. Pero Marilyn ya estaba sumergida en una crisis personal: llegaba todos los días tarde al trabajo y se dice que le llevó más de 40 tomas decir bien en cámara “Soy yo, Sugar”. La actriz volvió locos a sus compañeros, Tony Curtis y Jack Lemmon, y Wilder ni siquiera la invitó a la fiesta de fin de rodaje. Durante la filmación, había sufrido su segundo aborto espontáneo junto a Miller. No obstante, ganó un Globo de Oro por su papel de Sugar Kane.

Leer también >>  En búsqueda de testimonios universales

La adicción de Marilyn Monroe a los medicamentos y al alcohol le costó su tercer matrimonio. El primero había sido con James Dougherty, cuando ella tenía 16 años y llevaba el nombre de Norma Jean Baker. En 1960, el rodaje de Los inadaptados fue el más traumático de su carrera. El director, John Huston, decía que ella ya no actuaba: “Era todo verdad. Era sólo ella”. Su carrera ya estaba terminada. Intentó filmar Something’s Got to Give, pero fue despedida y, aunque Dean Martin luchó y consiguió que volvieran a llamarla, jamás pudo terminar la película.

Aquel 29 de mayo durante el cumpleaños del Presidente Kennedy, ¿su amante?, terminó su obra cuando se adueñó de la canción más popular del mundo. Feliz cumpleaños, Marilyn.«
 

Fuente: 

Diario Clarín 1/6/2011

Marilyn: hoy cumpliría 85 años
4 (80%) 818 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú