Manuel Roca y la huelga del ’61

El 13 de diciembre de 1961, el foguista Manuel Roca, nacido en Rufino, murió luchando en la histórica huelga general ferroviaria. Con sólo 24 años, cayó en las vías del ferrocarril, abatido por la represión. El retorno del tren de pasajeros a Rufino sacó a la luz este episodio. Una de las calles del pueblo lleva el nombre del joven obrero ferroviario asesinado durante el gobierno de Arturo Frondizi.

Hacia mediados del ’61, el presidente desarrollista había lanzado el Decreto 4061, que congelaba el déficit ferroviario, condicionaba los aumentos salariales a aumentos de tarifas, suprimía 4000 kilómetros de vías, ramales e instalaciones y propugnaba la privatización de servicios y la entrega de los talleres de la empresa estatal ferroviaria. Al parecer, los trabajadores regresaban a sus casas tras una asamblea y en ese momento pasó un tren. Los obreros –que estaban en huelga– les empezaron a gritar «carneros» y, desde arriba del tren, soldados del Ejército o de Gendarmería dispararon hacia el grupo y mataron a Roca. Rufino es la única ciudad del país que tiene una calle denominada Roca que no evoca al general Julio Argentino Roca. En la memoria del movimiento obrero santafesino se recuerda esa lucha que duró más de 40 días, emprendida por los trabajadores ferroviarios a fines de 1961. Doscientos mil obreros llevaron a cabo la tercera huelga más larga en la historia del gremio hasta esa fecha. Fuente: 

Diario Tiempo Argentino 27/2/2015

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.
Leer también >>  "La Argentina es un espejo muy fuerte"

Deja un comentario

Cerrar menú