Llueven juicios contra Pinochet

La justicia chilena presentó por iniciativa propia 726 querellas por crímenes de lesa humanidad perpetrados por el gobierno militar. Abarcan sólo una cuarta parte de los asesinatos cometidos.

Dos décadas después de que el dictador Augusto Pinochet entregara el gobierno a los civiles, la justicia chilena presentó por iniciativa propia 726 querellas por crímenes de lesa humanidad cometidos bajo el régimen militar (1973-1990). La acción, presentada por la fiscalía de la Corte de Apelaciones de Santiago, busca abrir juicios en todos los casos en que, pese al tiempo transcurrido, no existe aún ningún tipo de investigación judicial. La medida, adoptada cuando arrecian las críticas al presidente Sebastián Piñera por su accionar en el campo de los Derechos Humanos, fue impulsada por un juez de la Corte Suprema y abarcan sólo a una cuarta parte de los asesinatos y desapariciones registrados durante los 17 años de dictadura. Las denuncias dirigidas contra el actual gobierno también salpican a los cuatro presidentes de la llamada Concertación Democrática, que tampoco impulsaron las investigaciones.

Familiares de las víctimas habían denunciado el año pasado que el gobierno retiene al menos 60 querellas contra violadores de los Derechos Humanos que, por ley, deben ser perseguidos por el Ministerio del Interior. “Este es, al fin, un momento fundamental, después de 20 años el Poder Judicial está dando un ejemplo, esto se contrapone con las decisiones del gobierno de Piñera, que está desbaratando toda la institucionalidad en el área de los Derechos Humanos”, dijo la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, hija de un desaparecido. Pizarro recordó que esta misma semana Piñera había desistido de pedir la prisión para los cuatro asesinos del cantante Víctor Jara, acribillado con 44 balazos en 1973. Hasta ahora, el único de los responsables del asesinato del emblemático compositor y cantor es un un conscripto que aún sigue clamando inocencia. La mujer recordó que, además de frenar y obstaculizar las querellas, Piñera despidió en diciembre pasado a todos los abogados de oficio que llevaban “causas emblemáticas”.

Leer también >>  Un documento compromete a Kissinger

Ayer, mientras la fiscalía presentaba las 726 querellas, se supo que la Corte había condenado a seis represores de la dictadura por la desaparición en 1973 de cinco opositores en la sureña Melipeuco. Sin embargo, y para irritación de los familiares y de los movimientos de defensa de los Derechos Humanos, les concedió a todos la libertad vigilada. En Chile, donde unas 3000 personas fueron ejecutadas o desaparecidas durante la dictadura, sólo un pequeño número de represores cumple prisión efectiva. De los 110 ex uniformados condenados en los últimos tres años, sólo 22 cumplen con sus penas, según cifras del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior. Los demás fueron penados pero nunca cumplieron sus condenas, después de que sus abogados pidieran la prescripción de los delitos.

 
 

Fuente: 

Diario Tiempo Argentino 27/1/2011

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú