Líderes mundiales, juntos para conmemorar el Día D

En momentos en que el destino de Europa parece otra vez en riesgo por disputas territoriales, se celebran los 70 años del desembarco.

La celebración del 70º aniversario del desembarco de Normandía, que se conmemorará este viernes, servirá de excusa para que se junten los líderes de las principales potencias. Entre los asistentes a los actos que recuerdan el mayor desembarco bélico de la historia, que marcó el principio del fin de la Segunda Guerra Mundial, estarán Barack Obama, Vladimir Putin, David Cameron, Angela Merkel y Petro Poroshenko. De fondo, trasluce la crisis en Ucrania.  Con el nombre de Día D se recuerda aquella jornada histórica, en la que las fuerzas de los Aliados invadieron el noroeste francés, en ese entonces ocupado por la Alemania nazi, con el objetivo final de llegar al corazón del Tercer Reich.  Con la delicada situación que atraviesa Ucrania como tema de fondo, se llevarán a cabo una serie de encuentros bilaterales importantes. Por un lado, el primer ministro británico, David Cameron tiene previsto reunirse con el presidente ruso, Vladimir Putin, para hablar sobre la crisis ucraniana. Durante esa reunión, Cameron quiere transmitirle a Putin la importancia de que exista un diálogo entre el Kremlin y el nuevo gobierno ucraniano. Las tensiones entre Londres y Moscú por la crisis ucraniana aumentaron recientemente, después de que el príncipe Carlos supuestamente comparase a Putin con Adolf Hitler durante una conversación privada en Canadá. Otra reunión bilateral importante será la que tenga Putin, quizás la personalidad más buscada en un contexto de levantamientos prorrusos en Ucrania y por la negociación por la venta del gas a Europa, y la canciller alemana, Angela Merkel.  Las celebraciones «pueden hacer posible un breve intercambio» sobre la crisis que afronta Ucrania, dijo la mujer fuerte de Alemania, tras una reunión con el premier de Georgia, Irakli Garibashvili. Quienes también participarán de la jornada por los 70 años del desembarco de Normandía serán el presidente estadounidense, Barack Obama, y el flamante presidente ucraniano, Petro Poroshenko, quienes sin embargo evitarían participar de una reunión privada con Putin para hablar sobre la crisis en Kiev. Paralelamente a la presencia de Putin en la cumbre del Día D, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia anunció ayer que Moscú presentará en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un proyecto de resolución sobre la crisis de Ucrania debido a los sangrientos enfrentamientos en la ex república soviética.El proyecto de resolución «incluirá, entre otras cosas, la demanda de un fin inmediato de la violencia y el inicio de negociaciones», dijo Lavrov. El jefe de la diplomacia rusa afirmó que a su gobierno le «inquieta profundamente» el hecho de que personas ajenas hayan sido víctimas de la «operación antiterrorista» del gobierno ucraniano. Por último, de la celebración por el Día D también participará la reina Isabel II, quien será la encargada de hacer sonar por primera vez la «Campana de la Paz y la Libertad» en la bella catedral de Nuestra Señora de la pequeña localidad de Bayeux. Lo hará acompañada de ocho jóvenes de naciones que estuvieron en guerra a mediados del siglo XX.   Fuente: 

Leer también >>  Brasil espió a Fidel y al Che

Diario Tiempo Argentino 3/6/2014

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú