Las intrigas masónicas develadas en un museo

Las intrigas de las logias masónicas, sus rituales e influencia en el devenir de la política siempre fueron terreno de teorías conspirativas. Ahora, muchos de esos secretos podrán ser espiados en la ventana que la masonería francesa que abrió ayer en París: un museo entero dedicado a la Francmasonería, la sede parisina de El Gran Oriente de Francia, una institución creada en 1773 que atesora más de trescientos años de historia masónica moderna.

La apertura de este museo responde, según afirmó Pierre Lambicchi, Gran Maestro del Gran Oriente de Francia, al deseo de que con él pueda ocuparse «una posición preponderante en el centro de la cultura masónica en los años futuros».

Esta orden, que entre sus miembros tuvo a José Bonaparte (Rey de España entre 1808 y 1813) y al pensador Voltaire, fue base sólida para los ideales de Revolución Francesa y al lema nacional francés: libertad, igualdad y fraternidad, tal como recuerda Lambicchi.

Ahora, el Museo de la Francmasonería, alumbra los rincones más obscuros de la logia, que fue prohibida durante la Segunda Guerra Mundial, tolerada en la Francia liberada, pero siempre terreno de intrigas para los no iniciados. El visitante podrá asomarse a una serie de dibujos y obras de arte que recogen las experiencias rituales y explorar la simbología masónica inscripta en pinturas, esculturas, porcelanas, sables, libros y objetos decorativos, entre ellos los delantales de Voltaire y una edición original de las Constituciones de James Anderson, que marcan, hace más de 300 años, el inicio de la masonería moderna.

 

 

Fuente: 

Diario Clarín 12/2/2010

Informacion Adicional: 

Qué es la masonería:

Leer también >>  La poesía criolla en los versos de Mitre

Sociedad filantrópica, filosófica y progresista. Sus objetivos: la exaltación y el perfeccionamiento de las más elevadas virtudes humanas.

 La Orden asienta sus principios en los ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad; y considera que el hombre puede alcanzar su realización a través de la Ciencia, la Justicia y el Trabajo (trilogía que constituye su lema). Estos ideales, que en el seno de nuestra Institución no sólo se expresan sino que se hacen realidad, fueron los que inspiraron a hombres de todos los tiempos a la hora de enfrentar y combatir regímenes opresores, despóticos o que negaban la dignidad de la condición humana.

Valiéndose de una tradición iniciática compuesta por símbolos y alegorías, el lenguaje masónico trata de operar en lo profundo de la conciencia para sacar a la luz aquellos arquetipos que distinguen a los hombres cabales. De esta forma la Masonería se erige en defensora del progreso de la humanidad, y se manifiesta acérrima enemiga de la ignorancia, el fanatismo y la codicia.
 

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú