Las escuelas municipales podrán usar la Bandera de Macha

El Concejo Deliberante de la capital aprobó esta mañana la autorización a los establecimientos educativos dependientes del municipio a que utilicen la Bandera de Macha en los actos escolares.

La llamada Bandera de Macha, según algunos especialistas, pudo haber sido la primera bandera.Se trata de una bandera de tres franjas horizontales cuya disposición de colores es blanco celeste blanco.

La original, creada por Manuel Belgrano, se ecuentra actualmente en el Museo Casa de la Libertad, en Sucre, capital de Bolivia.
 

Fuente: 

Diario La Gaceta 8/6/2010

Informacion Adicional: 

La bandera de Belgrano vuelve a vivir gracias a la restauración
Frente al público, en un taller del Museo Histórico Nacional, trabajan dos profesionales – 20/6/2009

Como una pieza de piano que se ejecuta a cuatro manos, las restauradoras María Pía Tamborini y Patricia Lissa trabajan con pasión, conocimiento y delicadeza en la recuperación de la bandera argentina más antigua, la de Macha, aquella que la historia indica que acompañó a Manuel Belgrano al Alto Perú en 1812, en su lucha contra los realistas.

Restauración de la histórica bandera – Foto Diario La Nación

La historia de la bandera que hoy se encuentra en el Museo Histórico Nacional es tan fascinante como el trabajo que desde hace dos años llevan adelante las especialistas, al hilvanar los delgados hilos -del grosor de un cabello- que sostienen, sin atravesarlos, los fragmentos de la Bandera.

Tras la derrota patriota en la batalla de Ayohúma, en 1813, se perdió el rastro de la insignia, hasta que en 1885 fue descubierta por el párroco de la iglesia del pueblo de Macha, al sur de la actual Bolivia, detrás de un cuadro. Había sido escondida allí para que no cayera en manos del enemigo junto con otra que era blanca con la franja central celeste.

La bandera que en este momento se restaura por primera vez en su historia, de dos franjas celestes y una blanca, fue donada por el gobierno de Bolivia en 1896, con destino al Museo Histórico Nacional, ante el pedido del primer director de la institución, Adolfo P. Carranza. La otra bandera está en el Museo de Sucre.

Hoy, a las 15, en el Museo Histórico Nacional, en Defensa 1600, Tamborini explicará al público los procedimientos utilizados para la recuperación de la Bandera junto a la historiadora Carolina Carman, quien brindará detalles sobre su historia. Una oportunidad imperdible para celebrar el Día de la Bandera.

Paso a paso
En dos meses concluirá la compleja restauración de la histórica bandera en un taller del museo que tiene un vidrio a través del cual se puede ver cómo se realiza el trabajo. El financiamiento corre por cuenta de la Fundación Metrogas.

La Bandera es de seda, de 2,40 por 1,60 metros, y se conserva en un 70% de su totalidad. Las restauradoras contaron a LA NACION que se hicieron distintas pruebas para ver qué método seguir, tras lo cual se optó por la consolidación de dos telas -una de soporte de base y otra superior trasparente de protección- con puntada de conservación con hilo de seda. En lugar de las agujas convencionales, se emplean agujas curvas que se utilizan para cirugías de ojo.

Leer también >>  Revelarían cómo se fugó Eichmann a la Argentina

Así, cada fragmento -de 30 mm el más pequeño- queda sostenido por ambas telas pero sin ser cosido. Sucede que la mala conservación de la insignia durante décadas, a lo que se suma que la seda en la que se confeccionó era de mala calidad, hacen que en la actualidad sea sumamente frágil.

Esta misma fragilidad hizo que no fuese posible recuperar el tinte original, que era un azul índigo y un blanco marfil, por lo cual la restauración se realiza a partir de la coloración actual.

Aún resta unir cada una de las tres franjas y armar un sistema de exhibición en forma plana y horizontal, puesto que hasta que se descolgó para la restauración estuvo exhibida en posición vertical, lo cual es incorrecto, según se investigó en el museo.

«Esta bandera es uno de los mayores y más complicados desafíos que tuve por la fragilidad y su peso histórico y emblemático», comentó a LA NACION Lissa, licenciada en museología, que se especializó en conservación y restauración de textiles en Suecia. En tanto, Tamborini es historiadora del arte y durante seis años se especializó en Italia en restauración de textiles.

El director del museo histórico, José Antonio Pérez Gollán, comentó a LA NACION que la Bandera tendrá un lugar especial y que estará exhibida en una vitrina sellada. Respecto de la restauración, señaló que se trata de «la misión del museo que es la de la conservación para transmitir a nuestro hijos lo que tenemos».

En cuanto a la decisión de que el público pueda ver el trabajo, Pérez Gollán expresó que es una forma de que vean que «no son reliquias, sino el patrimonio de todos» y que, por lo tanto, hay que mostrarlo. La bandera de Macha es una de las piezas más valiosas del acervo del museo.

José Nun, a cargo de la Secretaría de Cultura de la Nación, de la que depende el museo, opinó: «Una de las misiones de los museos es la conservación del patrimonio colectivo de los argentinos. En este caso, la bandera de Macha es un símbolo de gran valor histórico, cuya restauración es significativa en el contexto del Bicentenario que ya comenzamos a conmemorar».

por Laura Casanovas
 

 

Historia de la Bandera de Macha:

En un oficio fechado el 18 de febrero de 1812, el Gral. Manuel Belgrano comunicó al “Excelentísimo Gobierno del Río de la Plata la intención de crear una escarapela que identificara a las tropas revolucionarias y las diferenciara de los ejércitos realistas. Para ello proponía el color “blanco y azul celeste” que tomaba de las bandas que utilizaban los reyes y nobles de la dinastía Borbón.

La propuesta fue rápidamente acogida por el gobierno del incipiente Estado, debido a su practicidad, pues ya había en uso distintivos similares que se utilizaban por regimiento. La nueva insignia permitía reconocer a todas las tropas que combatían del mismo bando, por tal motivo fue notificado su uso inmediatamente a todos los frentes y los oficiales al mando acataron.

Leer también >>  Publican la carta de Sarmiento que empujó a la muerte al abuelo de Borges

Entusiasmado con la aceptación de su propuesta, Belgrano se encontraba en la preparación del acto del 25 de Mayo en Rosario de Santa Fe y notó que no contaba con una bandera para la ocasión, entonces ordenó confeccionar una con los mismos colores de la escarapela. Con la nueva enseña celebró el 25 de Mayo en Jujuy, haciéndola bendecir por un sacerdote salteño, el Dr. Juan Ignacio Gorriti, luego los soldados la juraron y saludaron con salvas de artillería. Como era un acto cívico, las autoridades civiles y los ciudadanos no estuvieron ausentes Todo fue comunicado por Belgrano al gobierno del cual dependía, pero con la lentitud de las comunicaciones de la época no tuvo contestación hasta marzo, cuando se encontraba movilizando tropas y lejos de las ciudades.

El Gobierno le reproclamaba las atribuciones que se tomaba y lo grave del acto en cuanto afectaba la imagen que trataban de presentar ante el extranjero y ante los líderes realistas. Finalmente le ordenaron que discretamente se deshiciera de esa bandera mientras le remitía un estandarte para que lo usara como divisa de regimiento.

Belgrano se excusó explicando que tomó colores que ya habían sido reconocidos como distintivos pero que, acatando lo que se ordenaba, iba a hacer desaparecer la bandera si dejar rastros de ella. Para justificarse ante las tropas que habían jurado morir ante la nueva enseña dijo que la guardarían hasta que la gran victoria final justificara que sea enarbolada en un nuevo país independiente.

Cuando Belgrano se encontró frente a una gran ofensiva realista, emprendió la retirada estratégica de acuerdo con las órdenes del alto mando de Bs. As. La situación era muy delicada porque los revolucionarios estaban acosados por varios frentes de tierra y mar, así que las órdenes establecían un repliegue desesperado de tierra arrasada, levantando todos los recursos disponibles y la fábrica de armas de Tucumán para establecer una línea defensiva en Córdoba.

El Gral. Belgrano inició la retirada con el famoso “Éxodo Jujeño” y continuó con los planes hasta llegar a Tucumán, allí los revolucionarios se negaron a seguir cediendo terreno y reclamaron que se diera batalla allí. La Batalla de Tucumán fue un triunfo militar, moral y estratégico porque permitió que se retomara la ofensiva. Por supuesto, la siguiente plaza fuerte era Salta, entonces todos reclamaron que el gran triunfo era un hecho y que la Bandera debía volver a encabezar al ejército. Belgrano, que era fácilmente entusiasmable, desplegó la nueva insignia en la marcha hacia Salta.

El 31 de enero de 1813 se instaló en Bs. As. la Asamblea Gral. Constituyente con la intención de constituir el nuevo Estado Nacional a través de la Declaración Formal de Independencia y la Sanción de una Constitución Nacional. Estos propósitos no fueron cumplidos porque el panorama bélico, aunque mejoraba, no era definitivo, pero se aprobaron nuevos símbolos entre los cuales estaba la Bandera vetada por el gobierno anterior. Aprovechando la situación, Belgrano hizo jurar fidelidad y obediencia a la Asamblea frente a la Bandera, el 13 de febrero a orillas del Río Pasaje, que desde entonces también se conoce como Juramento.

Leer también >>  Cumple 50 años "Rayuela", el libro de cinco generaciones de jóvenes

En el avance se produjeron varias escaramuzas que pusieron a los realistas al tanto del avance de Belgrano, pero confiaron en que Salta era una plaza fácil de defender por su inaccesibilidad. Sin embargo. Belgrano sabia todos los movimientos realizados en la ciudad porque la red de espionaje compuesta por mujeres y paisanos lo mantenía permanentemente informado.

Si bien la batalla parecía destinada al fracaso, el Cnel. Apolinario Saravia, conocedor de la zona, puso a Belgrano al tanto de un camino desconocido para los realistas. De modo que la mañana del 20 de febrero, Pío Tristán se encontró con un ejército formado para dar batalla en un campo donde no lo esperaba. Dicen que exclamó: “¡Sólo que fueran pájaros!”. La Batalla de Salta fue muy confusa, por momentos las tropas revolucionarias creyeron que perdían el día, pero la aparición de Martina Silva de Gurruchaga por el Oeste con gauchos y paisanos desconcertó a los realistas y volcó la suerte de los combates. Así la Bandera Nacional tuvo un glorioso bautismo de fuego que Belgrano coronó con la capitulación en la que concedió el honor de las armas a los vencidos.

El triunfo de Salta hizo avanzar a los revolucionarios hasta e1 Alto Perú y en Potosí Belgrano hizo acuñar la moneda con el Escudo Nacional que había aprobado la Asamblea del Año XIII.

Belgrano no era militar, era más bien un estadista, por ello se dedicó más a administrar las nuevas conquistas que a asegurarlas o ampliarlas, por tanto cuando los realistas retomaron la iniciativa lo sorprendieron en Vilcapugio y Ayohuma.

La retirada fue penosa, se perdieron hombres y equipo, pero para proteger la Bandera, Belgrano fue a la iglesia de Macha, un pueblo cercano al teatro de operaciones, y escondió la Enseña detrás de un cuadro. Pasado el desastre, Belgrano fue reclamado por el Gobierno de Bs. As. para iniciarle un proceso por las derrotas que había sufrido.

Después de eso fue relevado y enviado a misiones diplomáticas. De hecho todos se olvidaron de esa primera Bandera Nacional, se hicieron otras pero la primera quedó en el descuido hasta que muchos años después de que terminar  la guerra, el párroco del lugar se dio a arreglar y limpiar el viejo templo y sus imágenes, así fue que encontró la gloriosa Bandera. La Enseña fue enviada al Museo de la Independencia en Sucre y ahí conserva en una vitrina  donde uno puede sorprenderse ver los colores invertidos, azul al medio y el blanco a los lados. La recuerdan como Bandera de Macha y el Gobierno de Bolivia le cedió a Salta una réplica, pero nuestra Bandera original, aquella que enarboló Belgrano por primera vez, duerme su sueño de gloria en Bolivia.

Fuente: Museo Histórico del Norte

Las escuelas municipales podrán usar la Bandera de Macha
4.3 (86.7%) 672 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú