La UBA recuerda al doctor Bernardo Alberto Houssay

El premio Nobel de Fisiología y Medicina y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, murió el 21 de setiembre de 1971. Obtuvo títulos honoríficos de 25 universidades, fue presidente de la Academia Nacional de Medicina de la Argentina, de la Academia de Letras, de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires, de la Academia de Ciencias Políticas y Morales de Buenos Aires y de la Academia Pontificia de Ciencias.

Bernardo Alberto Houssay nació en Buenos Aires el 10 de abril de 1887. Fue uno de los ocho hijos del matrimonio de Albert Houssay, un abogado francés, y de Clara Laffont. Houssay demostró haber heredado la gran inteligencia paterna. Desde muy pequeño se aficionó a la lectura de manera que no dedicaba casi tiempo a los juegos infantiles. Se educó en el Colegio Británico. Terminó la escuela primaria con sólo nueve años de edad y a los trece había logrado el diploma de bachiller. Ingresó a la Escuela de Farmacia de la Facultad de Medicina a la increíble edad de 14 años y se graduó en 1904, a los 17 años. Comenzó sus estudios en la Facultad de Medicina y los terminó a los veintitrés años, con diploma de honor. Inmediatamente ingresó a la Cátedra de Fisiología de Medicna. Orientó su trabajo a la investigación sobre la hipófisis y con sus trabajo presentó su tesis de doctorado, premiada por la Universidad de Buenos Aires en 1911. En 1910, a los 23 años, fue designado Profesor de Fisiología de la Facultad de Veterinaria de Buenos Aires. Simultáneamente realizo su práctica hospitalaria en el hospital Alvear, donde fue nombrado Jefe de Clínica en 1913. Estuvo a cargo del Laboratorio de Fisiología Experimental y Patología del Departamento Nacional de Higiene, desde 1915 a 1919. Ese mismo año, fue nombrado Profesor de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Organizó el Instituto de Fisiología de la Facultad, logrando que adquiriera fama internacional. Permaneció como Profesor y Director del Instituto hasta 1943. Ese año fue despojado de su cargo por haber expresado libremente sus ideas democráticas, contrarias al régimen gobernante. Por esa razón recibió muchas invitaciones para continuar su labor en un instituto que él organizó, fuera dela Universidad, con la colaboración de la Fundación Sauberán y otros organismos. El Instituto de Biología y Medicina comenzó sus actividad teniéndolo como Director. En 1945, menos ocupado que de costumbre, pudo concretar su proyecto de redactar Fisiologí­a Humana, un texto que no tardó en conocerse como «la fisiología de Houssay» que contribuyó notablemente a la formación de muchas generaciones de médicos argentinos y americanos. El propio Houssay redactó capítulos importantes tales como La fisiología de la sangre y de las glándulas de secreción interna. Las varias ediciones de esta obra se tradujeron a los más importantes idiomas. En 1947, la Academia Sueca le otorgó el premio Nobel de Fisiología y Medicina por su descubrimiento del papel de la hormona liberada por la hipófisis en el metabolismo de los azúcares. Además del premio Nobel, Houssay recibió, entre otros, el premio Nacional de Ciencias; el premio Charles Wickle, otorgado por la Universidad de Toronto (Canadá); la medalla Banting de la American Diabetes Association de Norteamérica; el premio de la American Pharmaceutical Manufacture de Nueva York y el premio Baly Medal de Inglaterra. En 1955, el nuevo gobierno le restituyo sus cargos universitarios. Trabajó en múltiples campos de la fisiología, pero poniendo énfasis en sus trabajos sobre el funcionamiento de las glándulas endócrinas. Dedicó mucho tiempo al estudio de la hipófisis y su descubrimiento más imoprtante fue el papel del lóbulo anterior de la hipófisis en el metabolismo de los hidratos de carbono, en el comienzo de la diabetes. También trabajo en otros aspectos de la fisiología y la farmacología,relacionados con los aparatos circulatorios y respiratorios, procesos de inmunidad, sistema nervioso, aparato digestivo y con venenos de arácnidos, víboras y serpientes. Además, tuvo un rol destacado en la promoción del progreso de la educación médica y la Universidad y la investigación científica de la Argentina. Houssay es autor de más de 500 trabajos científicos y de varios libros. Obtuvo títulos honoríficos de 25 universidades, fue presidente de la Academia Nacional de Medicina de la Argentina, de la Academia de Letras, de la Academia Nacional de Ciencias de Buenos Aires, de la Academia de Ciencias Políticas y Morales de Buenos Aires y de la Academia Pontificia de Ciencias. En 1972, la OEA -Organización de Estados Americanos- instituyó el premio Bernardo Houssay para galardonar a los más importantes investigadores del continente americano. Fue profesor honorario de 15 universidades, asociado extranjero de 11 Academias y Sociedades de enseñanza, miembro honorario o correspondiente de 38 Academias, 16 Sociedades de Biología. 11 de Endocrinología, 7 de Fisiología y 5 de Cardiología. Fue condecorado por los gobiernos de varios países. Estuvo casado con la Dra. María Angélica Catán, una química fallecida en 1962. Tuvo tres hijos, Alberto, Héctor y Raúl, este último recientemente fallecido. En 1970, ya debilitado, recibió la noticia del Premio Nobel que se le concedió a su discípulo Luis Leloir.Bernardo Alberto Houssay murió el 21 de setiembre de 1971. Fuente: Ediciones Médicas. Fuente: 

Leer también >>  La iglesia de Santa Felicitas lucha contra el abandono y el olvido

www.uba.ar 21/9/2015

La UBA recuerda al doctor Bernardo Alberto Houssay
4.5 (89.55%) 381 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú