La masacre de los padres palotinos

Todos los sábados por la mañana cobra vida en la parroquia San Patricio, de Belgrano, el recuerdo de los curas palotinos asesinados a mansalva el 4 de julio de 1976.

 En el primer piso de la casa parroquial, en una habitación contigua a la sala donde fuerzas paramilitares acribillaron a los padres Alfredo Kelly, Pedro Duffau y Alfredo Leaden y a los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Barletti, cuatro fieles de la comunidad llevan adelante la misión de recolectar y ordenar los testimonios, escritos y documentos para mostrar que esos hombres ofrendaron su vida por la fe. Con ahínco y esperanza, llevan adelante el relevamiento los laicos Francisco Chirichella (abogado), Inés Galmarini de Ferrando (docente), Horacio Saraco (contador) y Rolando Savino (músico y orfebre), a partir de la luz verde que hace diez años dio el cardenal Jorge Bergoglio para impulsar la fase diocesana del proceso canónico para que sean declarados mártires. «Ellos dieron la vida y se entregaron hasta las últimas consecuencias. Ninguno de ellos quería morir, pero nos dejaron un mensaje», contó Inés a LA NACION.

La tarea de la comisión, con el apoyo del párroco de San Patricio, padre Pablo Bocca, no es sencilla. No se trata de encontrar pruebas de un mártir que dio su vida en un contexto cultural diferente, como podría ser un país oriental o musulmán. Los cinco fueron mártires en un país gobernado por un régimen que se autoproclamaba occidental y cristiano y defensor de la fe. Y la Iglesia es consciente de que avanzar en el esclarecimiento del martirio de los sacerdotes palotinos puede llevar a señalar contradicciones en el comportamiento que pudieron haber tenido algunos hombres de la Iglesia en tiempos de la dictadura.

Leer también >>  Los 75 años del Monumental

Una explicación que circula en ambientes católicos es que el gobierno de Videla quiso asestar un golpe a una comunidad religiosa para atemorizar o adormecer posibles reacciones en la Iglesia frente al gobierno militar. «No eran sacerdotes identificados con posiciones ideológicas extremas. Predicaban el evangelio en el corazón de Belgrano y probablemente hayan tocado la sensibilidad de alguien que no lo pudo tolerar», definió Francisco, vicepostulador de la causa que busca el reconocimiento del martirio. Los curas estaban amenazados. Había llamadas anónimas y los vecinos veían en los días previos un Falcon estacionado cerca de la parroquia.

Hoy, a las 19.30, serán recordados, a 35 años de la masacre, en una misa que el obispo Enrique Eguía Seguí presidirá en la iglesia de San Patricio.

por Mariano de Vedia

Fuente: 

Diario La Nación 4/7/2011

Informacion Adicional: 

Bibliografía:
Eduardo Kimel – La masacre de San Patricio – Editorial La Página – Buenos Aires, 2010

 

La masacre de los padres palotinos
5 (100%) 850 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú