La intimidad de Marilyn, a subasta

Pasan los años y el fabuloso «Mercado Marilyn Monroe» jamás cierra. Cada tanto, como ahora, vuelve a colgar el cartel de «volvimos» y exhibe alguna pieza para regocijo de su lista de clientes obsesionados, capaces de cometer la obscenidad de cambiar un maletín repleto de dinero por, quien sabe, la basura de abajo de la cama de la diva. Todavía no se ha llegado a tal extremo, pero incluso después de subastar hasta la tumba que está encima de donde se deshacen los huesos de la rubia, las casas de subasta vuelven al ruedo.

Esta vez, los días 26 y 27 de junio, en el hotel Planet Hollywood de Las Vegas (qué mejor lugar que ese), la Casa Julien ofrecerá varias novedades al mejor postor: fotos personales, cheques firmados, estados bancarios, una silla, un perfume, y más «perlas». Uno de los objetos más interesantes que saldrán a tentar a los millonarios fanáticos es un bonito diván marrón (con sus almohadones incluidos), donde la blonda se entregaba a su psiquiatra Ralph Greenson. Allí, se erotizarán los compradores, habrá confesado sus miedos, sus obsesiones, relatado sus aventuras y fantasías. Ahí, tal vez, todavía quede la estampa de una lágrima derramada o, quien sabe, algún rastro del misterioso perfume de su piel.

Para seguir con los aromas, la Casa Julien -que esos mismos días también subastará objetos de otras estrellas de la industria del cine estadounidense bajo el cartel «Subasta Leyendas de Hollywood»- tentará a los compradores con el frasquito del legendario perfume Chanel N° 5, el cual, tal como cuentan las biografías, Monroe dosificaba en gotas sobre su cuello antes de irse a dormir.

Leer también >>  Pelea por el resguardo de edificios anteriores a 1941

Otro de los objetos que será parte de la pelea entre los participantes del remate es la silla amarilla donde Marilyn se sentó en la última sesión de fotos de su vida, que hizo para la revista Life. Una típica silla de director de cine que, según se ve en el Sitio Web de Julien, se parece a las que las marcas de cerveza prestan aquí a los bares.

En la lista de la Casa Julien hay más: una radiografía del torso desnudo de la actriz (pero claro, sólo se ven sus huesos), una tarjeta nominal de la 20th Century Fox fechada el 11 de mayo de 1953 donde se ordena un aumento de su paga semanal y una fotografía vintage en blanco y negro tomada en Corea.

Aunque por ahora Julien no ha adelantado cuánto piensa recaudar con esta movida, se sabe que cuando está Marilyn en el medio todo puede ocurrir. Se han rematado muchísimos objetos de la diva, pero la subasta que más se recuerda fue la que hizo la galería Christie’s de Nueva York: recaudó en 1999 más de 13 millones de dólares, por unas 1.500 pertenencias Monroe, propiedad de Anna Strasberg, viuda del director Lee Strasberg, a quien Marilyn le dejó esos bienes.

Aquella vez, por ejemplo, la cantante Mariah Carey, pagó 662.500 dólares por un piano laqueado blanco. Ese día, Marilyn logró establecer el récord jamás pagado por una pertenencia personal de un personaje célebre, con la venta en 1.267.500 dólares de su vestido color piel, decorado con piedritas brillantes, que usó para cantarle el memorable «Feliz cumpleaños» al entonces presidente John F. Kennedy. Habrá que ver en junio, entonces, si algún loco se anima a más.

Leer también >>  Batirse a duelo en Argentina

 

 

Multimedia: 

It look’s like you don’t have Adobe Flash Player installed. Get it now.

Marilyn cantando el feliz cumpleaños al presidente Kennedy – 19/5/1962

Fuente: 

Diario Clarín 13/4/2010

Informacion Adicional: 

Quién fue Marilyn Monroe:

Su infancia fue de lo más desgraciada, su madre sufría ataques de locura y la niña pasó de hogar a hogar y de orfanato a orfanato. Su padre era desconocido aunque ella fue registrada con el apellido Mortenson.

A los 15 años fue violada y entregó a su hijo, fruto de la violación, a un orfanato. Con sólo 16 años contrae matrimonio por primera vez y comienza a trabajar en una fábrica de montaje de paracaídas.
 
Fue Harry Lipton, de la Fox, el que la descubrió. Tomó algunas clases de arte dramático pero las cosas no rodaban del todo bien.Pagó peaje sexual para conseguir algunos papeles y el secreto de su contoneo residía en el recortamiento de uno de sus tacones. Su oportunidad le llegó de la mano de Groucho Marx en la película «Amor en conserva». Era insegura e inpuntual y retrasaba todo lo posible el momento de ponerse ante las cámaras. Llegó a repetir hasta 65 veces alguna de sus escenas.Su adicción a ciertas drogas como el Seconal, era ya manifiesta. Marilyn siempre tuvo terror a dormir y no podía conciliar el sueño sin tranquilizantes.La degradación total de la actriz comienza en 1958.
 
La industria del cine no la quiere por su falta de profesionalidad y sus constantes retrasos que hace perder miles de dólares a los estudios. Prepara «Con faldas y a lo loco», uno de sus mayores éxitos que, sin embargo, le iba a deparar un rodaje insufrible a sus compañeros, Jack Lemmon y Tony Curtis, quienes pasaban horas maquillados de mujer esperando rodar las secuencias en las que aparecían con Marilyn, que en esa fecha estaba casada con Arthur Miller.Otro aborto, tras terminar la película, la llevó directa al hospital para una operación de ginecológica. Su salud ya nunca fue buena, a la vez que su matrimonio con Miller estaba en franco deterioro. Él le había regalado el guión de «Vidas rebeldes» con Clark Gable y Monty Clift, cuyo rodaje se estableció en Reno y también estuvo cuajado de problemas. En 1962, tras divorciarse de Miller, comienza el rodaje de «Something´s to give» dirigida por George Cukor. Fue su última película y no llego a termiarla.En la madrugada del 4 al 5 de agosto de 1962 murió, oficialmente por una sobredosis de barbitúricos aunque su muerte sigue rodeada aun de un halo de misterio. Tuvo cuatro maridos y docenas de amantes, pero siempre se sintió sola.Una de sus frases más famosas fue:· ¿Qué se pone para dormir?- Un poco de Channel nº 5· ¿Y nada más?- Bueno sí, también pongo la radio.

Leer también >>  Descubren una civilización avanzada que habría vivido hasta el año 1270

Fuente: www.hoycinema.com

La intimidad de Marilyn, a subasta
5 (100%) 904 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú