La historia de los Reyes Magos

Una estrella anunció el nacimiento del niño Dios. Desde Oriente, tres sabios magos se dejaron guiar por este cuerpo celeste y 12 días después llegaron hasta el pesebre donde la virgen María lo trajo al mundo.

Una estrella anunció el nacimiento del niño Dios. Desde Oriente, tres sabios magos se dejaron guiar por este cuerpo celeste y 12 días después llegaron hasta el pesebre donde la virgen María lo trajo al mundo.

Ahí lo adoraron y le ofrecieron regalos. Ésta es la historia que, hace siglos, le dio la vuelta al mundo, y que aún en nuestros días continúa celebrándose cada 6 de enero. Conoce más detalles acerca de ella y cómo ha sido vista en diferentes épocas y países.

Sabios observadores del cielo
En la antigüedad, la palabra “mago” tenía diversos significados: mientras que para algunos historiadores, los magos eran los antiguos astrónomos y sacerdotes persas, para los griegos un mago era aquel sabio que dominaba las matemáticas, la astronomía y la astrología. Por ello, se ha deducido que los Reyes Magos eran hábiles observadores del cielo.

En nuestros días…
Los Reyes Magos le ofrecieron un regalo especial al niño Jesús, ya que cada uno
de ellos tenía un significado especial: 

En Occidente
la adoración a los Reyes Magos comenzó en el siglo V. La tradición de que los niños les escribieran una cartita pidiéndoles juguetes inició a mediados del siglo XIX.

¿De dónde eran?
Algunas investigaciones apuntan a que los Reyes Magos eran originarios de Persia (hoy Irán), ya que los sacerdotes persas de los siglos V y VI ofrecían a su dios oro, incienso y mirra, los mismos obsequios que los famosos magos le ofrecieron a Jesús.
En la iglesia de San Apolinar el Nuevo, en Rávena, Italia, hay un mosaico bizantino que representa a los tres Reyes Magos con sus nombres (Melchor, Gaspar y Baltasar); ninguno de ellos es negro y sus indumentarias son persas, compuestas por capas y gorros frigios.
Actualmente, un europeo, un asiático y un africano representan a los Reyes Magos. Desde los siglos XII y XIII, se cree que uno de ellos era de raza negra.

Leer también >>  La colectividad coreana celebró medio siglo de presencia en la Argentina

¿Qué pasó con los Reyes Magos?
Santa Helena reunió los restos de los Reyes Magos y los llevó a Constantinopla. Luego fueron trasladados por invasores a la iglesia de San Eustorgio, donde el emperador romano germánico Federico Barbarroja se los apropió y los depositó en una pequeña basílica, que actualmente es la Catedral de Colonia, una
de las más grandes del mundo.

Rosca de Reyes
La tradición dicta que cada 6 de enero, chicos y grandes deleitan sus paladares con la exquisita rosca de reyes. Se trata de un pan hecho de masa dulce, adornado con rodajas de frutas cristalizadas. A nuestro país llegó gracias a los españoles, quienes a su vez lo tomaron de los franceses y su “galette des rois”.
Originalmente, los romanos elaboraban este tipo de pan para celebrar al dios Saturno. En su interior, se colocaba un haba seca y el afortunado en encontrarla en su porción sería nombrado rey de reyes por una temporada.
Hoy en día, la rosca representa la corona de un rey y las frutas que la adornan, las joyas. Quien encuentre la figura de un niño en su trozo de rosca deberá organizar un convivio en el que ofrezca tamales y atole el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

por Silvia Vargas
 

Fuente: 

Diario de Morelos 2/1/2011

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú