Investigan la «privatización» del Coliseo

Un convenio firmado en 2011 cede por 15 años los derechos de imagen del monumento romano.

 La fiscalía de Roma resolvió ayer investigar un controvertido convenio estipulado hace un año entre el gobierno del ex primer ministro Silvio Berlusconi y un reconocido empresario del calzado, Diego Della Valle, y que en su momento los críticos definieron como «la privatización del Coliseo». Así lo informó el sindicato UIL, uno de los tres más importantes de la península, que tras el acuerdo celebrado por el entonces comisario extraordinario Roberto Cecchi, actualmente subsecretario del Ministerio de Bienes Culturales, hizo una presentación ante la justicia. A partir de esta denuncia se habrían encontrado indicios de irregularidades en el convenio por el que, a cambio de 25 millones de euros y de la completa cobertura de los gastos de refacción, mejora y mantenimiento de las estructuras del anfiteatro, fueron cedidos por 15 años los derechos de imagen del monumento. «La fiscalía de Roma, al igual que el Tribunal de Cuentas del Estado, abrió un expediente», precisó la secretaría de la UIL. Se estima que el subsecretario Cecchi se presentará ante los jueces en los próximos días. El sindicato denunció irregularidades desde la fase de licitación, a la que se habría presentado sólo el grupo empresario de Della Valle, y extendió sus quejas a la naturaleza misma del convenio. Firmado el 21 de enero de 2011, el acuerdo con el fabricante de zapatos y también presidente del club de fútbol Fiorentina, Della Valle, representa para el sindicato «una especie de entrega del Coliseo». «Nunca hubo un pronunciamiento del comité técnico científico del Ministerio de Bienes Culturales y aún no se ha publicado ningún documento de parte de la gestión comisarial», agregó la nota de la UIL. La UIL recordó en el comunicado que ya hace tiempo había pedido echar luz «sobre las eventuales responsabilidades penales relativas al convenio secreto sobre la restauración del Coliseo». Según el acuerdo, Della Valle obtendrá la participación mayoritaria en una empresa mixta que administrará el monumento histórico. El empresario también podrá usufructuar los derechos de imagen del Coliseo Romano dentro y fuera del país, además de publicitar en los boletos de entrada y en los andamios que se utilicen en el proceso de refacción. El control sobre cualquier campaña publicitaria o película que se quiera rodar en el Coliseo dará a la empresa enormes ganancias a cambio de un monto irrisorio, manifestó el sindicato. «La valoración del acuerdo es evidentemente baja, ya que se estima que la operación generará, como mínimo, 240 millones de euros», denunció. Della Valle, por su parte, se desligó de cualquier acusación, y ahora que ya no invierte tanto en su equipo de fútbol no quiere que se le escape la mejor adquisición del año en el mercado de pases. Fuente: 

Leer también >>  Recuerdan un ataque guerrillero

 Diario La Nación 12/1/2012

4.5
830
Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú