Homenaje a Tosco, la voz emergente del Cordobazo

Se proyectará el film Tosco, del cineasta cordobés Adrián Jaime, que relata el vínculo entre el dirigente marxista y el peronista Atilio López.

La figura del dirigente sindical Agustín Tosco será recordada hoy en el auditorio del gremio docente porteño (UTE, unión de trabajadores de la educación) al cumplirse, ayer, un nuevo aniversario del levantamiento de obreros y estudiantes del 29 de mayo de 1969 en la ciudad de Córdoba. Aquella protesta contra la dictadura de Juan Carlos Onganía pasó a la historia como el Cordobazo. Dirigente de Luz y Fuerza de Córdoba, Tosco se convirtió en el exponente de aquella resistencia. De formación marxista, valorado por toda la izquierda y por el ala combativa del peronismo, «el Gringo» –así lo llamaban sus compañeros– será homenajeado por la CTA de los trabajadores y por la FUA de los estudiantes (la FUA que agrupa a las federaciones universitarias de las nuevas universidades nacionales). El homenaje consistirá en la proyección del documental «Tosco» del cineasta cordobés Adrián Jaime. Tosco también fue reivindicado por Unidos y Organizados, que ayer realizó una charla-debate en el centro cultural Miguel Mozé, de la capital cordobesa. En el panel se lo reivindicó junto a otros representantes históricos del movimiento obrero de la provincia, como Atilio López, el «Negro», de la UTA, y a Elpidio Torres, de SMATA. López, electo vicegobernador en 1973, fue asesinado por la Triple A en septiembre de 1974, durante un viaje a Buenos Aires. La amistad entre Tosco, marxista de buena relación con el PRT y el Partido Comunista, y López, peronista, es una de las novedades que aporta la investigación realizada para el documental «Tosco». Jaime, su director, conversó con Tiempo Argentino sobre los varios años de pesquisa y documentación que le dedicó a la figura del «Gringo». «Tosco es un dirigente sindical, quizá el más importante de su época. Pero también fue el opositor político más importante que tuvo la dictadura de Onganía», dijo Jaime.  De 42 años, licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), el cineasta cuenta que escuchó hablar por primera vez de Tosco en el colegio secundario, cuando llegó a ser electo presidente del centro de estudiantes de la escuela técnica nocturna ENET Nº 5. Jaime estuvo muy ligado al sindicato de Luz y Fuerza cordobés, el gremio del que surgió Tosco: uno de sus trabajos de juventud fue ser el fotógrafo del gremio. «El Gringo representa un modelo de conducta. Un modelo de honestidad, pluralismo, transversalidad. Representa un modelo gremial en el que tuvo mucha influencia el primer modelo sindical argentino, que trajeron los anarquistas. Sobre todo a partir del viejo Pedro Milesi, en cuya casa se fundó la biblioteca popular Bella Vista», contó el realizador.  Jaime volvió a presentar la película «Tosco» –actualizada con nuevas fuentes documentales– en 2010. Fue tanto el material fotográfico, sonoro y audiovisual que encontró en los últimos años que además decidió editar un libro sobre el dirigente cordobés. El cineasta mostró un particular interés por la relación de Tosco con la gobernación de Ricardo Obregón Cano y Atilio López, que estuvo cercana a la Juventud Peronista y a Montoneros. «En Córdoba se vivió una cruenta disputa entre dos peronismos. Uno que hablaba de seguir profundizando y aumentando las conquistas sociales, y otro que no decía ni quería eso. Tosco apoyaba al primer peronismo, y además era amigo personal del Negro Atilio López, que fue asesinado en Buenos Aires cuando había ido a ver un partido de Talleres», relató Jaime. por Martín Piqué Fuente: 

Leer también >>  Se cumplen 40 años de aquel combate que paralizó al país

Diario Tiempo Argentino 30/5/2013

Homenaje a Tosco, la voz emergente del Cordobazo
5 (100%) 793 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú