Hitler vuelve a los quioscos alemanes

Un periódico semanalincluirá un cuadernillo de 15 páginas con un resumen del ‘Mein Kampf’. El próximo 26 de enero, Alemania vivirá una primicia periodística que volverá a confrontar al país con el capítulo más oscuro de su historia reciente. Ese día, y si la Justicia lo permite, los ciudadanos germanos podrán contemplar y comprar un periódico semanal que ilustrará su portada con una foto de Adolf Hitler, el dictador que prometió un paraíso ario que debía durar mil años, y que ofrecerá al lector un cuadernillo con un apretado resumen de 15 páginas de la biblia del nazismo: ‘Mein Kampf’.

La decisión, además de histórica, tiene una connotación legal que puede acabar con la batalla solitaria del Ministerio de Finanzas del Estado de Baviera, que heredó -gracias a una sentencia dictada el 15 de octubre de 1948- todos los bienes que pertenecieron al dictador, incluido la editorial del partido nazi, Franz Eher. Desde entonces, los funcionarios de la región llevan a cabo una inédita batalla para impedir, con un éxito relativo, que la obra magna del Führer vuelva a ser editada en el planeta. Pero las nuevas tecnologías acabaron con el celo de las autoridades bávaras y, ahora, cualquier neonazi aficionado, puede leer el libro en Internet.
¿Fue este el aspecto que convenció al editor inglés, Peter McGee, a desafiar las leyes alemanas y sacar a la venta una edición de su diario ‘Zeitungszeugen’, con un fascículo comentado del libro ‘Mein Kampf’? McGee ya desafió a las autoridades germanas en enero de 2009, cuando inició la venta de su rotativo con facsímiles de periódicos que se leían en el Tercer Reich. El éxito fue total, pero la reproducción de diarios como el ‘Völkischer Beobachter’ de la editorial nazi ‘Die Angriff’ impulsó a los bávaros a tomar una decisión que causó un escándalo: requisaron el periódico.
«Una verdadera porquería»

Leer también >>  Aprobaron la autonomía de Lezama

La medida llegó a los tribunales, donde un juez dio la razón al editor inglés, que logró vender más de medio millón de ejemplares entre 2009 y 2010. Después de un pausa que duró otros doce meses, ‘Zeitungszeugen’ -que en español podría llamarse ‘Periódico Testigo’- reinició la aventura el pasado 4 de enero con una nueva edición. Para su regreso a los kioskos recurrió a la reproducción de tres periódicos de la época que anunciaban en grandes titulares una noticia que provocó alegría en Alemania y preocupación en Europa: la designación de Hitler como canciller.

Los 100.000 ejemplares desaparecieron de los kiosCos a los pocos días y ahora el país se prepara para recibir la primera venta de un fascículo del libro prohibido ‘Mein Kampf’, para regocijo de los nietos del dictador y temor de un vasto espectro de la sociedad germana, que teme que la difusión de ‘Mi Lucha’, reviva una polémica que parecía enterrada en el país.

El escándalo, sin embargo, no parece preocupar al editor británico. «El libro es una verdadera porquería», dijo McGee a la revista ‘Der Spiegel’. «Todos conocemos el poder oscuro de ese texto pero nadie lo ha leído. El aura de lo prohibido lo ha convertido en un mito», reconoce el editor inglés, que en su nueva iniciativa goza del apoyo del Consejo Central de los judíos en Alemania.

por Enrique Müller

Fuente: 

www.sur.es 17/1/2012

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú