Historia olvidada de un repudio popular

Al informativo de LU-19 “La Voz del Comahue”.(la radio estaba ubicada en Cipolleti, Río Negro,  pero llegaba cómodamente a la mitad de la provincia del Neuquén) llega la información de una rebelión o insubordinación o intento de golpe militar, (después llamada la rebelión carapintada) no sabíamos.

Raúl Ferragut (afiliado a la UCR)comienza a mover sus contactos políticos locales (de todos los partidos) para intentar saber algo más. Dante Boela (afiliado al peronismo) llamaba al goberrnador  neuquino, Felipe Sapag, que estaba en Buenos Aires. Lo atendió el director de la casa provincial en la Capital Federal, Juan Carlos Coumet quien le prometió encontralo (y luego lo logró)

El “Morsa” Ocampo, concejal radical en Cipolleti, llamaba para saber y contar, fue el primero. Leandro Boela desde el Congreso Nacional, donde era corresponsal de la radio, en Buenos Aires, confirmaba lo que ya sabíamos, agregaba detalles. Colombo desde Viedma, igual.

Néstor Sandoval desde el noticiero localizó a Horacio Forni, vice gobernador neuquino, quien le contó que estaban llegando dirigentes políticos y gremiales a solidarizarse, el radical “Popo Quesada”,  Smoljan, todos.
¿es cierto que van a convocar a una movilización en defensa de la democracia? preguntó el jóven y audaz periodista. “Bueno, no esta previsto pero es buena idea”. Esta bien, vamos para allá, le respondió Sandoval. 
Cuando en el “Cuatro L” de la radio Sandoval cruzaba el puente desde Cipolleti a Neuquen, ya dábamos la noticia al aire e invitábamos a la movilización. LU 5 de Neuquen y LU 18 de General Roca se sumaron de inmediato a la convocatoria y JUNTAS las tres emisoras movilizaron al Alto Valle. Cutral –Có y Huincul se prendieron de inmediato de la mano de la corresponsal de LU 19  Llamamos a todos los medios porteños y a TELAM, donde había amigos y les contamos.

Leer también >>  Alberti y León, los inmigrantes

Se multiplicó todo a ritmo de polvora indendiada. Mendoza, Salta, La Rioja, Tierra del Fuego. Todos convocaban a concentrarse en sus plazas .

Los diputados provinciales consultados por los periodistas del Congreso, avisados sus gobiernos,  se fueron luego a la Casa Rosada. No se sabe muy bien cómo, pero la Plaza de Mayo empezó a llenarse de gente que apoyaba al gobierno constitucional. Todos los partidos y los sindicalistas, trabajadores y estudiantes, todos…. Con el apoyo de la gente Alfonsín fue muy fuerte y dijo la frase que quedó en la historia: “la casa está en orden”.

Lo que pasó después, inclusive durante la negociación, es otra cosa. Lo concreto es que los medios de difusión salieron a la calle y la gente, su gente, la que los acompaña todos los días, también.  Nunca vamos a
saber si la provocadora pregunta del periodista Néstor Sandoval a bordo de ese viejo movil de LU 19 fue el primer detonante que provocó movilizarse y movilizar, aunque nos gusta creer que sí. 

por Héctor H. Rodríguez Souza

 
 

Fuente: 

Fuente: Héctor H. Rodríguez Souza, quien era director de LU 19 cuando se produjo lo narrado.
 

Historia olvidada de un repudio popular
5 (100%) 543 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú