Hijas de general Prats demandan al Estado por US$ 15 millones

Acción civil contra condenados del crimen se extiende al Fisco, por ser la Dina un organismo estatal.

El 3 de marzo, el abogado Luciano Fouillioux presentó un escrito de más de 70 páginas, en el que las hermanas Sofía, Angélica y Cecilia Prats Cuthbert interpusieron una demanda civil contra los autores del asesinato de sus padres, el ex comandante en jefe del Ejército Carlos Prats y su esposa, Sofía Cuthbert, ocurrido en Buenos Aires, el 30 de septiembre de 1974.

La demanda, en que se pide una indemnización de US$ 15 millones, se extiende también contra el Fisco, debido a que el crimen fue perpetrado por la Dina, un organismo estatal. Por lo mismo, el escrito ya fue notificado al presidente del Consejo de Defensa del Estado (CDE), Sergio Urrejola, recientemente nombrado por el Presidente Sebastián Piñera.

Urrejola, ex presidente del Colegio de Abogados, deberá dirimir la actitud que adopte el Consejo ante esta demanda: si defender los dineros fiscales o negociar un monto compensatorio con los demandantes.

En este contexto, Fouillioux afirmó que «sería interesante que el CDE considerara en su mérito el daño ocasionado por agentes del propio Estado en un acto de esta magnitud, que podría casi tipificarse, en lo penal, como magnicidio».

De hecho, en cuanto a la jerarquía de crímenes con resultado de muerte perpetrados por agentes del Estado, el caso de Prats es el de más alto rango comprobado, pues como titular de Interior del Presidente Salvador Allende ocupó el cargo de Vicepresidente.

La causa civil comenzó a tramitarse en el 26° Juzgado Civil de Santiago, que dirige el juez Humberto Provoste. Ya fueron notificados el ex director de la Dina, general (R) Manuel Contreras, y todos aquellos condenados en el proceso penal que concluyó el ministro Alejandro Solís en junio de 2008 y cuyo fallo fue confirmado, en forma definitiva, por la Corte Suprema en julio de 2010.

Las hermanas Prats explicaron que su decisión de interponer ahora la demanda -y no incluirla en el juicio penal- buscó evitar que la atención judicial se desviara al resultado de una supuesta indemnización, considerando que el asesinato del general se trata de un caso emblemático de derechos humanos.

Crimen en Buenos Aires

Pasada la medianoche del 30 de septiembre de 1974, Carlos Prats y su esposa abandonaron la residencia del ex embajador de Chile en la capital transandina, cuando al arrancar el auto Fiat -modelo 125-, éste estalló por la detonación de un explosivo instalado debajo del vehículo.

El matrimonio se había trasladado a Argentina en un autoexilio tras el golpe militar de 1973, dejando en Santiago a sus hijas, de entre 29 y 19 años.

En la demanda se hace por primera vez un relato pormenorizado e íntimo de los acontecimientos posteriores que rodearon el asesinato del matrimonio, desde la perspectiva de sus hijas. Las hermanas Prats afirman, en el escrito, que «quedamos huérfanas y mutiladas afectivamente para siempre; a nuestros asesinados padres se les privó del derecho de ejercer como abuelos de nuestros hijos; y a estos últimos del privilegio, que por regla general, todo nieto tiene».

El cálculo del monto demandado se fijó mediante el establecimiento de tres variables: daño emergente ($ 493 millones); daño por lucro cesante ($ 789 millones), y daño moral ($ 5.917 millones), que es el cálculo que las hermanas realizaron por la muerte de sus progenitores.

por Francisco Dagnino

Fuente: 

Diario La Tercera 31/3/2011

Informacion Adicional: 

Quién fue Carlos Prats:

Hijo de Carlos Prats Risopatrón e Hilda González Suárez, fue el mayor de cuatro hermanos. Con 16 años ingresa al Ejército, llegando a convertirse en el mejor alumno de su promoción en la Escuela Militar, distinción entregada por el Presidente Arturo Alessandri Palma .En Iquique, contrae matrimonio con Sofía Ester Cuthbert Chiar Leoni el 19 de enero de 1944. De su matrimonio nacieron tres hijas: Sofía Ester, María Angélica y Hilda Cecilia.

En 1947, cumplió el curso regular para oficiales para el Estado Mayor en la Academia de Guerra, ocupando el primer lugar de su promoción. Realizó el Curso de Estado Mayor en 1954 en el Ejército de los Estados Unidos. Luego de comandar el regimiento el Nº Chorrillos y el Nº 1 Tacna, es enviado como agregado militar en Argentina de 1964 a 1966. Realizó un Master en Ciencias Política, con mención en Relaciones Internacionales de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Master en Ciencias Militares, con mención en Planificación y Gestión Estratégica. Doctor en Ciencias Políticas y Sociología, con mención en Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid. Además de autor de diversos trabajos relacionados con temas estratégicos, materias de simulación computacional, y sistema de mando y control, publicados en revistas especializadas nacionales y extranjeras.

Leer también >>  Recuperan mural de Siqueiros en Los Angeles

Ascendido a General de Brigada en 1968, se vuelve General de División producto del «Tacnazo». Asciende igualmente, por el mismo incidente, su amigo de toda la vida René Schneider, a Comandante en Jefe del Ejército. Poseen estos dos hombres muchas cosas en común, además del hecho de ser militares: afición a la pintura, a la lectura, los dos son hombres de familia, ambos católicos y se consideraban así mismos apolíticos. Ambos creen que las armas que el pueblo le entrega al Ejército para defender la soberanía nacional no podrán ser utilizadas para cambiar la voluntad popular expresada en las urnas.

Por esos mismos motivos Prats sufrió un golpe devastador al enterarse del atentado contra Schneider, el 22 de octubre de 1970, como resultado de una acción para impedir la elección de Salvador Allende en el Congreso Pleno. Agonizante durante tres días, el General Schneider murió el 25 de octubre. En su reemplazo, el presidente Eduardo Frei Montalva nombra a Carlos Prats como nuevo Comandante en Jefe el 27 de octubre.

Antecedentes Militares
1931. Cadete de la Escuela Militar < br>
1933. Alférez

1934. Subteniente < br>
1938. Teniente < br>
1944. Capitán < br>
1952. Mayor < br>
1958. Teniente Coronel < br>
1963. Coronel < br>
1968. General de Brigada < br>
1969. General de División < br>
1970. Comandante en Jefe del Ejército < br>
Comandante en Jefe del Ejército de Chile
Allende, ratificado por el Congreso, asume la Presidencia, y confirma a Prats al mando del Ejército el 6 de noviembre de 1970. Prats mantiene, como su fallecido amigo René Schneider Chereau, su compromiso con la institucionalidad de las fuerzas armadas. Estas debían obediencia estricta a la Constitución y las leyes. El Ejército lo apoyó en el principio, no tenía grandes resistencias a Allende y el asesinato de Schneider le impactó Pero esta situación cambiará, acorde se agudiza la polarización de la sociedad chilena.
Prats logró hacer respetar la independencia de la institución, al hacer que Allende desistiera de llamar a retiro a militares que eran personas no gratas a la Unidad Popular. Logró también el cumplimiento de acuerdos profesionales firmados por Frei, como el aumento de equipos bélicos.

Entre 1971 y 1972 se centra en una intensa actividad profesional para, entre otros, colocar al Ejército en idénticas condiciones de remuneraciones con los otros institutos armados, y en la modernización del Ejército. Impulsa la Ley N° 17.708 de Control de Armas y Explosivos del 21 de octubre de 1971. Propone al gobierno (con gran crítica de la oposición) un proyecto de ley que otorga derecho a voto a los suboficiales de las Fuerzas Armadas, lo que se transforma en Ley de la República en 1972.

Durante una gira del Presidente Allende al exterior, El general Prats asume la Vicepresidencia del país el 29 de noviembre de 1972. En este cargo, realiza una celebración a Pablo Neruda por la obtención del Premio Nobel de Literatura. Prats y los ministros militares permanecen en el gabinete hasta marzo de 1973, para garantizar la realización de elecciones parlamentarias en la forma que la Constitución establecida. El 27 de marzo, se lleva a cabo el cambio de gabinete en donde los ministros militares regresan a sus funciones profesionales.

Prats renuncia
Allende llama nuevamente a los uniformados a integrar el gabinete, al cual denomina de Seguridad Nacional. El general Prats asume el Ministerio de Defensa el 9 de agosto de 1973. Los militares están enfurecidos con que Prats vuelva a integrar un gabinete. Enfermo por una gripe, el [[21 de agosto el general descansa en su casa, cuando una manifestación de esposas de generales se inició frente a ella, a la que se suman oficiales de civil y uno uniformado a protestar contra él y su actuación frente al gobierno. Llegan a dar su apoyo el Presidente Allende, sus ministros y Augusto Pinochet considerado el segundo de Prats todos son abucheados. A raíz de este hecho, Prats solicita a sus generales que confirmen públicamente su lealtad hacia él; lo que la mayoría de estos se niegan a hacer. Resuelve renunciar a la comandancia en jefe y a su cargo de Ministro de Defensa el 23 de agosto de 1973.

Leer también >>  Después de 34 años reabrió "El Tropezón", el restaurante donde comía puchero Gardel

Recomienda al Presidente Allende a Augusto Pinochet Ugarte para sucederlo en el cargo, dado que tenía una larga hoja de vida como soldado profesional y apolítico. Mario Sepúlveda y Guillermo Pickering, otros generales leales a Prats, renuncian también en gesto de solidaridad.Augusto Pinochet se plegó al golpe de Estado realizado el 11 de septiembre, durante el cual Allende fue derrocado y muere en condiciones nunca aclaradas.Prats abandona el país rumbo a Argentina la madrugada del 15 de septiembre de 1973, ya que fue prevenido de que grupos descontrolados lo buscaban para asesinarlo. Las últimas palabras escritas en Chile son dirigidas en una carta a Pinochet, en ella se habla:»El futuro dirá quién estuvo equivocado. Si lo que Uds. hicieron trae el bienestar general del país y el pueblo realmente siente que se impone una verdadera justicia social, me alegrará de haberme equivocado yo, al buscar con tanto afán una salida política que evitara el golpe.»

Atentado terrorista en su contra y asesinato
El cuerpo del ex general Prats destrozado por la explosión del coche bomba. Buenos Aires, 30 de septiembre de 1974.

Atentado terrorista
El agente de la DINA que a veces viajaba bajo el nombre de Kenneth Enyart confesó ante la Justicia de los Estados Unidos, en 1978, haber colocado la bomba que causó la muerte de Orlando Letelier y Ronnie Moffitt, en septiembre de 1976. En dicha confesión afime haber ingresado a Buenos Aires con el nombre de Kenneth Enyart, semanas antes del atentado, y abandonó la Argentina, según consta fehacientemente, horas después del atentado, esto es el 30 de septiembre de 1974, rumbo a Uruguay, desde donde consta fehacientemente que ingresó a Chile el día 1 de octubre de ese mismo año. Consta también que el agente de la DINA que vivía en Buenos Aires, ya mencionado, también abandonó Argentina ese mismo día. El día viernes 28 de septiembre de 1974, el ciudadano estadounidense Michael Townley, agente de la DINA, se introdujo al garaje del general Prats y colocó un aparato explosivo bajo la caja de velocidades del automóvil de Prats, un Fiat modelo 125. El día 30, a las 00.50 horas, al regresar Carlos Prats y su esposa Sofía Cuthbert a su casa en la calle Malabia 3305, Townley hace detonar el explosivo por medio de un control remoto, provocándoles la muerte instantánea. Según el informe policial con carácter «estrictamente confidencial y secreto», «Los restos del automóvil se hallaban esparcidos en un radio de 50 metros» y se observaban «restos calcinados de carne humana».

Proceso Judicial
El doble crimen fue investigado por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal número 1 de Buenos Aires desde el mismo día en que se cometió. La causa se mantuvo casi sin avances hasta que en 1991 se conoció el informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación de Chile, en el que se atribuye a la DINA la autoría de las muertes de Prats y su esposa. El proceso judicial fue larguísimo y se mantuvo en Argentina ya que hasta en el año 2002 la justicia chilena no se hizo parte de ella, por las condiciones políticas del país.

En Argentina
En Argentina, las primeras investigaciones del juez en lo Penal Alfredo Nocetti Fasolino dictaron el sobreseimiento provisional en la causa al no poder identificar a los culpables. En el juicio en Estados Unidos por el asesinato de Orlando Letelier, Michael Townley confesó su participación en el atentado que costó la vida a los Prats. Según Townley fue el mayor Pedro Espinoza, segundo en la DINA, y el coronel Raúl Iturriaga Neumann, jefe del aparato exterior, quienes en una conversación amistosa le solicitaron acabar con Prats, bajo el argumento de que este podía apoyar un levantamiento contra el régimen militar en el sur de Chile. El caso Prats fue investigado por la jueza argentina María Servini de Cubría. En declaraciones a ella en Roma, en diciembre de 1995, los neofascistas italianos Stefano Delle Chiaie y Vincenzo Vinciguerra declararon que los agentes de la DINA Enrique Arancibia Clavel y Michael Townley estuvieron involucrados directamente en el asesinato de Prats. Enrique Arancibia Clavel fue detenido el 18 de enero de 1996, luego de vivir 15 años sin problemas legales en Argentina. Su proceso judicial terminó en el año 2000, cuando fue condenado a cadena perpetua por el doble asesinato. En agosto de 2007 recibió beneficio de la libertad condicional en Argentina.

Leer también >>  El cuarto ex presidente

Pruebas
El diplomático Ramón Huidobro, ex embajador de Chile en Argentina, sorprendió al presentar tres documentos; que fueron incluidos entre las pruebas que acreditarían que el gobierno del general Pinochet sabía que Prats necesitaba un pasaporte para salir del país y se negó a dárselo.

Una carta del 12 de agosto de 1974, mediante la cual el cónsul Álvaro Droguett le cuenta al subsecretario de RR.EE., capitán de Navío Claudio Callaos, una conversación con Huidobro donde este último le comentó de las amenazas de muertes recibidas por el ex comandante en Jefe. Un texto en el que de puño y letra de Droguett- se lee, como resumen, «inconveniente entregar pasaporte a personas indicadas», respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores a sus consultas sobre la demora. Un télex del embajador René Rojas a la Cancillería, donde nuevamente se informa de la situación de los Prats.

Se dicta condena
El 8 de julio de 2010 tras 36 años de ocurridos los crímenes, la justicia chilena dictó altas penas efectivas de cárcel en la sentencia definitiva por el doble homicidio del ex comandante en jefe del Ejército, general Carlos Prats González, y su esposa Sofía Cuthbert Chiarleoni. La Corte Suprema de Justicia de Chile dictó penas contra los nueve imputados, siete de ellos oficiales o suboficiales de las Fuerzas Armadas, involucrados directamente en la voladura en Argentina del vehículo en que viajaba Prats, ex ministro del Presidente Salvador Allende, y su esposa Sofía Cuthbert. En el fallo, la sala del máximo tribunal, condena al general (r) Manuel Contreras y el brigadier (r) Pedro Espinoza, en calidad de autores por el asesinato del matrimonio, a 17 años de presidio mayor en su grado máximo, sin medidas alternativas. El general (r) Raúl Iturriaga Neumann, el brigadier (r) José Octavio Zara y el coronel (r) Juan Morales Salgado fueron condenados a 15 años y un día de presidio menor en su grado máximo, también sin beneficios. En calidad de cómplices, fueron condenados Mariana Callejas y Jorge Iturriaga Neumann, a la pena de cinco años de presidio menor en su grado máximo, con beneficios.

Repercusión nacional
Manifestaciones apagadas se recibieron en Chile respeto a la condena de la Justicia chilena. Los medios dieron amplia cobertura del hecho. Por parte del Gobierno de Chile el ministro de Justicia, Felipe Bulnes, expresó su profundo rechazo al crimen, así como su solidaridad con las hijas del matrimonio Prats-Cuthbert. Manifestó «También estamos conscientes que han perseguido justicia por más de 30 años y finalmente hoy día la obtienen” la familia Prats Cuthbert, por medio de sus tres hijas manifiestan su contento con el fallo judicial a pesar de que fuera reducido drástica mente Las tres hermanas se mostraron muy agradecidas con la jueza argentina María Servini de Cubría, quien jugó un papel clave para que las investigaciones judiciales se mantuvieran abiertas en dicho país. Y en el hecho de que se instruyera un proceso en Chile. Por lo mismo, anunciaron que viajarían a Buenos Aires para entregarle personalmente a esa jueza el texto del fallo de la Corte Suprema.

Repercusión internacional
La condena a varios generales del Ejército de Chile provoco una amplio impacto internacional. Medios como TeleSur, ANSA, Prensa Latina y otros publicaron editoriales al respecto. María Angélica Prats, hija del general Carlos Prats, afirmó el 8 de julio de 2010 a ANSA que en el proceso judicial en ese país «quedó probada la autoría intelectual de Augusto Pinochet», quien detendrá el poder entre 1973

Fuente: www.ecured.cu

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú