Hallaron entierros mayas

En Comalcalco, Tabasco, se localizaron 66 urnas funerarias y 50 entierros asociados, lo que es prácticamente un cementerio prehispánico, el más grande de la región descubierto hasta ahora.

Unos tres kilómetros al norte de la Gran Acrópolis de Comalcalco, en Tabasco, arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) comenzaron a trabajar en torno a tres montículos que, pensaban, eran parte de un conjunto habitacional prehispánico, pero se toparon con lo que podría ser uno de los hallazgos más importantes en esa región maya.

“Inicialmente pensamos que íbamos a excavar unidades habitacionales”, comentó Ricardo Armijo, coordinador de las labores de salvamento arqueológico; “sin embargo, una vez que comenzamos las excavaciones, empezamos a ver que no era una cuestión de grupos habitacionales”, pues se encontraron con 66 urnas funerarias y 50 entierros asociados.

“Es la primera vez que se encuentra un grupo de individuos enterrados en un solo momento, en dos depósitos funerarios distintos. Es común encontrar dos o tres entierros, pero no tantos, por lo que se convierte en un contexto funerario único”, explicó a MILENIO el especialista.

En las urnas funerarias, cuyas dimensiones tienen en promedio de 35 a 75 cm de alto y 35 a 80 cm de diámetro, se hallaron esqueletos que posiblemente pertenecieron a individuos de la élite maya según lo sugiere la evidencia arqueológica, pues este rasgo cultural en Comalcalco fue característico para sepultar a la nobleza.

“Se pudo corroborar que eran depósitos funerarios por la cantidad de urnas y de entierros asociados a éstos. Dentro de las urnas hay individuos y alrededor de ellas había entierros asociados, no llevaban cubierta alguna, es el puro esqueleto.”

Leer también >>  Nefertiti es mía, mía...

El hallazgo representa la muestra esquelética más grande recuperada en esa región del área maya, lo que sugiere que podría tratarse de un cementerio prehispánico asociado a esta cultura.

En el área también se encontraron, asociados a los entierros, silbatos y sonajas de cerámica que representan tanto a animales como a hombres y mujeres ricamente ataviados, decenas de navajas, cuchillos y desechos de talla de pedernal y obsidiana, múltiples fragmentos de metates, y más de 70 mil tepalcates.

El Proyecto de Salvamento Arqueológico Comalcalco II-Potencia —que comenzó a finales de 2010 y finalizó el 17 de junio de 2011— surgió a partir de un convenio signado entre el INAH y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en 2010 con el Centro INAH-Tabasco para instalar una subestación eléctrica.

Camino al inframundo

Para comprender en forma cuantitativa la importancia del hallazgo, en unos 50 años de excavaciones en Comalcalco se habían encontrado 32 urnas funerarias: en 25 días se hallaron 66 urnas funerarias y 50 entierros asociados.

De acuerdo con el arqueólogo, el análisis preliminar de estos materiales sugiere que los entierros tendrían entre 1,161 y 1,200 años de antigüedad, ya que corresponden al periodo Clásico Terminal (750-850 d.C.), si bien aclaró que aún hace falta realizar estudios exhaustivos que lo confirmen.

“Este tipo de entierros es muy característico de Comalcalco: en la parte de arquitectura monumental del sitio encontramos urnas funerarias en los edificios de gran tamaño, donde enterraban a individuos de ambos sexos; sin embargo, no habíamos encontrado fuera del área ceremonial de Comalcalco depósitos funerarios tan característicos.”

El depósito de los 50 entierros asociados corresponde en su totalidad a una sola ocupación de la misma época, “lo que nos hace pensar que fueron colocados expresamente para acompañar en su camino al inframundo a esas personas”.

Leer también >>  La historia del avión argentino que se perdió en 1965

El proceso de microexcavación

Hasta la fecha, de las 66 vasijas funerarias encontradas sólo 53 han sido sometidas al proceso de microexcavación, una “excavación detallada y rigurosa en un espacio reducido y bajo condiciones de temperatura y humedad controlados, en el cual se realiza un registro minucioso de los restos óseos, el contenido de las urnas, las muestras de tierra y demás elementos relacionados con el objeto de estudio”.

Los responsables de coordinar dichos trabajos son el arqueólogo Ricardo Armijo y el antropólogo físico Stanley Serafín, quienes mencionaron que los resultados arrojados son: que los esqueletos encontrados dentro de las urnas fueron amortajados, pues se detectaron residuos de textil sobre la mandíbula de una de las osamentas que así lo sugiere.

“Haremos análisis de huesos y de ADN con los que determinaremos la edad, sexo, patrones patológicos, alimenticios y genéticos que nos ayudarán a saber si hay individuos externos a la región de Comalcalco, o si estaban enfermos o desnutridos; y, a su vez, esto nos permitirá interpretar el tipo de rituales que se hizo con ellos”, de acuerdo con el antropólogo Serafín.

por Jesús Alejo

Fuente: 

Milenio.com 30/6/2011

Hallaron entierros mayas
4 (80%) 550 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú