Hallaron 14 tumbas de un cementerio grecorromano

Fue en Bahariya, al sudeste de El Cairo. Exhumaron una momia de estilo romano de una necrópolis del siglo III Antes de Cristo.

Detalle de las excavaciones

Un grupo de arqueólogos egipcios logró exhumar un sarcófago de yeso esculpido de una mujer de contextura menuda, con ojos anchos vestida con una túnica. El hecho tuvo lugar en el oasis egipcio de Bahariya, conocido como el «Valle de las Momias», a casi 300 kilómetros al sudoeste de El Cairo. Pero este descubrimiento no es uno más dentro de esta zona arqueológica: se trata de la primera momia de estilo romano encontrada en Bahariya, según informó el Consejo Supremo de Antigüedades. Este hallazgo formó parte de lo que habría sido una necrópolis del período grecorromano, que se remonta al siglo III a.C, y que contiene 14 tumbas.

El arqueólogo Mahmud Afifi, quien dirigió la excavación, sostuvo que «es un descubrimiento único», tras confirmar que una momia se encuentra en el interior del ataúd. Sobre la misteriosa mujer, Afifi agregó que no está claro quien fue, aunque sostuvo que debía ser de un alto linaje y representaba a una integrante influyente de la sociedad, debido al esfuerzo que se tomó el artesano en elaborar el sarcófago.
Tras culminar el proceso de limpieza se revelaron cuatro máscaras antropoides de yeso, un trozo de oro decorado con grabados de los cuatro hijos de Horus (Imsety, Duamutef, Hapi y Qebehsenuef) que eran antiguos dioses egipcios. Los grabados muestran la influencia de la religión egipcia aún vigente en el período grecorromano. Además, se descubrieron jarras de vino y monedas de oro, que estaban en las manos de las momias y son consideradas tributos para el barquero que transporta el alma de los muertos.
Las ánforas de vino son tradicionales de la zona de Bahariya, considerada un centro agrícola importante durante la era de los faraones, ya que allí se producía el mejor vino del período grecorromano.

Leer también >>  El suicidio de Zweig en el eclipse de Europa

La caja mortuoria mide sólo un metro de largo y muestra a una mujer con una túnica larga, pañuelo, brazalete y zapatos, así como con un collar con cuentas. Unas piedras de colores en los ojos del sarcófago dan la impresión que está viva. Su muerte se remonta a la época greco-romana, hace 2.300 años.
El «Valle de las Momias» fue descubierto por casualidad en 1996. Se trata de un sitio desértico, sin pirámides, que en la época grecorromana (entre los años 330 a.C. y 400 d.C.) se convirtió en el mayor cementerio de Egipto: una superficie de seis kilómetros cuadrados. Fue localizado por un guarda de antigüedades del templo de Alejandro el Grande que cruzaba el desierto con su burro. El animal se atascó en el terreno y se hundió. El hueco abierto motivó una excavación en el lugar de la caída.

 

Fuente: 

Diario Clarín 13/4/2010

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú