Hace 40 años moría Franco

El dictador que había atentado contra la Segunda República y enlutó a España con una terrible guerra civil eligió a su sucesor, el rey Juan Carlos. A los 82 años, en la cama y bien arropado, ni suicida ni fusilado, hace hoy 40 años moría en Madrid el dictador Francisco Franco, el «Generalísimo», y junto con los inéditos festejos que se desataron en el mundo, los primeros, quizás, provocados por un muerto, se abría en España un período de incertidumbre derivado de los 36 años de sangre y fuego, de inactividad política,  que «El caudillo por la gracia de Dios» había impuesto en su larga dictadura.

España salía del infierno para entrar en una frágil transición, con un nuevo jefe de Estado designado por el propio caudillo. El 22 de noviembre de 1975 se restableció la monarquía y se convirtió en rey, tras jurar fidelidad a los principios del franquismo, Juan Carlos de Borbón, nombrado por Franco como sucesor pocos años antes. Era una transición de riesgo, piloteada por el centrista Adolfo Suárez, padre de la Constitución de 1978. Franco había tomado el poder sofocando a la Segunda República española en la sangre de la Guerra Civil (1936-1939). Declarando al país, primero neutral y luego no beligerante, se salvó de inmiscuirse activamente en la Segunda Guerra Mundial, del lado de sus admirados Adolf Hitler y Benito Mussolini. Pese al terrible balance de cientos de miles de muertos en la Guerra Civil, y luego en los fusilamientos, los campos de concentración y el trabajo forzado, Franco fue útil a Estados Unidos, que en medio de la Guerra Fría estableció con él acuerdos militares. Su muerte aquel 20 de noviembre de 1975 llenó a España de miedo y esperanza. Tranquilizados los jerarcas franquistas con la ley de amnistía general de 1977 para los crímenes del régimen, España empezó a andar el camino de su reingreso a la democracia europea. Lo logró con la adhesión, primero al Consejo de Europa, luego a la Comunidad Europea y por último a la OTAN bajo la dirección alternada de los dos grandes partidos post Franco, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP). A 40 años de la muerte del dictador, España aún no abrió el arcón de su oscuro pasado. La amnistía de 1977 paralizó las investigaciones sobre las atrocidades del régimen, mientras el país está sembrado de fosas comunes anónimas en las que fueron arrojadas las víctimas del franquismo. Aún no fueron hallados los restos del gran poeta Federico García Lorca, fusilado por los franquistas en Granada. Muchos historiadores coinciden en que España puso una piedra sobre los horrores del pasado para garantizar la estabilidad del presente. El cuerpo del dictador aún reposa en el faraónico mausoleo que se hizo construir al norte de Madrid, el Valle de los Caídos, donde están sepultadas más de 30 mil víctimas de la Guerra Civil. Ayer, el ex juez Baltasar Garzón pidió al gobierno conservador de Mariano Rajoy el retiro de los restos del dictador del Valle de los Caídos. En un escrito presentado al Consejo de Ministros, reclamó que el monumento, símbolo del régimen franquista, se convierta en un Espacio de la Memoria para las víctimas y familiares de la Guerra Civil y la dictadura. por Francesco Cerri Fuente: 

Leer también >>  "En 1910 había optimismo, satisfacción y mucha autoestima"

Diario Tiempo Argentino 20/11/2015

4.7
691
Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú