Habrían encontrado la tumba de Drácula

El misterio de Drácula suma un nuevo capítulo. Ahora parece que no es en Transilvania donde hay que buscar la tumba del conde, sino en Nápoles. Una investigadora de la Universidad de Tallin, en Escocia, asegura haber encontrado en esa ciudad italiana el sepulcro de Vlad III, más conocido como Vlad el Empalador, el sanguinario príncipe en el que Bram Stoker se inspiró para su ya clásica historia.

La estudiante de posgrado Erika Stella halló la supuesta tumba del legendario noble rumano durante una investigación de expertos de la universidad escocesa en el claustro de Santa María la Nova, en Nápoles. Allí se encuentran la tumba de la hija y el yerno del príncipe. Ahora el grupo de investigadores, encabezado por Stella, tramitará los permisos para poder estudiarla y, así, resolver el misterio. La figura de Vlad III se hizo legendaria por la cantidad de sangre que derramaba en su lucha contra turcos y alemanes. Es que su forma preferida de ajusticiar a sus enemigos era atravesarlos con estacas afiladas. Hasta ahora, se creía que el príncipe había muerto en batalla. Pero nuevas evidencias sugieren que fue capturado por los turcos tras un combate, indica el diario español La Vanguardia. Otra pista que refuerza la validez del hallazgo son los símbolos e imágenes de Transilvania que cubren la tumba encontrada, algo difícil de observar en el sepulcro de un noble italiano, como destacó el experto en historia medieval Raffaello Glinni en entrevista con Il Mattino. Vlad III, quien es considerado un héroe nacional en Rumania, fue apodado “Draculea” en honor a su padre, quien era llamado “Dracul” (dragón) por sus enemigos. “Draculea” significa, precisamente, hijo del dragón. Fuente: 

Leer también >>  Faltan fondos para abrir su museo

Diario La Razón 17/6/2014

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú