Exhibirán el pasaporte falso con el que Eichmann huyó a la Argentina

A 50 años de la ejecución del jerarca nazi. Está en el Museo del Holocausto y antes de fin de año podrá ser visto por primera vez. Todo el mundo podrá constar con sus propios ojos que Adolf Eichmann, el “arquitecto de la solución final” contra los judíos durante la Alemania nazi, se hizo llamar Riccardo Klement durante los diez años que vivió en Argentina: desde el 15 de julio de 1950 hasta el 20 de mayo de 1960. El pasaporte falso que usó el ex jerarca fue descubierto por la jueza María Romilda Servini de Cubría y se lo entregó al Museo del Holocausto de Buenos Aires para su custodia y exhibición.

Para poder zarpar del puerto de Génova (Italia) rumbo a Argentina, Eichmann, que había nacido en el seno de una familia protestante de Colonia (Alemania), presentó el pasaporte de su alter ego, Klement, un técnico de la ciudad de Bolzano (Italia). “Este documento es de las pocas piezas exclusivas y originales que hay de Eichmann en el mundo”, asegura a Clarín Alejandro Dosoretz, presidente del Museo del Holocausto de Buenos Aires.  La pieza está fechada el 17 de junio de 1950 y había sido expedida por la Cruz Roja Internacional. Como Klement, Eichmann vivió en Argentina desde el 15 de julio de 1950 hasta el 20 de mayo de 1960, cuando fue secuestrado por la Mossad y trasladado a Israel. Según el falso pasaporte –que figura como “exento de pago”– Eichmann viajó “en segunda o tercera clase” rumbo a la Argentina. Klement era huérfano de padre, y su supuesta madre se llamaba Fu Anna Klement. “Este documento es para los negacionistas”, dice Dosoretz. Y agrega: “Es la muestra del artilugio legal que utilizó para entrar a nuestro país. Que esté custodiado en un lugar dedicado al recuerdo permanente de lo que pasó, es de enorme satisfacción porque nuestra tarea es la de transmitir y seguir educando a las futuras generaciones”, se alegra el presidente del Museo del Holocausto en Buenos Aires. Cuando la jueza Servini de Cubría descubrió el documento entre las fojas que conformaban la causa originada por el secuestro de Eichmann en la década del ’60, quiso que fuera el Museo del Holocausto de Buenos Aires el encargado de su custodia. “Desde el juzgado llamaron para ver si nos interesaba ese documento que habían encontrado y enseguida asistimos a una reunión”, recuerda Graciela Nabel de Jinich, directora ejecutiva del museo. La entrega del documento fue en 2007 pero recién ahora, antes de fin de año, será exhibido al público. “Recuerdo hasta hoy que (la jueza) nos pasó el documento para que lo viéramos de mano en mano. Se me caían las lágrimas de la emoción que implica tener algo así en el museo. No podía creer que eso había estado en manos de él (por Eichmann)”, evoca la directora y agrega: “Es un enorme gesto de acercamiento de la justicia federal a un tema tan sensible”. Por orden judicial, el documento no puede exhibirse en otras partes del mundo ni salir del museo; está prestado bajo el título de depositario judicial y puede ser pedido por la Justicia cuando sea requerido. Ahora un grupo de arquitectos ultima la construcción de un dispositivo de seguridad especial para que el documento sea exhibido. El pasaporte falso usado por Eichmann será exhibido este año por ser una fecha muy especial: se cumplen 50 años de la captura, juicio y ejecución del ex jerarca nazi, que fue ahorcado el 31 de mayo de 1962 en la prisión de Ramla, a 45 kilómetros de Jerusalén. Para la inauguración se espera el arribo de numerosas personalidades tanto nacionales como internacionales que todavía no fueron confirmadas. Quienes, desde el día de la presentación, se acerquen a la sede del Museo del Holocausto verán mucho más que un pasaporte falso. Ya lo dice Dosoretz: “Este documento con el que Eichmann entró en forma ilegítima a nuestro país nos deja un legado: el de seguir profundizando y mantener viva la conciencia testimonial”. De las SS a operario de Mercedes Benz Adolph Eichmann nació en 1906 y se afilió al partido nazi en 1932. En 1938 organizó la deportación de judíos desde Viena y un año después lo hizo desde Praga. El 20 de enero de 1942 organizó la conferencia de Wannsse, en Berlín, en la que se decidió la “solución final” para los judíos. Cuando terminó la guerra cayó prisionero. Logró huir y bajo el nombre de Ricardo Klement. vivió en Barracas, Tigre y Tucumán. Recién en 1952 se mudó a Buenos Aires para vivir en La Lucila y San Fernando. Trabajó como mecánico en Orbis y en la planta de camiones de Mercedes Benz. El 11 de mayo de 1960 fue secuestrado por un comando israelí. Lo ejecutaron en Jerusalén, el 31 de mayo de 1962.  por María Eugenia Pintos Fuente: 

Leer también >>  Diario de un soldado nazi, contado por su hermano

 Diario Clarín 28/5/2012

Exhibirán el pasaporte falso con el que Eichmann huyó a la Argentina
5 (100%) 621 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú