Ex jefe guerrillero: «Pensamos que se podía resistir la tortura»

“Pensábamos que un hombre podía resistir la tortura y no hablaba. Y no es cierto; la historia demostró que no es así”. Lo admitió el ex jefe del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) Juan Arnold Kremer –más conocido por su alias Luis Mattini–, al declarar como testigo en el juicio de la megacausa Jefatura de Policía-Arsenales por crímenes de lesa humanidad perpetrados en esta provincia durante la última dictadura militar.

Kremer –quien asumió la conducción del PRT, y de su brazo armado, el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), tras la muerte en julio de 1976 del líder histórico de esas organizaciones, Mario Roberto “Robi” Santucho– reconoció su error respecto a la eficacia represiva de la tortura al responder a una pregunta de Fernando Torres, ex oficial del Destacamento de Inteligencia 142 del Ejército en Tucumán y uno de los 41 imputados del proceso. Desde la sala de audiencias en la provincia de Tucumán, Torres interrogó a Kremer sobre si era cierto que en un congreso del PRT realizado en Europa él había afirmado “como autocrítica” que “ más del 80 por ciento de la inteligencia calificada como secreta por el Ejército provenía del análisis y procesamiento de las propias publicaciones del ERP y de la documentación secuestrada”. Kremer, que declaraba por teleconferencia desde el Consejo de la Magistratura en Buenos Aires, contestó: “Sí, en aquel momento había llegado a esa conclusión. Me faltó agregar que un porcentaje muy alto, eso lo investigué después, se debió a la tortura, cosa que en ese momento nosotros lo negábamos”. Torres insistió con su pregunta y Kremer reiteró: “Hace 30 ó 40 años atrás afirmé eso. Hoy en día cuestionaría mi propia afirmación, porque después comprobé que un porcentaje altísimo de la información fue obtenido por medio de la tortura”. A continuación, el ex jefe guerrillero explicó que “entonces nosotros negábamos eso porque teníamos ciertos ideales: pensábamos que un hombre podía resistir la tortura y no hablaba. Y no es cierto”. El testimonio de Kremer había sido solicitado por la abogada Julieta Jorrat, defensora del ex policía Javier Figueroa, imputado junto con otros por la desaparición del contador Juan Manuel Carrizo, una de los más de dos centenares de víctimas de la megacausa. Al ser interrogado por Jorrat, Kremer reconoció que Carrizo integraba el “Buró Político del PRT”. Sobre su desaparición, dijo que sólo supo que “perdimos contacto con él entre mayo y setiembre de 1976” cuando “no regresó a una determinada casa” en Tucumán. El abogado Bernardo Lobo Bugeau, querellante por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, le preguntó a su vez a Kremer sobre la desaparición del militante del ERP del ex ingenio Santa Lucía Julio “El Bombo” Abad, alias Armando. El testigo dijo que se enteró por un tercero que presenció el hecho de que “Armando fue secuestrado por tres policías de civil de la confitería La Ideal, ubicada frente al ferrocarril Urquiza, en Buenos Aires”. Fuente: 

Leer también >>  Nació en Escocia, peleó en la Segunda Guerra, y a los 97 años vive en Martínez

Diario Clarín 30/9/2013

Ex jefe guerrillero: «Pensamos que se podía resistir la tortura»
4 (80%) 601 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú