Etchecolatz dijo que tiene datos de una nieta desaparecida

El ex comisario sorprendió y habló de la nieta de una de las fundadoras de Abuelas.

El ex comisario Miguel Etchecolatz, condenado a reclusión perpetua por crímenes de lesa humanidad , declaró que tiene datos sobre Clara Anahí Mariani, nieta de María Isabel “Chicha” Mariani -fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo- y secuestrada el 24 de noviembre de 1976 durante un operativo conjunto de la Policía y el Ejército en La Plata.

El testimonio fue en la séptima audiencia del juicio contra 26 represores ilegales que incluyen al ex gobernador Ibérico Saint Jean y su ministro de Gobierno, Jaime Smart. Todos presuntos partícipes del denominado “Circuito Camps”, conformado por 8 centros clandestinos de detención, y responsables de desaparición, tortura y muerte de personas del 76 al 80. Etchecolatz fue mano derecha del coronel Ramón Camps , entonces jefe de Policía. Ambos estuvieron en el operativo contra la vivienda de la calle 30 N° 1134 donde funcionaba una imprenta de Montoneros.

Diana Teruggi y los militantes Roberto Porfidio, Eduardo Mendiburu y Juan Carlos Peiris murieron en el enfrentamiento.

El Ejército utilizó bazookas y bombas de fósforo.

Según la reconstrucción posterior, Diana habría intentado una huida imposible por los fondos con su beba de tres meses, Clara Anahí . Una metralla la destrozó. Pero su pequeña hija se salvó del ataque. Después, un suboficial la habría llevado hasta una camioneta estacionada frente al Hospital Italiano, a cuatro cuadras del lugar.

Nunca más hubo noticias sobre el probable destino de la chica.

Su padre, Daniel Mariani, también de Montoneros, el 1° de agosto de 1977 resultó muerto por un grupo de tareas.

Leer también >>  Servini pidió exhumar un cuerpo de una fosa común en España

Ayer, después de 35 años, Etchecolatz revivió parcialmente el hecho: “Podría aportar datos y elementos de prueba sobre el destino de Anahí Mariani, a quien pueda estar necesitándolo, porque fui testigo presencial de aquellas circunstancias generadas (en su casa)”, declaró ante el tribunal presidido por Carlos Rozaski.

“Cómo esperar que diga la verdad. El sabe qué pasó con mi nieta porque estuvo allí. Pero, después de tanto tiempo y conociendo a este criminal, no tengo mucha esperanza de que cuente realmente los hechos . Capaz me tortura de nuevo con otra barbaridad”, fue la reacción de “Chicha” Mariani. No estuvo en la audiencia porque está citada como testigo.

Para el abogado de Abuelas de Plaza de Mayo, el ex policía hizo un “alegato político” sin intención de esclarecimiento. Su anterior intervención judicial por el caso Clara Anahí Mariani fue en 2004. En aquella oportunidad, Etchecolatz admitió ante el juez federal Arnaldo Corazza que había permanecido en la casa de la calle 30 cuando estaban los cuerpos carbonizados.

No mencionó a la beba con vida .

El ex Director de Investigaciones dijo que se reserva el momento de aclarar el tema. Una posibilidad es que el tribunal apure ese tiempo cuando declare Mariani.

por Rodolfo Lara

 

Fuente: 

Diario Clarín 4/10/2011

Informacion Adicional: 

«Chicha» Mariani desconfía de Etchecolatz: «No le creo», dijo

La fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo María Isabel «Chicha» Mariani señaló esta noche que «desconfía» de la declaración del represor Miguel Etchecolatz y desestimó que pueda aportar información valiosa para encontrar a su nieta Clara Anahí.

Leer también >>  Sorpresa en las profundidades: hallan US$ 1,3 millón en oro

«Con la edad que tengo, a esta altura una siempre desconfía. Sabiendo de la perversidad que lleva adentro Etchecolatz no le creo. Es decir, lo que pienso es que es otra puñalada que me piensa asestar en el corazón. Lamentablemente es lo que pienso», señaló «Chicha».

En declaraciones a Radio Nacional, la referente de derechos humanos señaló sin embargo que «en el fondo del alma, existe la lucecita de esperanza», pero no por lo que pueda revelar Etchecolatz sino su último chófer, Hugo Guayama.

«En la causa de mis hijos y nieta Guayama dio precisiones, nombres, lugares. Está preso también, en Olmos. Lo odian todos, le dicen «El Rata». Algunos de ellos desde el odio, desde el rencor, puede decidir decir la verdad. Esa es mi esperanza. No creo en la generosidad ni en la bondad ni en la buena intención de semejante monstruo que fue capaz de hacer las cosas que hizo Etchecolatz», indicó Mariani.

«Chicha» no puede estar en las audiencias del juicio por el circuito Camps hasta su propia fecha de declaración como testigo, que se producirá luego de la indagatoria de Guayama, dentro de una semana o dos, precisó.

«Pienso que lo que busca es hundir más el cuchillo en el corazón. Nos ha torturado durante 35 años, porque es una tortura no saber donde están los hijos y querrá seguir con más tortura. Matarme de un golpe final. No creo que sea buena voluntad ni por cariño a mí», concluyó.

Fuente: Terra 3/10/2011


Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú