Es sólo un abuelito…

Fernando Subirats es un destacado periodista y productor periodístico, director del sitio www.diariocero.com.ar Cuando en los 90 desempeñaba su profesión en Bariloche, se ocupó de la cobertura del caso de Erich Priebke, un nazi acusado de haber sido el ejecutor de las Fosas Ardeatinas, en donde 335 italiano fueron asesinados a sangre fría. Esta es la historia.

En 1993 me fui a vivir a San Carlos Bariloche, un lugar lleno de paisajes increíbles, extraído de un cuento de hadas, donde la gente caminaba sonriente por las calles, y veía solo por televisión, a periodistas acelerados corriendo detrás de una noticia.

En el barrio en el que vivía, la vida transcurría serenamente.  Los pájaros me despertaban con su canto cada mañana, los pocos comercios que había, levantaban sus persianas a las 9 y las volvían a cerrar al mediodía para descansar. Mas lejos, un hotel, un colegio y una calle en la que vivían muchos ancianos simpáticos y agradables. La mayoría, europeos que habían llegado a nuestro país escapando de la Segunda Guerra Mundial.

Muchos de esos ancianos, eran personajes prominentes de la sociedad barilochense, como “Don Erico” un hombre mayor que al llegar a nuestro país, puso una fiambreria y pasados unos años, se transformó en el máximo exponente del Instituto Cultural Germano Argentino de Bariloche, dirigiendo sus colegios, primario y secundario, en el Instituto Primo Capraro.  En esa ciudad, aquellas dos instituciones son de suma importancia, y rápidamente “Don Erico” comenzó a ganarse el afecto de la comunidad. Era considerado un vecino ejemplar, y por sus actividades en el Capraro, se transformó un pilar de la sociedad barilochense.

Leer también >>  Historia del crimen

Erich Priebke, cuando había sido descubierto por el periodismo

Pero un día, durante el año 1994, 50 años después de la guerra,  un periodista de la cadena de noticias ABC lo abordó antes de ingresar al Colegio Primo Capraro y lo entrevistó.  La noticia causó estupor en la sociedad. “Don Erico” era en realidad Erich Priebke un ex capitán nazi de las SS, mas exactamente de la Hauptsturmführer,  que había comandado la “Masacre de las Fosas Ardeatinas”, en la cual 335 italianos murieron. Al finalizar la guerra, escapó con la ayuda del grupo ODESSA primero a Inglaterra, y de allí, con la ayuda del Vaticano (La Ruta de las Ratas), a la Argentina, viviendo por un breve tiempo en Buenos Aires y luego en Bariloche, en donde se radicó.

Masacre de las Fosas Ardeatinas y el escape

El 24 de marzo de 1944, miembros de las resistencias italianas, del Partito d’Azione (Partido de Acción), mataron a 33 soldados alemanes pertenecientes a una compañía de la policía militar con una bomba oculta en un carro de basura mientras marchaban formados por la Vía Rasella de Roma, cuando volvían del campo a su cuartel tras realizar maniobras. Hitler se enteró del suceso y mandó ejecutar como represalia a 10 italianos por alemán muerto. Se eligió a Herbert Kappler para confeccionar la lista que se realizó con presos condenados a muerte en espera de ejecución, pero cuya sentencia conllevaría la pena de muerte, judíos presos en espera de recibirse la orden de deportación a campos de exterminio y personas recientemente acusadas de terrorismo pero dejadas en libertad por falta de pruebas. Los presos se encontraban en diversas cárceles romanas que dependían del mando militar alemán, de las SS, del gobierno italiano y de una formación paramilitar fascista.
El 24 de marzo, Priebke y Karl Hass, también de la SS, con camiones facilitados por el ejército alemán, llevaron a los seleccionados a las Fosas Ardeatinas, unas minas abandonadas en el extraradio de Roma, y los introducían en ellas en grupos de a 5, ejecutándolos con tiros en la nuca. Luego dinamiteros del ejército alemán sellaron las entradas a las minas.

Leer también >>  El día que Olmedo se enojó y mató en TV a su personaje estrella

Yo trabajaba para uno de los dos diarios locales de la ciudad, y mi jefe de redacción me pidió que a partir de ese momento, fuese el encargado de investigar el “caso Priebke”, y así fue, durante los próximos tres años investigue a Priebke, a los nazis en Bariloche y en nuestro país.

Pero creo que la entrevista mas importante que realice sobre el caso, fue justamente a él, al criminal nazi, a aquel “abuelito simpático” que cada mañana me cruzaba en el barrio.

Recuerdo que llegué a su casa, ya custodiada por tres agentes de la Policía Federal, debido al pedido de extradición, y antes de ingresar me toma el brazo y en un alemán furioso me dice, “…se los mató por su ideología, no por su credo…”  me quedo mirándolo fijamente, tratando de descubrir si escuche bien, es allí cuando me repite la frase y por supuesto, su fundamento no hacía más que hundirlo en las profundidades de las Fosas Ardeatinas. Obviamente esa frase, fue el titulo de la entrevista publicada al otro día. Aquella entrevista fue también una de las pruebas que se sumaron a otras más, y a los testimonios de los familiares de las víctimas italianas.  Pero Priebke continuó, hablando y me dijo: «fue un acto legítimo» realizado «por culpa de los que hicieron el atentado de Vía Rasella», También reconoció haber matado directamente a dos de los ejecutados y sostuvo que actuó por obediencia debida, ya que, si no lo hubiera hecho, «habría pasado a integrar la lista de los condenados».

Finalmente Erich Priebke fue extraditado a Italia en donde fue enjuiciado y condenado a perpetua.  Pasaron ya,  más de 15 años y volví a Buenos Aires, en donde sigo ejerciendo mi profesión de periodista, intentando publicar algún día todas las historias escuchadas por aquellos años, sobre nazis en el sur, contadas por los viejos pobladores del lugar.  Además, sigo intentando comprender a la sociedad en la que viví; una sociedad que no sólo le brindó amparo a personas como Priebke y a otros criminales nazis, sino que también les ofreció un lugar preponderante en esa misma sociedad. Había un “pacto de silencio”, como dice mi amigo el periodista y cineasta barilochense, Carlos Echeverría.

Leer también >>  Cómo surgió la Gestapo, la temible policía secreta de Hitler

 

 

Informacion Adicional: 

Actualmente, Fernando Subirats integra el equipo de producción de Magdalena Tempranísimo, que se emite por Radio Continental y es el director del sitio de noticias www.diariocero.com.ar

Es sólo un abuelito…
5 (100%) 500 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú