En Campo de Mayo localizaron «El Campito»

El centro clandestino de torturas que funcionó en Campo de Mayo durante la última dictadura militar fue hallado en la guarnición militar por la Justicia, que ordenó realizar excavaciones para determinar si allí está enterrado el líder del ERP Mario Santucho.

Una de las entradas a Campo de Mayo – Foto Diario La Nación

El juez federal de San Martín Juan Yalj y el Equipo Argentino de Antropología Forense ubicaron el lugar donde se alzaba el centro de torturas, que había sido demolido por los militares. En el predio no quedaban vestigios de lo que fueron las instalaciones.

Pero los expertos encontraron los cimientos de lo que se conoció como «El Campito», por donde pasaron más de 2000 prisioneros, Se encontraron desperdicios y las cámaras sépticas. Sin embargo, los científicos del Equipo Argentino de Antropología Forense no encontraron restos humanos.

El terreno está ubicado en el medio de Campo de Mayo, cerca de la pista aérea y donde antes del centro clandestino funcionaban quinchos y piletas de natación, así como instalaciones de la sección perros. El lugar fue señalizado y se instaló ahora un cerco de alambre para preservarlo.

El procedimiento se llevó adelante durante un allanamiento que encabezó el juez Yalj, como parte de una causa en la que se investigan delitos de lesa humanidad cometidos en ese lugar.

«Los resultados obtenidos son de valiosa utilidad para la investigación y son coincidentes con los testimonios obrantes en la causa», dijo el magistrado, en declaraciones citadas por el Centro de Información Judicial (CIJ).

A partir de la semana próxima, los especialistas del Equipo de Antropología Forense proseguirán con las excavaciones en otras áreas de Campo de Mayo, en busca de los restos de Santucho, que el 1° de julio de 1976 se enfrentó con una patrulla del Ejército, que quiso detenerlo en un departamento de Villa Martelli, partido de Vicente López.

Leer también >>  El Gobierno reconoce la apertura de las tumbas del Valle de los Caídos

Según el testimonio del suboficial retirado Víctor Ibáñez, Santucho murió en Campo de Mayo y luego fue embalsamado y expuesto por el general Antonio Bussi como «trofeo de guerra» en 1979, durante la inauguración del llamado Museo de la Subversión, que funcionó en el predio de Campo de Mayo hasta 1996.

Un segundo testigo de identidad reservada declaró en una causa judicial haber visto el cuerpo preservado de Santucho en la morgue de Campo de Mayo, mientras que un tercer testimonio afirmó que los restos del líder del ERP fueron enterrados en «El Leprosario», dentro de la zona del Campo de Tiro.

En 1998 ya se habían realizado excavaciones en Campo de Mayo, debajo del chalet del Círculo de Suboficiales. En esa ocasión se halló una celda subterránea, pero no los cuerpos de las víctimas.
 

Fuente: 

Diario La Nación 29/9/2010

Informacion Adicional: 

Sobre El Campito:

Ese campo de concentración se ubicaba en la zona conocida como Los Tordos, de allí proviene su otra denominación. Estaba entre el polígono de tiro y el aeródromo de Campo de Mayo. Las instalaciones estaban constituidas por tres edificios: uno de chapa y dos de material. No había baños en ese lugar pero sí, tres salas de tortura y un salón destinado a la enfermería. Los detenidos eran alojados en el edificio de chapa, que antes había servido como caballeriza.

Los secuestrados que pasaron por allí estaban encapuchados y con las manos atadas con soga por delante del cuerpo. Cuando llegaban, les asignaban un número: esa era su nueva identidad. Así los llamaban sus torturadores. Los detenidos eran ubicados en pabellones de acuerdo a la importancia que los genocidas que le otorgaban como botín de guerra, clasificación que se derivaba de su pertenencia a determinada organización político- militar. De acuerdo a las instalaciones- que fueron demolidas entre 1982 y 1983-, se calcula que el Ejército podía albergar a alrededor de 200 detenidos en forma simultánea.

Leer también >>  Envejecida, descuidada, hinchada...el aspecto fúnebre de Marilyn

Fuente: www.anred.org

 

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú