El zoológico de Palermo cumple hoy 122 años

Habrá clases gratuitas de fotografía de fauna y actividades especiales. La Auditoría General de la Ciudad denunció que entre 1990 y 2008 perdió más de cien especies. Los motivos.

Hoy habrá fiesta en el Zoológico de Buenos Aires. El tradicional paseo porteño cumple 122 años y lo festejará ofreciendo clases abiertas de fotografía de fauna para aprender a retratar a los cerca de 2 mil animales que habitan su parque. La actividad comenzará a las 11 de la mañana e incluirá visitas guiadas por los circuitos de los felinos, de la sabana africana y de avistaje de aves, entre otros.

El parque, que cuenta con más de 300 especies animales, es visitado cada fin de semana por más de 24 mil personas, entre niños y adultos y, anualmente, por unos 3 millones. De lunes a viernes, se puebla de alumnos de escuelas primarias. Durante el último año recibió 2.500 visitas educativas con un total de 120 mil chicos.

Con 18 hectáreas, el Zoo porteño es considerado monumento histórico desde 1995. Junto a los animales, se levantan varios edificios centenarios que fueron diseñados por el primer director de la institución, Eduardo Ladislado Holmberg.

La idea era que cada construcción armonice con la especie para la que fue dedicada. De esa forma, los elefantes conviven con una réplica de un templo hindú, y los camellos, con un pabellón estilo árabe, mientras que las jirafas residen en una construcción tipo africana. El arco de entrada que da a Plaza Italia es una copia de uno romano. Además, el predio ubicado entre las avenidas Sarmiento, Las Heras y la calle República de la India, en pleno Palermo, tiene 35 estatuas y 11 fuentes.

En sus inicios, el Zoológico estaba en el Parque 3 de Febrero y fue poblado por una colección de animales autóctonos –maras patagónicas (roedores), guanacos y pumas– traídos por Domingo Faustino Sarmiento. Hoy pueden verse especies de todo el globo, desde cocodrilos hasta hipopótamos.

Leer también >>  Murió el hombre que quiso desafiar a Perón

Plaza Italia y detrás los portales del Parque Tres de Febrero, el actual zoológico.

Menos especies. Según un informe de la Auditoría General de la Ciudad, entre 1990 y 2008, la colección del Zoo perdió 31 especies de mamíferos y 72 especies de aves. El período prácticamente coincide con la privatización del parque, realizada en 1991.

Según la administración, la concepción moderna de este tipo de lugares es que se debe tener menos especies, pero más ejemplares de cada una. Por eso, ahora abundan las parejas, incluso con crías. “En un zoológico, hoy no corresponde tener una superpoblación de especies, sino que lo que se busca es el bienestar del animal. Entonces, hay menos especies, pero con mayor cantidad de ejemplares”, explicó Ana María Pirro, gerente de Relaciones Institucionales.

La actual concesión, a cargo de la empresa mexicana Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), vencerá en 2011 y el Poder Ejecutivo porteño ya envió a la Legislatura un proyecto para el nuevo llamado a licitación.

por G.A.

Fuente: 

Diario Perfil 30/10/2010

Informacion Adicional: 

Historia del Zoológico de Palermo:

Primitivamente se encontraba en la Av. del Libertador y Sarmiento, en los terrenos del parque iniciado por Juan Manuel de Rosas. A partir de su primer director, el Dr. Eduardo Holmberg (1888 a 1904) el Zoo adoptó un carácter más científico y se trasladó a su ubicación actual. Según su criterio, los animales debían habitar en edificios que respondieran a los estilos arquitectónicos propios de su país de origen.
Sucedió al Dr. Holmberg, Clemente Onelli entre los años 1904 y 1914. Una de sus ambiciones, concretadas durante su dirección, fué el canje de animales con instituciones del resto del mundo. Ésto, junto a la tarea dedicada por Carlos Thais en el embellecimiento de la obra arquitectónica, marca una época muy importante en la vida del zoológico.

Leer también >>  Libro recrea los 100 años del Hotel Ritz de Madrid

Luego, Adolfo Holmberg, el nuevo director, decide iniciar un sistema de supresión de jaulas, creando recintos en donde los animales se aislaban del público por fosas o zanjas de seguridad, permitiéndoles mayor libertad de movimientos.

Todo Buenos Aires tomó partido, allá por 1882, por una u otra posición: Crear o no en San Benito de Palermo, en esas épocas alejado unos 5 km. del centro, un parque digno de la Ciudad.
En 1883, Carlos Pellegrini, quien años más tarde sería Presidente de la Nación, le escribía desde Europa al Intendente de Buenos Aires:
«No hay ninguna Ciudad de mediana importancia que no tenga un Zoológico, que es el punto favorito de reunión de las multitudes». Finalmente, el 30 de octubre de 1888, por Ordenanza Municipal, nace el Zoológico de Buenos Aires, separado del Parque 3 de Febrero.

Su primer Director, Eduardo Ladislao Holmberg, un médico con inclinaciones naturalistas, dirige el Jardín Zoológico porteño durante 15 años.
Él construye la casi totalidad de los recintos y lo hace con el concepto de esa época, basado en que el Zoológico era un paseo para la gente, destinando grandes extensiones de parque para ellos y poco espacio para los animales, razón por la cual los recintos son de tipo carcelarios.
Por otro lado, sostenía que los edificios donde eran exhibidos los animales, debían responder arquitectónicamente al país de origen de los mismos.

La gran belleza de los edificios es lo que ha hecho que sean declarados «Monumentos Históricos».
En 1904 y durante dos décadas, hablar de Clemente Onelli, segundo Director del Zoológico, era en la Ciudad de Buenos Aires, hablar del prestigioso Zoológico Municipal.

Un pintoresco italiano que unía su condición de sabio naturalista con una gran dosis de simpatía, no sólo le dio la jerarquía científica a dicho paseo, sino que lo popularizó al máximo imprimiéndole un sentidoeminentemente didáctico, a través de carteles indicadores y confección de guías.
Él implementó paseos en Elefante, en Camello, en Ponys; haciendo que los visitantes aumentaran diez veces en número en el primer año de su gestión.

Leer también >>  El domingo en familia y por la tele

De 1 500 personas en 1903 visitaron el Zoológico 15 000 a fines de 1904.
Formado en la Universidad de Roma, nunca pudo despojarse de la idea de grandeza del Imperio Romano y a él se le deben los edificios y monumentos románicos que se ven en el parque.
Murió en 1924 y lo sucedió el tercer Director de prestigio, Don Adolfo Holmberg, sobrino del primer Director, quien estuvo al frente de la Institución hasta 1944.

A partir de él, se sucedieron unos a otros los directores políticos, amigos del Intendente de turno y con ellos, el deterioro progresivo del Zoológico, hasta convertirse a principios de la década del 90 en un Zoológico que había dejado de cumplir su función.

Incluido en un proyecto general de privatizaciones, impulsado por el Gobierno Menemista, que destruyo el aparato productivo de la república en la decada del 90, alentado por las ideas neoliberales, pasó a manos privadas en 1991. A partir de allí, comienza la remodelación del mismo, con un cambio sustancial de concepto:
«Eliminar las rejas y convertir las Jaulas en ambientes sustitutos». Muchos vecinos critican la nueva gestión por tratarla de mercantilista y fomentar un shooping zoo.

Fuente: Palermo On Line

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú