El verdugo nazi Erich Priebke camina por las calles de Roma

Está bajo arresto domiciliario. Pero aún así va al mercado, a la farmacia y a misa. Está condenado a cadena perpetua.

Erich Priebke, en un mercado en Roma

El ex oficial de la Gestapo Erich Priebke, capturado en Bariloche en 1994 y condenado en Italia a cadena perpetua como uno de los verdugos nazis de 335 italianos en Roma, en 1944, es quizás, a los 97 años, el preso más viejo del mundo . Está bajo arresto domiciliario por su avanzada edad pero, según se supo ayer, sale a la calle escoltado por la policía para ir a misa, al supermercado, a la farmacia y a satisfacer “las exigencias indispensables de la vida” .

Priebke se refugió en la Argentina con su familia poco después de la Segunda Guerra Mundial tras escapar de un campo de concentración inglés. Se radicó en Bariloche.

Su abogado Paolo Giachini, en cuyo domilicio romano reside Erich Priebke manifestó que su defendido “ desde hace un año goza de estos permisos por la aplicación del código de procedimientos penales”.

La noticia fue hasta ahora reservada pero el abogado Giachini decidió ayer divulgarla “para evitar instrumentalizaciones”.

El patrocinador de Priebke protestó porque el ex oficial de la Gestapo debe avisar con 36 horas de anticipación cuando quiere salir y es constantemente escoltado por la policía.

El abogado dijo que Priebke sale a la calle porque la persona que le hacía los trámites fuera del arresto domiciliario “ya no puede ayudarlo porque tiene problemas de salud”.

“Por eso pedimos al Tribunal Militar de Vigilancia que aplique lo que prevé la ley en estos casos”.

Leer también >>  La historia de Hanns Alexander, el judío cazador de nazis

Algunas fotos muestran a Priebke por la calle, en un supermercado y haciendo compras en una farmacia.

La custodia policial se explica también por el temor de que alguna persona agreda a Priebke, aunque el abogado dijo que “no creo que nadie tenga deseos de acciones violentas contra un anciano de casi cien años”.

Giachini dijo que la permanente vigilancia policial “es un abuso” porque “ni en la Iglesia puede rezar solo”.

Erich Priebke era un oficial de las SS en Roma y fue el encargado con otros miembros de la Gestapo de asesinar a 335 italianos como represalia por un atentado en el centro de Roma que costó la vida a 33 soldados alemanes en 1944.

El estrago se consumó unos meses antes de la liberación de Roma por los aliados en unas cuevas sobre la vía Ardea, llamadas Fosas Ardeatinas. Las víctimas, en buena parte judíos romanos, fueron capturadas por los ocupantes alemanes en sus casas , en la calle y hasta en la prisión romana de Regina Coeli para cumplir una orden que venía personalmente de Adolf Hitler.

El presidente de la comunidad judía romana, Ricardo Pacifici, comentó que “estamos asistiendo a una ridícula farsa en la aplicación del derecho en nuestro país ”. Pacifici comentó que Priebke incluso pidió autorización para ir de vacaciones fuera de Roma, y reclamó que el ministro de Justicia “aplique con rigor el arresto domiciliario, porque los crímenes contra la humanidad no prescriben”.

por Julio Algañaraz
 

Fuente: 

Diario Clarín 6/10/2010

Informacion Adicional: 

Qué fue la Masacre de las Fosas Ardeatinas:
 
Durante una operación bélica, el 23 de marzo de 1944, los partisanos italianos mataron a 33 soldados del ejército alemán. La acción tuvo lugar en el centro de Roma, en la Vía Rasella, donde todavía se pueden ver los indicios de las explosiones.

Leer también >>  Revelan que ya fue restaurado en 2007 y sin desmantelarlo

A raíz de esta acción de los partisanos, Hitler ordenó que Roma fuese arrasada y que toda su población fuera deportada a Alemania. El general Kesselring, que en aquel momento era el comandante en Roma, decidió que como represalia contra el pueblo romano se mataran a 10 italianos por cada soldado alemán muerto.

La vergonzosa masacre fue confiada al coronel Kappler y al capitán Priebke, ayudados por el jefe de la policía fascista Caruso. Hicieron asesinar a 335 personas de un disparo en la nuca en las Fosas Ardeatinas.

Las Fosas Ardeatinas situadas cerca de la calle Ardeatina se convirtieron más tarde en un monumento a la barbarie. El monumento construido en 1949 es muy sencillo y su arquitectura, muy lineal. En las cuevas, el grupo escultural representa simbólicamente a las 335 víctimas asesinadas en su interior.

Fuente: www.romewellcome.com

Interior de las Fosas Ardeatinas

 

 
 

El verdugo nazi Erich Priebke camina por las calles de Roma
4.7 (93.76%) 455 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú