El triste final de Mandela

La secretaria del fallecido líder sudafricano Nelson Mandela revela en sus memorias las luchas familiares y humillaciones que rodearon al ex presidente durante sus últimos meses de vida.

La secretaria del fallecido líder sudafricano Nelson Mandela, conocida como su «nieta honoraria», revela en sus memorias las luchas familiares y humillaciones que rodearon al ex presidente durante sus últimos meses de vida.

En una entrevista publicada por el diario sudafricano «Sunday Times», Zelda La Grange adelantó algunos de los polémicos incidentes que relata en su libro -que se publicará mañana- y que presenció durante los dieciséis años que trabajó al lado del que define como el «mejor hombre de la historia». Según contó La Grange, la viuda de Mandela, Graca Machel, fue «la única persona que realmente lo hacía feliz» y sufrió humillaciones como la de tener que obtener una acreditación para el funeral de su marido. «No conozco a ninguna persona viva que haya sido tratada con tanta falta de respeto como la gente mostró hacia la señora Machel», relató. En el libro, titulado «Good Morning, Mr. Mandela» («Buenos días, Señor Mandela»), la ex secretaria también aborda sus recuerdos de infancia, los años de «apartheid» y cómo se convirtió en la asistente de Madiba. «Espero la reacción de mucha gente. Nunca se puede escribir algo o exponerse así y esperar que nadie esté molesto por ello. Yo no voy a participar en peleas públicas. Sé que he dicho la verdad y que no hay una línea que pueda ser impugnada en el libro», dijo La Grange. La sudafricana comenzó a trabajar a los 23 años como la mecanógrafa del presidente, que entonces tenía 75 años, y poco después se convirtió en su asistente de confianza, su portavoz y en su «nieta honoraria». Según criticó La Grange, la familia de Mandela utilizó su delicado estado de salud para «intervenir y empezar a controlar los asuntos a su favor». Durante sus últimos meses de vida, explicó, prohibieron las visitas de algunas de sus personas más cercanas e incluso a personajes como la actriz Charlize Theron o el cantante Bono se les negó inicialmente el acceso al estadio FNB de Soweto (Johannesburgo) que acogió la ceremonia religiosa en memoria del ex presidente. Un porcentaje de las ganancias por el libro será donado por la misma autora a la Fundación de Nelson Mandela con el objetivo de proteger y mantener el legado de su fundador. Fuente: 

Leer también >>  Auschwitz, la noche más oscura

www.clarin.com 18/6/2014

4.5
707
Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú