El tango, baile arrabalero con una «historia negra»

«Si bien siempre estuvo ese rumor más o menos fundado de la presencia negra en el tango, fue mal estudiado y peor comprendido», explica a Efe Cirio, promotor de la exposición «Historia negra del tango», que acaba de inaugurarse en Buenos Aires.

 

Fragmento de una partitura de Montevideo, cuya data sería de 1869. Pertenece a «Relámpago», coros y tangos de Allú – Ilustración de «Tango – un siglo de historia 1880/1980»

El antropólogo decidió entrar en contacto con la comunidad argentina de ascendencia africana para saldar esta «deuda histórica y social con uno de los grupos fundadores de la patria».

Bajo el lema de que «todo tiene su historia negra, pero de ésta estamos orgullosos», el antropólogo ha organizado una muestra compuesta por más de un centenar de piezas que pretenden avalar este pionero enfoque sobre una realidad que había sido vagamente tratada a nivel académico y siempre desde una perspectiva blanca, recuerda Cirio.

Partituras, discos y fotografías de época originales y en su mayor parte inéditas cedidas para la ocasión conforman un recorrido que arranca en las últimas décadas del siglo XIX y analiza el candombe, «la música y el baile distintivos y emblemáticos de esta comunidad», y la música de las comparsas de carnaval, que para Cirio dibujan el contexto en el que nació el tango.

La exposición ahonda en la presencia de afroargentinos en los diferentes períodos del tango como género, a partir de la figura de Rosendo Mendizabal, «un hito indiscutible» en los orígenes del tango, opina el especialista.

La mayor «joya» de la muestra, instalada en el museo Casa Carlos Gardel, es una partitura original de 1897 de «El Entrerriano», una de las más destacadas composiciones de Mendizabal, cuya publicación marcó para Cirio el origen de la «Guardia Vieja» como período estilístico del tango.

La exposición destaca también las figuras del compositor y músico Leopoldo Ruperto Thompson, quien introdujo el llamado estilo «canyengue», y del pianista y compositor Horacio Salgán, cuyo tango «A fuego lento» fue «el germen de todo el movimiento estético de Astor Piazzolla y su escuela», asegura el antropólogo.

Otro de los compositores destacados en la muestra es Enrique Maciel, cuyo vals «La pulpera de Santa Lucía», de 1929, es a juicio de Cirio «el himno, la obra emblemática de los valses criollos».

Leer también >>  Por qué se celebra el 1° de Mayo

«Desde el origen del tango hasta el presente siempre ha habido músicos, compositores y bailarines negros», explica a Efe Horacio Torres, director del museo, quien recuerda que dos de los seis guitarristas de Gardel eran afroargentinos.

Completan la muestra partituras y discos de compositores blancos como Sebastián Piana o músicos como Alberto Castillo, que tratan desde diferentes perspectivas la temática de la negritud.

Cirio considera que lo innovador de esta propuesta es que «nunca antes la comunidad afroargentina había sido consultada y estudiada, nunca antes se le había dado la palabra, la voz y el voto en esta historia».

A su juicio, «en el mejor de los casos, quienes escribieron a favor de esta teoría lo hicieron basándose únicamente en documentos escritos producidos por blancos, lo cual no es malo en sí mismo, pero es parcial, y, como toda verdad parcial, termina siendo falsa».

«Esta cuestión ha sido mal estudiada por falta de pruebas, pero fundamentalmente por la estrechez teórica de una visión europeísta, resultante de cómo nos pensamos los argentinos como nación», en cuya construcción de la identidad «se enfatizó un proyecto blanco europeo y se cubrió con un manto de olvido a otras tradiciones culturales anteriores, como la negra o la aborigen», concluye. EFE
 

Fuente: 

Diario ABC 25/4/2010

Informacion Adicional: 

¿Hay negros en Argentina? 

«En Argentina no hay negros». Esta frase está instalada en el imaginario popular.

La merma de la población negra se debe principalmente a las guerras, explica Pigna. 
Remontémonos a la historia. En 1813 se declaró en el Virreinato del Río de la Plata -actual República Argentina- la «libertad de vientres», por la cual los futuros hijos de las esclavas serían libres.
Pero recién en 1853 se terminó efectivamente con la esclavitud, mediante una nueva constitución que abolía esa práctica en todo el país.

Según indican los censos de la época, en el siglo XIX, al terminar la época colonial, uno de cada tres habitantes del actual territorio argentino era negro. Pero, con los años, la población afrodescendiente decayó en forma abrupta.

El historiador Felipe Pigna le explicó a BBC Mundo que el principal motivo de esa merma fueron las guerras: «la primera razón son las guerras de la independencia, donde muchas familias patricias, en lugar de mandar a sus hijos mayores, mandaban a los esclavos».

Leer también >>  Hallan vajilllas del siglo XVII en Monserrat

Otros factores de pérdida -explicó Pigna- fueron las guerras civiles, donde participaron gran cantidad de negros. Y un tercer momento es la Guerra del Paraguay, «donde hay una gran mortandad de negros en el frente de combate».

Estadísticas

A diferencia de países vecinos como Uruguay o Brasil, en Argentina no es tan frecuente ver personas negras por la calle. Sin embargo, activistas afrodescendientes rechazan esa negación de la presencia africana en el país.

Uno de ellos es Miriam Gomes, hija de inmigrantes africanos y vicepresidenta de la Sociedad Caboverdeana Argentina, que participó en la realización de un estudio estadístico sobre afrodescendientes.

Hay casi dos millones de afrodescendientes en el país

Miriam Gomes, vicepresidenta de la Sociedad Caboverdeana Argentina 
Según le explicó a BBC Mundo, «el 5% de los encuestados respondieron afirmativamente a la pregunta: ¿existe en este hogar alguna persona que se considere afrodescendiente, o descendiente de africanos negros?»
Vale la pena destacar que estudios realizados por censistas del INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) con apoyo del Banco Mundial arrojaron resultados similares.

Al proyectar el estudio a nivel nacional, la conclusión fue que «hay casi dos millones de afrodescendientes en el país». Miriam Gomes le explicó a BBC Mundo que para ella ser afrodescendiente «es ser negro». «Es una decisión política», remarcó.

Seguramente estamos hablando de algún componente de sangre africana, pero dos millones de negros seguro que no hay. Sin embargo, el historiador Felipe Pigna relativizó semejante cantidad y señaló que «seguramente estamos hablando de algún componente de sangre africana, pero dos millones de negros seguro que no hay».
«Lamentablemente, ha habido una desaparición física de la cultura negra. Eso no quiere decir que no haya que trabajar para rescatarla, pero no se puede pasar a decir automáticamente que los negros siguen vivos y que hay dos millones de negros. Acá hay una escasa presencia de la cultura africana, hoy en día.»

Ausencia versus negación

«La pregunta no es por qué no hay negros en Argentina, sino por qué no los vemos cuando sí los hay», señaló Miriam a BBC Mundo. «Esto tiene que ver con lo que yo llamo una ‘invisibilización’ de los negros y con el hecho de que fueron replegándose hacia el interior del país».

Leer también >>  La triste historia de amor detrás del suicidio de Leopoldo Lugones

«El imaginario popular repite constantemente que Argentina es Europea», dice Gomes.
«El problema es que cuando se dice ‘negro’ todos piensan en el estereotipo, en Kunta Kinte (personaje de la vieja serie televisiva ‘Raíces’). Pero negro en Argentina puede ser alguien como yo, es amplio».
«Además -protestó Miriam- el imaginario popular repite constantemente que Argentina es europea, que Buenos Aires es ‘la París de América’ y una serie de mitos que no condicen con la realidad».

Miriam recordó la anécdota del ex presidente Carlos Menem, a quien estando en una universidad en el extranjero le preguntaron si hay negros en Argentina y respondió «no, ese problema lo tiene Brasil».

«Fijate la doble falacia instalada desde lo oficial: primero decir que en Argentina no hay negros ¡y además decir que son un problema!».

Cultura afro

¿Y cuánta presencia de la cultura africana hay en Argentina? Según Miriam Gomes, «muchísima». Según Felipe Pigna, «muy poca».

  PALABRAS DE ORIGEN AFRICANO
Candombe
Marimba
Tango
Matungo
Mandinga
Dengue
Mucama

 

Pigna rescató «el tango -que evidentemente tiene una raíz negra- algo del ritmo africano que ha quedado en el folklore argentino, algunos ritos paganos. Pero no mucho más, porque es una cultura que no ha sobrevivido demasiado».
Gomes, asimismo, enumeró «el tango, que es afroargentino, el candombe argentino, que no es el uruguayo y muchas manifestaciones que están teñidas de lo afro.»

Además, Miriam destacó la «cantidad increíble de palabras de origen africano que hay en el castellano del Río de la Plata: candombe, marimba, tango, matungo, mandinga, cafúa, dengue, mucama¿».

Si bien los criterios pueden diferir, lo cierto que es que los descendientes de esclavos negros en Argentina no tienen tanta presencia como en países vecinos, pero existen y muchos de ellos están trabajando para conseguir hacerse ver.

por Rosario Gabino – BBC Mundo – 16/3/2007

 
 

El tango, baile arrabalero con una «historia negra»
5 (100%) 510 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú